Caminar y saltar, energía por capitalizar

Caminar y saltar, energía por capitalizar

Desarrollaron sistemas que aprovechan los pasos dados por las personas en la ciudad.

27 de septiembre 2015 , 10:51 p. m.

Saltar, bailar, caminar y correr son actividades que realizamos para desplazarnos, ejercitarnos o tener un cuerpo más sano. ¿Qué pasaría si, además, estas actividades se convierten en generadoras de energía limpia e, incluso, nos representan un beneficio adicional?

Se dice que, en promedio, una persona puede dar más de 200 millones de pasos durante toda su vida. ¿Se imagina que pudiéramos aprovecharlos para producir energía?

Transmilenio, en promedio, mueve diariamente 1’900.000 pasajeros que caminan por sus estaciones rumbo a sus trabajos o a sus hogares. Además cuenta con 112 kilómetros de vías troncales por donde se mueven los buses.

Piense que cada usuario que transita por la estación y cada bus que transita por la troncal pueden generar energía eléctrica suficiente para autoabastecerse y ahorrar costos energéticos que signifiquen una reducción en el valor del pasaje del sistema.

Este concepto, que suena utópico, es una realidad y se denomina energía piezoeléctrica. Consiste en tener unas lozas de cristales de cuarzo que al ser sometidas a la compresión por las pisadas de las personas generan energía renovable. La tecnología convierte la energía cinética en electricidad, que puede ser acumulada y usada en distintas aplicaciones de manera inmediata, como en la iluminación de las estaciones.

Esta tecnología la han implementado en Londres e Israel y se denomina Pavegen (www.pavegenlive.com). La han utilizado en lugares con grandes concentraciones de personas como los escenarios de los Juegos Olímpicos 2012, donde generaron la energía necesaria para el alumbrado público.

En Bogotá, la Universidad Minuto de Dios se encuentra investigando este asunto y tiene una prueba piloto con los reductores de velocidad ubicados a la entrada del parqueadero de los edificios de la sede principal, los cuales contienen dispositivos piezoeléctricos.

Así, caminar y saltar se han convertido en actividades más benéficas para todos; además de ayudarnos a tener buena salud, son potenciales generadoras de energía limpia que nos ayuda a proteger al planeta.

JORGE HERNÁNDEZ
Director Innovandes
Universidad de Los Andes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.