Exhortan a colegios a cumplir la ley en contra del matoneo

Exhortan a colegios a cumplir la ley en contra del matoneo

Van 2 fallos que piden fomentar tolerancia, respeto a alumnos LGBTI y mantener convivencia a la vez.

notitle
01 de octubre 2015 , 09:06 p.m.

Un llamado de atención hizo el Consejo de Estado a las instituciones educativas para que adopten las medidas necesarias que permitan detectar, atender y hacer el respectivo seguimiento de las situaciones de violencia y matoneo escolar.

Así lo dio a conocer la magistrada de la Sección Primera de esta sala, María Claudia Rojas Lasso, al indicar que “los colegios tienen que ser respetuosos de las orientaciones sexuales de las personas”.

Sin embargo, aclaró que esto no significa que “ni en el caso de los homosexuales, ni en el caso de los heterosexuales, sean permitidos ciertos comportamientos que vayan en contra de la disciplina o la moral”.

La ponencia de la magistrada señala que quien debe detectar las situaciones anómalas de comportamiento son los colegios. Por tanto, dice ella, no basta con la adecuación de los manuales de convivencia y que estos se ajusten a las normas nacionales al respecto, sino que se debe ejecutar a cabalidad todo lo expresado allí.

El pronunciamiento se hizo dentro de un fallo de tutela radicado por una madre que aseguraba que su hijo era víctima, en su colegio de Bogotá, de matoneo por parte de sus compañeros y hasta por su profesora, que le decía que era un homosexual, razón por la que el adolescente debió abandonar sus estudios.

En este caso, la Sala demostró que las medidas que deben tomarse para el adecuado tratamiento de actos de violencia escolar mostraron ser inoperantes en ese plantel, pues el joven debió soportar la quema de su uniforme, situación que fue conocida por la psicóloga, quien omitió informar de ese suceso al Comité de Convivencia Escolar, para que este, a su turno, activara el Protocolo de Atención Integral, contemplado en la Ley 1620 del 2013, de Convivencia Escolar.

En el presente caso se negó la tutela debido a que el denunciante no aportó las pruebas que demostraran el ciberacoso, pero en el fallo se le ordenó a la madre del menor que en el término de 48 horas después de notificada esta decisión se contactara con la EPS Saludcoop, para que preste el servicio terapéutico profesional que requieren todos los miembros del núcleo familiar del estudiante.

El fallo concluye que “los menores de edad tienen derecho a que se les proteja del acoso escolar, por constituir una forma expandida de afectación de la honra y dignidad, y una conducta que impacta negativamente en el desarrollo integral de la comunidad estudiantil”.

Una decisión polémica

Consejo de Estado se suma al de la Corte Constitucional del 21 de agosto por el caso de Sergio Urrego, que por medio de una sentencia le ordenó al Ministerio de Educación modificar los manuales de convivencia para promover la tolerancia ante la diversidad y orientación sexual de los estudiantes.

La orden fue rechazada por el procurador, Alejandro Ordóñez, quien presentó una acción de nulidad argumentando que les quita autonomía a las instituciones educativas. “Atenta contra el derecho de los colegios que han optado por una doctrina o concepción de vida, y eso está protegido por la Constitución”, dijo.

Para Carlos Fradique Méndez, experto en derecho civil, de familia, infancia y adolescencia, la autonomía no se vería afectada. Según él, lo que deben hacer los planteles es adaptar su manual con base en las necesidades de su comunidad, pero buscando la promoción de la tolerancia.

Advierte que “en los manuales sí se deben establecer los parámetros de comportamiento y de cercanía entre parejas tanto heterosexuales como homosexuales”.

Pero para Javier Suárez, presidente de la Fundación Marido y Mujer, con este fallo la Corte sometería a los colegios a permitir “conductas excesivas de afecto”. Añade que “los planteles educativos no pueden someterse a que cada quien se comporte como le parece”. Dice que tanto los padres de familia como los psicólogos deben intervenir si se identifica un comportamiento homosexual y que debe haber una regulación que prohíba muestras excesivas de afecto en los salones y espacios educativos: “A los homosexuales se les deben reconocer sus derechos después de los 18 años; cuando son menores de edad se deben regir por la formación en valores que les den su institución y sus padres”.

VIDA / EDUCACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.