Sin Farc en guerra, al Eln se le acorta plazo para la paz

Sin Farc en guerra, al Eln se le acorta plazo para la paz

'Elenos' tendrán que subirse al tren de la paz si se cumplen los plazos pactados en Cuba.

notitle
26 de septiembre 2015 , 08:59 p.m.

“Este acuerdo (sobre Justicia para la Paz) ha sido suscrito por las Farc. Cualquier aplicación de los tratamientos especiales de justicia al Eln dependerá de la firma de un acuerdo en el que se comprometan con la dejación de las armas, la reincorporación a la vida civil y la contribución a la verdad, justicia y reparación de las víctimas, y (con) la no repetición”.

Esta advertencia, que forma parte de uno de los documentos que difundió esta semana la Oficina del Alto Comisionado para la Paz para hacer pedagogía sobre los alcances de lo pactado en Cuba, indica bien qué tan cerca y qué tan lejos puede estar la guerrilla de ‘Gabino’ de dar un paso trascendental como el que dieron las Farc.

Desde el 2013 el Gobierno mantiene acercamientos con el Eln. Hasta ahora, esas conversaciones no han pasado de la etapa “exploratoria”, si bien en las últimas semanas se han visto señales de que por fin podría arrancar el proceso.

Analistas y expertos en conflictos coinciden en que con las Farc subidas en el tren de la paz, al Eln –con 51 años en guerra– cada vez se le acortan más el tiempo y el espacio para concretar los acercamientos que se han venido dando en Venezuela y Ecuador.

El senador Horacio Serpa, quien ha estado cerca del proceso, dice que llegó el momento de que ese grupo empiece a negociar su paso hacia la política, pero advierte que se debe tener como base lo acordado en Cuba. “No se puede comenzar de ceros, sino mirar de qué manera sus aspiraciones pueden ser compatibles con las que se han acordado con las Farc”, sostiene Serpa, quien hace 25 años fue comisionado de Paz.

Por su parte, Camilo González Posso, presidente del instituto de estudios Indepaz, considera que los acuerdos en Cuba terminarán por empujar favorablemente el proceso: “Ya hay un camino recorrido y todo puede ser más rápido, aunque probablemente no tan rápido como para empatar los dos procesos”.

La ecuación para los ‘elenos’ es compleja: mientras más se tarden en iniciar una negociación, tienen menos chance de participar en la confección del modelo de la paz entre el Estado y la subversión, pues difícilmente se pactarán condiciones más favorables que las que logren las Farc. De la misma manera, en el campo militar el escenario no sería favorable.

“Es muy difícil que el Eln pueda subsistir en una circunstancia en donde sea el único actor subversivo”, dice el senador Serpa, quien estuvo presente en los anuncios del martes en Cuba. “Habría una presión militar sin precedentes”, señala González Posso.

Menos optimista, el excomisionado de paz Camilo Gómez asegura que no puede descartarse un escenario en el que, incluso con las Farc desmovilizadas, el Eln insista en mantenerse en la guerra.

Ese grupo, de acuerdo con cifras de organismos de seguridad, pasó de tener 4.000 hombres a finales de los 90 a unos 1.500, con presencia en seis regiones. Es la mitad de la fuerza que, según las autoridades, tiene la banda de ‘los Úsuga’.

Intentos fallidos

Entre el 2002 y el 2007, la guerrilla del Eln sostuvo contactos con el gobierno Uribe para buscar una salida dialogada. En el fracaso de esos intentos jugó la presión de las Farc.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.