Puntos clave para entender las elecciones regionales de Cataluña

Puntos clave para entender las elecciones regionales de Cataluña

Gobierno de España habla de derrota electoral. Independestistas lograron escaños, pero no votos.

notitle
28 de septiembre 2015 , 09:20 a. m.

Los partidos independentistas de Cataluña reivindicaron este lunes su legitimidad para lanzar un proyecto de secesión de España tras su victoria en las elecciones regionales, consideradas un "fracaso" por los partidarios de la unidad al no alcanzar la mayoría de los sufragios.

"El mensaje es claro", insistió Raul Romeva, cabeza de lista de la coalición vencedora de los comicios, Junts pel Sí (Juntos por el Sí, JxS). "Tenemos una mayoría clara que legitima totalmente iniciar el proceso" para proclamar en 2017 la independencia de esta rica región del noreste de España, agregó. (Ver también: Independentismo gana, pero no logra seducir a la mayoría de catalanes).

¿Pero qué aspectos hacen a esta región de 7,5 millones de habitantes tan especial para el resto de los españoles pero, especialmente, para los madrileños? Su peso demográfico y económico son clave para el país europeo:

Lo que viene en el proceso de separación

Los independentistas plantearon estas elecciones como una alternativa al referéndum de autodeterminación que Madrid les negó. Juntos por el Sí obtuvo 62 escaños y el otro partido secesionista, la izquierdista radical CUP, 10, consiguiendo una mayoría absoluta de los 135 escaños del parlamento regional.

Sin embargo, sumaron sólo 47,8 por ciento de los sufragios, como subrayaban este lunes el gobierno español de Mariano Rajoy y el resto de partidos contrarios a la independencia. Tal coalición independentista vencedora de las elecciones reafirmó este lunes su determinación a iniciar un proceso para llevar a esta región del noreste de España a la independencia en 2017, tras obtener una mayoría parlamentaria secesionista.

El presidente catalán saliente, el independentista Artur Mas, de la misma coalición, tuvo que responder a numerosas preguntas sobre su futuro papel en el nuevo ejecutivo regional. Para formar gobierno, su coalición (con 62 escaños) requerirá el apoyo de la otra lista independentista, CUP (izquierda radical), que en numerosas ocasiones rechazó investir como presidente a Artur Mas, liberal y responsable de drásticas políticas de austeridad.

Mas prefirió evitar la cuestión: "este no es el tema trascendental", dijo, aunque recordó que uno de los acuerdos de su coalición es proponerlo a él como candidato a la presidencia regional. Junts pel Sí y CUP indicaron el lunes que empezaran una "ronda" de contactos para acordar cómo iniciar la andadura hacia la independencia.

Segunda región más poblada de España

De los 46,4 millones de habitantes de España,Cataluña acoge a 7,5, y es la segunda región más poblada por detrás de Andalucía (8,4) y por delante de Madrid (6,3 millones). Un 14,5 por ciento son extranjeros y, según el presidente regional Artur Mas, un 70 por ciento son descendientes de abuelos nacidos fuera de Cataluña. Un 73 por ciento de los habitantes de la región hablan catalán.

Varias dudas por resolver

"Estas elecciones nos dejan un panorama con muchas, muchas incógnitas", afirma Joan Botella, catedrático de Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Barcelona. Para empezar, saber si la coalición independentista, que obtuvo 62 escaños en un parlamento de 135, tendrá el apoyo de la otra formación secesionista, la anticapitalista CUP, con diez diputados claves para su investidura.

Por su parte, el diario conservador 'El Mundo' en su editorial de hoy se pregunta: "¿Quiere Mas (...) proclamar la independencia de la mano de un partido de extrema izquierda que cuestiona la propiedad privada de los medios de producción?". Para Botella, el dilema es más bien al revés: "¿Está dispuesta la CUP a votar a favor de un Gobierno dirigido por Mas?", artífice de draconianas políticas de austeridad y miembro de una formación de derechas lastrada por numerosos escándalos de corrupción.

Jordi Matas, politólogo de la Universidad de Barcelona, cree que el deseo de separarse de España se impondrá: "la CUP va a ser muy reivindicativa en su negociación pero al mismo tiempo va a facilitar claramente el proceso para conseguir la independencia".

Una región rica

Cataluña es la región más rica del país con un 18,9 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) en 2014, justo por delante de Madrid (18,7 por ciento), según el Instituto Nacional de Estadística. Su PIB por cápita reculó desde el inicio de la crisis pero en 2014 seguía siendo un 18,5 por ciento superior a la media española. (Lea también: Las cuentas alegres del independentismo catalán).

En 2008 era de 27.620 euros mientras que en 2014 fue de 26.996 euros por habitante, según los datos del INE. Cuenta con más de 586.000 empresas, principalmente pymes, según la cámara de comercio de Cataluña. Solo 2.150 sociedades tienen más de 200 empleados.

El gigante textil Mango, la energética Gas Natural o el banco Caixabank tienen su sede allí. El grupo Volkswagen también cuenta con la fábrica de su marca Seat. Su desempleo es inferior a la media nacional. En el segundo trimestre de 2015, su tasa de paro era de 19,1 por ciento contra un 22,37 por ciento nacional.

Un cuarto de las exportaciones de España son de Cataluña. Desde 2011, vende más al extranjero que al mercado español, que representa un 41,3 por ciento de sus ventas. Su principal socio comercial es la Unión Europea. Cataluña captó el año anterior el 17 por ciento del total de inversiones extranjeras en España, unos 2.900 millones de euros, un 16 por ciento menos que en 2013, según el ministerio de Economía. En el primer semestre de 2015 volvieron a crecer, casi cuadriplicando la cifra anterior hasta 1.960 millones.

El peso de la deuda

La deuda es uno de sus puntos débiles. Equivale a un 32,8 por ciento de su PIB, lo que la convierte en la tercera región más endeudada detrás de Valencia y Castilla-La Mancha. La región denuncia sufrir un déficit entre lo que aporta a las finanzas españolas en impuestos y lo que el gobierno central destina a la región.

El ejecutivo regional cifra este déficit en un 5,7 por ciento del PIB en 2011, las últimos datos calculados. Madrid discute la cifra y habla de un déficit equivalente al 4,35 por ciento del PIB regional, unos 8.500 millones de euros, en 2011. Para 2012, el gobierno central habla de 7.500 millones de euros, un 3,75 por ciento del PIB.

La diferencia entre votos y escaños

Se dio el escenario de que Juntos por el Sí y la CUP sumaron mayoría absoluta de escaños sin tenerla en votos (porque la ley electoral hace que no todos los votos valgan lo mismo). Eso genera dos problemas: el primero, que el mensaje de su victoria quedaría muy debilitado, sobre todo de cara al exterior; el segundo, que la CUP ha dicho repetidas veces que la mayoría absoluta, para ser legítima, debe darse también en votos. Y el apoyo de la CUP puede ser imprescindible para poner en marcha el proceso.

La región, primer destino turístico

Gracias a su capital, Barcelona y las playas de la Costa Brava y la Costa Dorada, Cataluña es la región española que atrae más turistas extranjeros. En 2014, superaron los 16,8 millones, una cuarta parte del total en España. Esto hace que su aeropuerto sea el segundo más importante del país, después de Madrid-Barajas, con 37,6 millones de pasajeros en 2014. Su puerto era el tercero del país en 2013 detrás de Algeciras y Valencia, según los últimos datos disponibles del consejo mundial del transporte marítimo.

Qué opina ahora el Gobierno central

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, se declaró dispuesto al "diálogo constructivo" este lunes, un día después de la victoria de los independentistas catalanes en el parlamento regional, pero no sobre una separación de España. Rajoy se declaró abierto a un "diálogo constructivo y leal".

Pero "no estoy dispuesto a liquidar la soberanía nacional", afirmó en su primera declaración tras los comicios catalanes. En Cataluña, "las pretensiones de algunos estaban y siguen estando fuera de la ley, pero además, ahora, se ha demostrado que no tienen el apoyo de una mayoría de ciudadanos", insistió.

¿Respaldo para reelección de Artus Mas?

El cabeza de lista de CUP, Antonio Baños, hizo este lunes hincapié en que no votará a Mas como presidente, porque no quiere respaldar a "corruptos y recortadores" de servicios sociales, en alusión al hasta ahora presidente catalán.

Eso abre la incógnita de si Mas tendrá que renunciar a sus aspiraciones después de que su partido, Convergencia Democrática de Cataluña, haya dominado el Ejecutivo regional durante tres décadas y media, salvo un paréntesis de siete años. Sin embargo, Baños dejó claro que su partido rechaza por el momento una declaración unilateral de independencia, algo que defendía en el caso de una victoria secesionista en votos y escaños. Baños fue más lejos al admitir que los independentistas "no han ganado el plebiscito" en que querían convertir los comicios regionales de ayer.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
Con información de EFE y AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.