Nuevo desafío en las aduanas

Nuevo desafío en las aduanas

Un grave problema enfrenta Colombia con el aumento del contrabando en el mercado de celulares.

01 de octubre 2015 , 07:54 p.m.

Un momento complejo vive en Colombia el mercado de los celulares. Afectado por la inestabilidad del precio del dólar, la cual elevó el valor de los teléfonos hasta en un 40 por ciento en pocos meses, también ha sentido el efecto de la eliminación de las cláusulas de permanencia.

Un escenario que ha favorecido un aumento del contrabando. Al común, ese que filtra teléfonos de manera granular por rutas no establecidas para el ingreso legal de mercancías, se suma ahora el técnico, fenómeno que introduce al país móviles de manera legal a través de puertos y aeropuertos, responsabilidad directa de la Dian.

Cálculos de expertos de la industria indican que el 25 por ciento de los celulares que reciben el sello de legalidad de la Dian se declaran con un valor igual o inferior a los 5 dólares (unos 15.000 pesos). Se han detectado incluso manifiestos de importación en los que el valor de cada equipo, en volúmenes de 20.000 o más unidades, es de 6 centavos de dólar.

Las rutas de importación de estos dispositivos, a todas luces de contrabando, también son comunes y reiterativas. Salen de Vietnam, Singapur, Malasia e incluso Bután, para transitar por varias islas del Caribe hasta llegar a Colombia.

Aquí no solo está perdiendo el país, pues los impuestos de cada unidad son del 16 por ciento de su risible valor de importación. También pierden los ciudadanos, pues estos móviles no cumplen con los estándares internacionales de radiación electromagnética ni de toxicidad de sus materiales.

Adicionalmente, no vienen preconfigurados para interactuar de manera adecuada con las redes locales, lo que supone complicaciones técnicas que impactan los indicadores de calidad de servicio en una estructura ya de por sí congestionada.

No se pide un profundo conocimiento técnico de las autoridades aduaneras para detectar este fenómeno. Un poco de sentido común y el cruce básico de información serían suficientes para enfrentar este nuevo desafío, algo que no solo ayudaría a proteger a esta industria , sino, además, a los colombianos de una peligrosa basura electrónica que en el futuro se convertirá en una grave problemática sanitaria y ambiental.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.