La campaña que corrigió errores ortográficos en tatuajes

La campaña que corrigió errores ortográficos en tatuajes

El Instituto Caro y Cuervo acercó a los jóvenes y les dio una lección para el buen uso del idioma.

notitle
25 de septiembre 2015 , 04:36 p. m.

La Asociación Amigos del Instituto Caro y Cuervo convocó, a principios de septiembre, a personas que tuvieran errores ortográficos en sus tatuajes. La idea era seleccionar cinco de estos para hacerles corrección; 80 se postularon para enmendar sus yerros.

“La idea era acercar al público joven a las actividades del instituto, que giran en torno al lenguaje y la escritura. Entonces, en nuestros creativos surgió la idea de llevar el lenguaje al extremo”, explicó María Jimena Díaz, de la Agencia Lowe, la cual diseñó la propuesta.

María Paula Alzate, directora de la asociación, comentó que la iniciativa fue un éxito y consiguieron su objetivo: “Se acercó gente joven al instituto, se corrigió la ortografía y se embellecieron los tatuajes”.

El artista Pipo intervino los cuerpos. Tres de los beneficiados con las enmiendas se animaron a mostrar los resultados y el estado previo de sus marcas corporales. Por aceleres de la juventud y falta de atender a sus clases de español en el colegio, tuvieron que soportar por años adefesios del idioma.

Sonrisa con rr y ‘millón’ sin tilde

Víctima del error: Fabián Camilo Mesa, 23 años, decorador de interiores.

Tatuador: “El primo de un amigo, que se supone que sabía muy bien. Pero después me enteré de que no sabía tan bien”.

Fecha: 2012.

Origen del tatuaje: “En homenaje a mi madre, Esperanza Cuervo”.

Ubicación: antebrazo derecho.

Descubrimiento: “Como a los tres días mi mamá me dijo, al verlo”.

¿Reclamó? “No, al final fue culpa de los dos. Lo saludo como si nada”.

Mensaje: “Si se va a tatuar letras, tenga clarísimo lo que va a escribir. Sobre el tatuador, primero mire qué ha hecho antes”.

A ‘segidme’ le faltaba la u

Antes, la imagen era borrosa y le faltaba la 'u' a 'seguidme'. Mauricio Moreno / EL TIEMPO

Víctima del error: Tatiana Pérez, profesora de español y literatura.

Error (mala gramática y una falla ortográfica): “Si avanzo, segidme, si me detengo, empujadme, si retrocedo, matadme”.

Tatuador: “Un chico que tenía un local en la avenida Rojas con 53. Yo creí que tatuaba bien, pero no”.

Fecha: 2007

Ubicación: antebrazo izquierdo.

Origen: “Crecí con el Che Guevara, más que todo con sus ideas. Me identifico”.

Descubrimiento: “Al otro día una amiga me dijo: ‘ahí le falta una u’. Y noté que le faltaba buena puntuación, que no se leía bien”.

¿Reclamó? “Sí, le pedí al chico que me lo arreglara. Me dijo que lo sentía, pero no iba a hacer nada”.

Experiencias con el error: “Horrible, porque mostraba el tatuaje, pero rápido, para que no leyeran el error. Ahora mis amigos de universidad se dieron cuenta de que me lo corrigieron, y me la tienen supermontada”.

Mensaje: “La mala ortografía es terrible, por favor no pongan el cuerpo para escribir frases”.

‘Imaginación’ al revés y sin tilde en la o

A "noicanigami", que es 'imaginación' al revés, le agregaron la tilde faltante. Mauricio Moreno / EL TIEMPO

Víctima del error: Alejandro León, 24 años, docente de música en universidad.

Tatuador: “Un amigo de mi hermano, en un local de Kennedy”.

Fecha: 2010.

Origen: “Me lo regaló mi hermano, en Navidad, y no miré porque les tengo miedo a las agujas. El diseño fue porque la música y las artes fueron mi salvación en un momento de mi vida en el cual siempre iba en contravía de todo, por
eso decidí escribir ‘imaginación’ al revés”.

Ubicación: antebrazo.

Descubrimiento: “Se lo mostré a mi mamá y ella fue la que me dijo que le faltaba la tilde a la o”.

¿Reclamó? “No pude, porque mi hermano se peleó con el tatuador un día antes de notar el error”.

Mensaje: “Verifiquen la ortografía en el diccionario y tengan en cuenta que no se debe hacer un tatuaje por rebeldía, porque la marca dura para toda la vida y la rebeldía se puede acabar al día siguiente o en un año”.

FELIPE MOTOA FRANCO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @felipemotoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.