Principal sospechosa de muerte de joven es profesora de cosmetología

Principal sospechosa de muerte de joven es profesora de cosmetología

Erika Ordóñez es señalada de llevar a cabo el procedimiento estético en que falleció Angie Mendoza.

notitle
29 de septiembre 2015 , 07:54 a.m.

"De pechos grandes, alta, piel blanca, cabello oscuro y de una edad entre los 45 y 50 años”. Así describió una moradora del edificio María Eugenia Ballestas, en el norte de Barranquilla, a Erika Soraya Ordóñez Rodríguez, implicada, según la Policía, en la muerte de Angie Carolina Mendoza Cera, quien fue abandonada, agonizante, en la sala de urgencias del Hospital Metropolitano, tras haberse sometido a un procedimiento estético, en la tarde del pasado viernes.

Las características suministradas a las autoridades por una de las vecinas del apartamento 405, a donde la joven acudió para practicarse una cirugía de glúteos, fueron fieles a las fotografías que reposan en el perfil de la red social Facebook de Ordóñez Rodríguez, quien en realidad cuenta con 49 años.

EL TIEMPO pudo confirmar que la mujer, la misma que habría trasladado a Angie Carolina al Hospital Metropolitano a bordo de un vehículo Kia color vinotinto, trabajaba como profesora de la Escuela de Cosmetología Estética y Salud, María Eugenia Ballestas, la cual está ubicada al frente del edificio que sería utilizado como consultorio para los diferentes procedimientos.

"Trabajó hasta ese día, porque me imagino que sabe lo que le ocurrió. El día del accidente ella estaba activa con nosotros", contestó Faride Ballestas, de esa academia de estética.

Sobre los otras dos personas que son buscadas por las autoridades, Susan Chapman Ordóñez y su esposo David Jinete Jinete, hija y yerno de Erika Ordóñez, una persona allegada a la familia y quien quiso mantener oculta su identidad, aclaró que la joven nada tiene que ver con la muerte de Angie Carolina Mendoza, sepultada el pasado domingo en el cementerio Los Olivos, en la vía al mar que de Barranquilla conduce a Cartagena.

La fuente explicó que en el momento de la cirugía, el pasado viernes, Susan Chapman, sobrina del excandidato a la alcaldía de Soledad (Atlántico), el empresario Enrique Chapman Bacca, se encontraba en otro lugar realizando sus prácticas profesionales.

Sin embargo, se exige que comparezca ante la justicia, ya que varios testimonios obtenidos por los investigadores la señalan de ser quien apoyaba a su madre cuando le realizaban los procedimientos quirúrgicos invasivos. En cuanto a David Jinete, con quien Chapman tiene un bebé de cinco meses, se trata de establecer si era quien inyectaba a las pacientes con biopolímeros, aunque lo que sí se confirmó es que el apartamento del edificio María Eugenia Ballestas aparece a su nombre.

Cirugía a escondidas

Ni James Jiménez, esposo desde el 2013 de Angie Carolina Mendoza Cera, ni sus familiares más cercanos tenían conocimiento de que la joven se expondría al riesgo del procedimiento estético que propició su muerte y menos que sería en un lugar clandestino. Al parecer, solo la amiga que la acompañaba aquella fatídica tarde sabía lo que iba a hacer, pues la versión que la víctima anunció antes de salir de su vivienda en el barrio San Isidro, en el suroccidente de Barranquilla, era que haría una visita de rutina al médico porque se sentía indispuesta.

Por lo pronto, será la necropsia la que indique qué tipo de sustancia fue inyectada en los glúteos de Angie Carolina, nacida en el barrio Salamanca de Soledad (Atlántico), quien dejó una niña de un año de vida.

Durante el procedimiento, la aguja utilizada, al parecer, perforó una arteria, lo que causó su complicación de salud. Testigos que se encontraban fuera de la entrada a Urgencias del Hospital Metropolitano relataron que la pareja de ocupantes, al parecer Erika Ordóñez y Jinete, consiguieron marcharse con la excusa de que regresarían por los documentos de Angie Carolina, quien falleció a los minutos por complicaciones cardiacas.

Familiares de Angie Carolina precisaron que no era la primera vez que asistía a ese lugar. Hace tres meses, la joven se sometió a un procedimiento de lipoescultura, pero se desconoce el lugar en que se lo hizo.

Alma Solano, secretaria de Salud del Distrito, por su parte, reiteró que el lugar al que acudió Mendoza no es un centro de estética ni nada que se le parezca. “Es una casa donde hay varios apartamentos y en uno de ellos, que no cuenta con registro comercial ni razón social, había pactado una cita para realizarse unos procedimientos", recalcó la funcionaria.

Lo cierto es que entre las cerca de 100 instituciones que gozan de la autorización en la ciudad para dedicarse a la actividad estética, incluidos los procedimientos, no aparece ninguna que esté ubicada en la dirección de donde fue sacada la joven para luego terminar abandonada en el hospital en que falleció.

La presidenta de la Asociación de Medicina Estética Colombiana, Nancy Ramos, mostró su preocupación por el caso de la joven Mendoza Cera y recomendó enfáticamente a los pacientes investigar la procedencia de las personas que están a cargo de los procedimientos estéticos y revisar si estos lugares cuentan con la aprobación de la Secretaría de Salud. Para esto, se puede constatar en su página web.

Héctor Peñaranda, médico especialista en cirugía plástica, alertó que en Barranquilla son comunes los procedimientos en condiciones similares a los ejecutados en la joven fallecida. El profesional de la salud insistió en la importancia de ponerle atención a las complicaciones que la mayoría de veces no se evidencian sino hasta meses o años más tarde.

BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.