Consejo de Estado condenó al Ejercito por malos tratos a un subalterno

Consejo de Estado condenó al Ejercito por malos tratos a un subalterno

El militar recibió un trato degradante pese a que presentaba estres postraumático y depresión.

25 de septiembre 2015 , 06:10 p. m.

El Consejo de Estado condenó al Ejército Nacional, específicamente a un Coronel, un Mayor y un Capitán, quienes deberán ofrecer excusas públicas por los malos tratos a los que fue sometido un uniformado que presentaba complicaciones de salud.

El uniformado ingresó al Ejército en 1987 y estando como militar activo perdió a sus dos hermanos que también eran militares. Al parecer, esta situación sumada a otros problemas personales, comenzaron a deteriorar su salud mental y en 1996 tuvo que ser recluido en una clínica siquiátrica de Manizales por trastorno de personalidad y depresión mayor.

A partir de ese momento fue incapacitado en varias oportunidades y la recomendación de los médicos fue su reubicación a labores de oficina porque no era apto para prestar servicio. Sin embargo, sus superiores le asignaron pelotones y material de guerra en tres nuevas oportunidades.

Posteriormente, en abril de 1999 un Tribunal Médico Militar dictaminó que el uniformado tenía una disminución de su capacidad laboral en un 77 por ciento y en julio del mismo año fue retirado del servicio militar.

La Sección Tercera, con ponencia del magistrado Carlos Alberto Zambrano Barrera, aseguró que el Ejército infringió su deber de colaboración para la recuperación del padecimiento del suboficial y le impuso unas obligaciones desproporcionadas frente a sus capacidades.

“Aunque se encontraba en tratamiento siquiátrico, en el que tuvo incapacidades recurrentes la mayoría del tiempo para el porte de armas, para la guardia nocturna y para actividades de combate, así como recomendaciones de los siquiatras tratantes de reubicación y de la necesidad del tratamiento adecuado, los superiores del suboficial hicieron caso omiso de las mismas y le ordenaron cumplir con las órdenes de trabajo impuestas”, indica la sentencia.

Según el fallo, el uniformado también fue sometido a un trato degradante por parte de sus superiores, quienes lo humillaban y se burlaban de él por su estado de salud, lo cual es contrario a la misión constitucional de la institución militar.

“Es inconcebible que quienes ostentan allí un mayor rango que otros se valgan atrevidamente de ello para tratar a sus subalternos y compañeros de manera degradante e inhumana, aún a riesgo, incluso, de dañarles por completo la vida, como sucedió en este caso”, puntualiza la sentencia.

JUSTICIA

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.