En video: la impresionante fuerza de los arroyos de Barranquilla

En video: la impresionante fuerza de los arroyos de Barranquilla

En total 12 vehículos fueron arrastrados por las aguas tras el aguacero del miércoles.

notitle
01 de octubre 2015 , 08:03 a.m.

Las emergencias causadas por las lluvias de este miércoles en Barranquilla dejaron un saldo de 12 carros arrastrados por los arroyos, 87 viviendas destechadas en el sur de la ciudad y 22 emergencias ocasionadas por árboles caídos y redes eléctricas en el suelo. El aguacero se sintió con contundencia pasado el mediodía, y estuvo acompañado de una fuerte brisa que en algunos sectores fue calificada como “vendaval”.

Los casos más dramáticos se presentaron en el arroyo de la calle 76, donde un conductor fue rescatado por un grupo de ciudadanos, y en La María, donde las aguas arrastraron un bus de Transmecar que no llevaba pasajeros.

“Afortunadamente no hubo víctimas”, dijo el comandante del Cuerpo de Bomberos de Barranquilla, Jaime Pérez, al confirmar que no hay reporte de personas desaparecidas.

En la calle 76 con carrera 53, el ciudadano Jaime Atencia participó en el rescate del conductor de una camioneta Jeep Cherokee. Según Atencia, el conductor estaba preso de los nervios y en un momento le dijo que lo soltara, que ya estaba cansado de luchar contra la corriente. Sin embargo, lo animó a resistir y pudo sacarlo del vehículo.

Francisco Guerra Chaparro no tuvo más opción que ver con impotencia cómo las aguas movieron su Ford Festiva desde la calle 47 con carrera 44, hasta la calle 54 con carrera 46, hasta las obras de canalización del arroyo La María.

Antes de caer la noche del pasado miércoles, Guerra, quien irónicamente hace 28 años fue asistente del coordinador del proyecto, Yuji Morioka, misión japonesa que llegó a Barranquilla para encontrarle solución al problemas de los arroyos, se resignó a que su vehículo quedó estropeado y en el fondo de una excavación de las obras, cerca al estadio de béisbol Tomás Arrieta.

Una retroexcavadora y una motobomba fueron necesarios para el rescate del carro modelo 94. En total, los bomberos utilizaron tres de sus máquinas para atender las emergencias.

“Como sabemos, lo propuesto por esa misión que vino a la ciudad fue desechado y hoy, tras más de dos décadas, es triste que todavía no tengamos verdaderas soluciones para los arroyos”, comentó Guerra, de 56 años.

La empresa Electricaribe, por su parte, estableció que las lluvias afectaron los circuitos Siape, Nueva Granada, Nogales, Las Malvinas, Rayón Norte, Auxiliar 1, Río 8 y 9, Astilleros, San Francisco, Santa Ana, Florida, El Golf, Delicias, Olaya, Juan Mina, Auxiliar 1, Centro, Galapa; y en las subestaciones Sabanalarga, Aeropuerto 2, Puerta de Oro y Unión.

La compañía indicó en un comunicado que dispuso de vehículos pesados, carros tipo canasta y brigadas en tensión para resolver los daños.

Las brisas sacudieron con violencia los barrios Siete de Abril y Carrizal, donde 87 casas perdieron las láminas de sus techos.

La Oficina de Gestión del Riesgo evaluó en la noche los daños y realizó el censo para entregar las ayudas. Las brisas, según datos oficiales, alcanzaron los 13 kilómetros por hora.

Un árbol cayó sobre un vehículo en la carrera 45 con calle 55, mientras en la carrera 44 con calle 60 y el Paseo Bolívar varios palos taponaron las vías.

Contrario a lo sucedido en anteriores aguaceros, no se reportaron daños en las obras de canalización y ampliación de la calle 84.

“Cada vez que llueve decimos lo mismo, pero es importante continuar repitiendo el mensaje: señores conductores, no crucen los arroyos”, pidió el comandante de Bomberos.

Aprovechan para robar bus

En inmediaciones del parque Almendra, en Barranquilla, tres delincuentes que fingían bañarse bajo el aguacero que cayó este miércoles aprovecharon la confusión y escasa visibilidad que había en el sector para lanzar piedras contra un bus interdepartamental y detener su marcha. Acto seguido subieron al vehículo y despojaron a los pasajeros de sus celulares, dinero en efectivo y otras pertenencias.

No les importó que muy cerca del sitio del atraco se encuentre ubicado un CAI de la Policía. El bus, de la empresa Expreso Atlántico, cubría la ruta Barranquilla – Sabanalarga. Su desplazamiento era lento debido al aguacero y los arroyos que corrían por las calles de la capital del Atlántico. Una joven que llevaba en sus brazos a un niño resultó herida por las piedras.

BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.