Con dudas, vuelven funcionarios judiciales al edificio Rodrigo Lara

Con dudas, vuelven funcionarios judiciales al edificio Rodrigo Lara

Por 21 días estuvo cerrado el edificio por daños estructurales. Los reubicarán en otro lugar.

notitle
28 de septiembre 2015 , 03:14 p. m.

Los 50 empleados del Tribunal Administrativo de Antioquia y los 300 del Superior de Medellín reanudaron este lunes actividades después de un cierre de 21 días, por fallas estructurales en el edificio Rodrigo Lara Bonilla.

La medida de cierre fue tomada por el Ministerio del Trabajo a raíz de los serios problemas de sanidad que presenta el sistema de acueducto y otros elementos como filtraciones en los pisos superiores, que según la Dirección de Gestión de Riesgos y Emergencias (Dagrd) ponían en riesgo la salud y seguridad de los funcionarios y empleados que allí laboran.

Pero este domingo, la inspección constató la superación de riesgos de la estructura, mostró procesos de superación y el cumplimiento de compromisos que faltaban, aseguró Jhon Jairo Gómez, presidente del Tribunal Superior de Medellín.

Los arreglos incluyeron mantenimiento de algunas fisuras en las paredes y pisos, en el cableado eléctrico, además del arreglo de uno de los ascensores. En este momento, las autoridades estudian la manera de mejorar las condiciones del agua, contaminada por la presencia de ratas y de palomas.

“El Ministerio de Trabajo se hizo presente el día de ayer (domingo) y realizó una inspección ocular a las instalaciones del lugar. Y las conclusiones fueron que efectivamente se habían controlado algunos riesgos, otros estaban en procesos de control y también había otros en los que no se había hecho nada”, dijo Gómez.

Según el magistrado, la posición oficial del Tribunal Superior de Medellín es que la sede debe ser reubicada en otro edificio que cumpla los estándares mínimos de seguridad y salubridad, “esto hasta ahora es un proceso de mitigación en procura del traslado a otro edificio”, aseguró.

Para algunos de los empleados, como Juan Gregorio Zuluaga del Río, oficial mayor de la Secretaría de la Sala Civil Tribunal Superior de Medellín, aún hay temor y dudas sobre volver a laborar allí.

“En este momento ingresamos al Tribunal. Se observan algunas falencias en cuanto al momento de ingresar. Hay problemas con el agua y la instalación de la misma, pues al parecer las tuberías siguen contaminadas”, dijo Zuluaga.

Lo mismo señaló Rubén Darío López Burgos, secretario de la Sala Laboral, para el que los arreglos son evidentes, pero están acordes con lo que esperaban los funcionarios de la justicia. Para él, las consecuencias fueron que se redujo el espacio y se estrecharon los puestos de trabajo.

Consecuencias del cierre

Para el presidente del Tribunal Superior de Medellín, el cierre de los tribunales durante 21 días es una tragedia para la administración de justicia: “Son días en que la ciudadanía no pudo acceder a notificarse de las decisiones de las diferentes salas del Tribunal Superior de Medellín. Es la negación al servicio”, dijo.

Aseguró que de todos los conflictos,  el de salud tiene un primer lugar de preocupación, porque cientos de personas esperaban recibir la decisión de segunda instancia para una operación quirúrgica o un diagnóstico especializado.

“Eso quedó en suspenso y es demasiado grave, porque el derecho de acceder a la administración de justicia es lo mínimo que debe garantizar un Estado social de derecho”, agregó.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.