El Gaula dio de baja a 'Pijarbey', capo de los llanos orientales

El Gaula dio de baja a 'Pijarbey', capo de los llanos orientales

Autoridades temen por lo que pueda pasar con la disputa por el poder entre cabecillas de la banda.

notitle
28 de septiembre 2015 , 07:42 p.m.

Cinco hombres de su más entera confianza lo abandonaron cuando un grupo élite del Gaula de la Policía entró en un rancho ubicado en lo más profundo de las sabanas del Vichada.

Así cayó el pasado domingo el temido Martín Farfán Díaz González, alias ‘Pijarbey’, el último gran capo de los llanos orientales.

Según las autoridades, en el operativo en el que murió ‘Pijarbey’ también fue capturada una mujer, quien al parecer era su cocinera personal.

El rancho, ubicado cerca del río Tomo, está a dos horas y media del casco urbano de Cumaribo, Vichada, y es una de las humildes construcciones que conforman el caserío de Asocortomo.

Un grupo especializado del Gaula de la Policía se infiltró durante dos semanas entre la población campesina de Asocortomo, lugar donde según reportes de inteligencia técnica y fuentes humanas lograron dar con el paradero del delincuente.

‘Pijarbey’, de 39 años, era el jefe de la banda criminal ‘libertadores del Vichada’, una de las estructuras disidentes del Erpac de ‘Cuchillo’, responsable de controlar las rutas de la cocaína en Meta, Guaviare y Vichada hacia la frontera con Venezuela y de allí, a través de pistas clandestinas a Centroamérica.

El hombre también es señalado de realizar extorsiones a ganaderos, agricultores y comerciantes, así como de ordenar homicidios.

‘Pijarbey’ estaba aislado, en el lugar donde se hallaba no tenía ningún tipo de comunicación, ni siquiera de celular.
“Tenía dos celulares Blackberry, desde donde llamaba desde sitios en los que encontraba señal y luego regresaba al rancho”, dijo el general Fabio López, director del Gaula de la Policía.

El narco estaba aislado para evitar ser detectado por la Fuerza Pública o por sus enemigos de la banda ‘bloque Meta’, contra la que libraba una violenta guerra que dejó cerca de 200 víctimas mortales.

Desde el rancho el capo divisaba gran parte de la sabana y podía observar el movimiento de helicópteros y vehículos. Además, manejaba una red de informantes en la región para que le avisaran si veían sospechosos.

El general López, quien coordinó la operación ‘Llanura’ contra el narco, dijo que ‘Pijarbey’ llevaba 20 años delinquiendo y que llegó a tener 17 órdenes de captura. Sin embargo, solo tenía tres vigentes: por concierto para delinquir, homicidio agravado, terrorismo y porte ilegal de armas.

Díaz González también hizo parte de las tropas del Batallón Serviez del Ejército, pero al salir de esta unidad se vinculó con las autodefensas, allí fue donde conoció a ‘Cuchillo’.

El pasado domingo, el disparo de un francotirador acabó con su vida. Segundos antes hubo un corto enfrentamiento con los comandos de la Policía. Cuando se vio cercado hizo varios disparos con la pistola 9 milímetros que las autoridades encontraron junto a su cadáver.

También hallaron una escopeta y dos memorias USB. El cuerpo del ‘Pija’, como lo llamaba su gente más cercana, fue trasladado al instituto de Medicina Legal de Villavicencio.

La mujer capturada fue herida durante el operativo y es atendida en un hospital de la capital del Meta.

Tensión en la región por acción de los sucesores del capo

La caída de un capo del peso criminal de alias ‘Pijarbey’ no es motivo de profundo alivio y descanso para las autoridades ‘antimafia’, que por experiencia saben que este suceso puede desencadenar una escalada de sangre en la lucha por el poder entre los demás cabecillas de la banda criminal.

El general Fabio López, director del Gaula, informó que hay tres posibles sucesores en la línea de mando de la estructura narcotraficante que manejaba ‘Pijarbey’.

En poder de las autoridades ya están en lista los registros delictivos de alias ‘Móvil 7’, el jefe militar de la banda y el hombre llamado a suceder al ‘Pija’, así como ‘Venado’ y ‘el Tigre’.

De antemano, la Policía cuenta con información de que alias ‘Móvil 7’ tenía profundas diferencias con el principal cabecilla y que ‘Pijarbey’ temía una traición de su parte.

“Las diferencias y las traiciones entre delincuentes se traducen en más violencia”, dijo López.

Además, las fuentes de finanzas de la banda siguen en los Llanos.

“El negocio criminal del narcotráfico y las rutas se mantienen en la zona, lo mismo que el contrabando de combustible de Venezuela, que es otra de las fuentes de financiación de ellos”, dijo una autoridad del Vichada que pidió reservar su nombre.

A la lucha por el poder se suma la vieja costumbre de que cuando un capo muere o es capturado, los demás miembros de la organización delictiva inician una disputa por el control de sus bienes y propiedades, lo que conlleva a una persecución contra los testaferros y la familia.

Hay registros en manos de la Fiscalía de que el propio ‘Pijarbey’ lideró una escalada de sangre contra testaferros de alias ‘Cuchillo’. Incluso, contra quienes le debían dinero producto de negocios del narcotráfico.

En marzo del 2015, en la finca La Parcela, del municipio de Restrepo, hombres armados que dijeron ir a nombre del ‘Pija’, mataron a una pareja por una supuesta deuda pendiente con ‘Cuchillo’.

Otro tema que ya es motivo de análisis por los antinarcóticos es el papel que va a cumplir en la disputa el llamado ‘Clan Úsuga’ o ‘los Urabeños’, que mantenían cierta alianza en la cadena del narcotráfico con ‘Pijarbey’, pero que tras su muerte también podrían entrar en la refriega por el poder narco en la región.

De hecho, en compañía de ‘Pijarbey’ ‘los Úsuga’ sacaron toneladas de cocaína por las fronteras de Colombia con Venezuela y Brasil, controladas por el ‘capo de los Llanos’.

'El Pija' mandaba a matar por sospecha

“En su trayectoria criminal una de las características de ‘Pijarbey’ era la de realizar y disponer de homicidios de una manera despiadada y hasta de ciertas acciones caníbales”. Con estas palabras, el general Rodolfo Palomino, director de la Policía, se refirió al perfil delictivo del ‘capo’ Martín Farfán Díaz González.

Sus palabras se ajustan al homicidio que el narco ordenó contra Leidy Tatiana Franco Lozano, el 12 de abril del 2014 en el barrio La Rochela, de Villavicencio.

Contra ‘el Pija’ pesaban tres órdenes de captura, dos de estas por el asesinato de la mujer y por el atentado en Quintas de Morelia, en Villavicencio, que cobró la vida de dos personas y siete más resultaron heridas.

La joven Leidy Franco, una de las compañeras sentimentales de alias ‘Móvil 7’, había sido capturada por porte ilegal de armas de fuego y un juez le concedió la casa por cárcel.

Según las investigaciones ‘Pijarbey’ y ‘Móvil 7’ habían ordenado su muerte por que tenían sospechas de que la mujer les estaba colaborando a las autoridades. Franco, de 18 años, estaba esperando un hijo de ‘Móvil 7’, y ese día acudió a una cita en compañía de una familiar, supuestamente a recibir un dinero, pero resultó ser una trampa.

El otro hecho que la Unidad de Fiscalías contra el crimen organizado le atribuía ocurrió el 20 de octubre del 2012 en Quintas de Morelia.

En medio de la disputa contra el ‘bloque Meta’, Pijarbey’ ordenó la muerte de un ganadero aliado de esa organización.

Gobernador: 'que siga la contundencia'

El gobernador del Vichada, Sergio Andrés Espinosa, hizo un llamado este lunes a los organismos de seguridad a que “mantengan la contundencia” que llevó a dar con el paradero de alias ‘Pijarbey’ y su muerte.

“Ellos (la banda ‘Libertadores del Vichada’) tenían un corredor en el departamento para sacar la cocaína hacia otras partes del mundo, se cree que con la caída de la cabeza se va a acabar, pero es necesario que las autoridades mantengan la misma contundencia contra las disidencias del grupo”, advirtió el mandatario.

El Gobernador dijo que ‘Pijarbey’ tenía frenado el desarrollo y las opciones de inversión en su departamento.

LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.