La hora del mañana

La hora del mañana

A la idea de la paz le llegó el momento, ya no hay cómo pararla.

notitle
25 de septiembre 2015 , 07:46 p.m.

“No hay nada tan poderoso como una idea cuyo momento ha llegado”. Ojalá la frase fuera mía, pero no lo es. Es del poeta y novelista francés Víctor Hugo y, según otras versiones, la frase original dice que “se puede detener el avance de un ejército, pero no se puede detener una idea cuyo momento ha llegado”.

Debe haber maneras mejores de describir lo que está pasando y va a pasar en Colombia en los próximos meses, pero no se me ocurre ninguna.

A la idea de la paz le llegó el momento, y a pesar de todos los obstáculos que se le han presentado –y de todos los que le seguirán poniendo en el camino– se va a seguir abriendo paso, porque después de 50 años el país está tan listo como jamás lo estuvo para dar ese paso difícil e imprescindible.

Yo entiendo que es fácil quedarse enganchado dando vueltas y especulando sobre todo lo que no se ha detallado del acuerdo de justicia transicional firmado esta semana en La Habana, pero el debate estridente y las profecías de los catastrofistas profesionales no es lo único que se oye, ni dentro ni tampoco fuera del país.

Esta semana tuve la oportunidad de sentarme en un panel con economistas de primera línea de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes para hablar del posconflicto y de los desafíos que nos esperan, mucho más allá de definir los términos exactos de la desmovilización y de la aplicación de justicia, de la reparación de las víctimas. El trabajo de construcción de país, que sigue pendiente y que es tan antiguo como esta guerra, es formidable y requiere que le dediquemos a eso todas nuestras energías.

Con Ana María Ibáñez, decana de la Facultad, hablamos de la alta concentración de la tierra y de la informalidad que caracterizan a los derechos de propiedad. También de lo que supondrá el regreso de los casi 6 millones de desplazados a sus hogares o su reubicación en otro lugar, en caso de que ya no quieran volver a la zona de la que fueron expulsados. Con Daniel Mejía, director del Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas, hablamos de los esfuerzos fallidos en la lucha contra las drogas, de la nueva política de la administración Santos basada en la sustitución de cultivos y de lo que pasará con la estructura del narcotráfico en Colombia una vez las Farc dejen las armas, los cultivos y los laboratorios. Andrés Moya, profesor asistente de la Facultad, explicó sus estudios de las consecuencias psicológicas de la violencia y cómo eso se conecta con el comportamiento económico y la persistencia de la pobreza en el país.

Son temas duros. Son problemas realmente difíciles de resolver y posiblemente nos vamos a gastar más de una generación tratando de solucionarlos. Pero en medio del debate había una corriente de aire fresco. El auditorio, casi todo lleno de jóvenes profesionales –un segmento de la diáspora colombiana en Nueva York–, estaba enfocado en hablar del futuro y en entender las posibles soluciones. Sin alborotos, sin señalar con el dedo, sin presagiar el apocalipsis, sin seguir cuestionando hasta el agotamiento las bondades de pasar la página de la guerra, este grupo de colombianos se puso con juicio a mirar hacia adelante y sospecho que, haciendo el ejercicio, descubrió que efectivamente hay un mañana.

Sé que reuniones como esta se dan en todas partes del país –y fuera de él–, y en ellas participan ciudadanos de todas las especies. A veces no lo parece, porque los que gritan que este proceso está condenado a fracasar, y que nos merecemos otros 50 años de guerra, hacen mucho ruido. Pero las voces de la razón y la determinación se escucharán cada vez más fuertes, porque a esa idea a la que le llegó el momento ya no hay cómo pararla.

Adriana La Rotta

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.