Esperanza para los refugiados

Esperanza para los refugiados

Europa llegó a un acuerdo para resolver el drama de 120.000 refugiados que deben ser reubicados.

22 de septiembre 2015 , 07:36 p. m.

Después de las imágenes terribles que en las semanas pasadas recorrieron las primeras planas y las pantallas del planeta como un recordatorio de los desafíos que se le salen de las manos a la humanidad de tanto en tanto, Europa llegó este martes a un acuerdo para resolver el drama de los 120.000 refugiados que deben ser reubicados en los próximos meses en los territorios de las naciones de la Unión Europea. Cuatro países estuvieron en contra: Hungría, República Checa, Eslovaquia y Rumania. Finlandia se abstuvo de participar en la votación. Pero la decisión, que no es la solución de fondo que ciertos analistas esperaban, parece ser un buen punto de partida –luego del rechazo de la idea de imponerles cuotas a las naciones de la Unión– para encarar como una política seria y sostenida el devastador problema migratorio.

Continúan poniéndose a prueba, pues, aquellos grandes ideales europeos que han sido el derrotero de Occidente durante tanto tiempo. Sigue atento el mundo, como tantas veces, del ejemplo que venga de un continente que se ha considerado cuna de las libertades democráticas. Según el convenio publicado este martes en la mañana, por lo pronto, serán 23 los Estados de la Unión que en el primer año del plan recibirán, inicialmente, a 66.000 asilados que han estado llegando sobre todo a Grecia e Italia. Es buena noticia que Suiza, que se ha mantenido al margen de la Unión desde el principio, haya anunciado su intención de participar en el acuerdo. Y se espera que otros países se sumen a la iniciativa, luego de librarla de las penalizaciones que espantaban a unos cuantos.

En su discurso de hace dos semanas, el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se atrevió a asegurar: “Falta Europa en esta Unión y falta unión en esta Europa”... “Es el momento de dar un viraje a esta historia para que nuestros nietos la cuenten con orgullo”. Está por verse si, no obstante las oposiciones, el continente consigue escribir otro episodio de esa historia memorable; si logra recibir a esos seres dispuestos a encajar en un territorio que tarde o temprano necesitará de su aporte. Hoy, por lo pronto, solo demandan de él una mano amiga.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.