Balance y equilibrio para una vida saludable

Balance y equilibrio para una vida saludable

Es clave identificar alimentos y actividades que nos favorecen y que pueden prevenir enfermedades.

notitle
22 de septiembre 2015 , 11:07 a. m.

Con el pasar de los años se debe mejorar la alimentación y las actividades que favorecen el cuidado de nuestro cuerpo. Es necesario tener una rutina física diaria que combine trabajo aeróbico, ejercicios de fuerza, resistencia y equilibrio. Así mismo, se debe prestar mucha atención a la alimentación, pues se tienen altos riesgos de deficiencia nutricional.

Aunque cada individuo tiene necesidades diferentes, hay algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta para controlar la desnutrición, asegura la nutricionista Claudia Contreras, de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría. Más que sugerir alimentos en particular para los adultos mayores, se recomienda el consumo de proteína, calcio, vitaminas D y B12, hierro y zinc.

Proteínas.

A medida que pasan los años hay una pérdida de masa muscular, por eso es necesario que se consuman carnes magras de res, cerdo, pollo, pavo y pescado. Se sugiere que se consuman dos porciones diarias del tamaño de la palma de la mano. Dentro de estas recomendaciones es clave consumir mínimo un huevo diario. El hierro se encuentra en las carnes y en las vísceras. La vitamina B12 se consigue en productos de origen animal como los huevos y las carnes. Asimismo, el zinc se puede conseguir en los productos de origen animal. Su deficiencia puede causar la pérdida del gusto y el olfato.

Leguminosas.

Fríjoles, lentejas y garbanzos son una buena fuente de proteína, minerales y fibra, los cuales son fundamentales para los adultos mayores que sufren de estreñimiento. Se deben consumir 1 o 2 veces a la semana.

Calcio.

La leche es ideal para aportar altos niveles de calcio y proteína y se deben consumir dos porciones diarias. Estas se pueden sustituir por kumis o yogures, los cuales, por la adición de probióticos, ayudan a mejorar el tránsito intestinal y el sistema inmunitario. El doctor Juan Felipe Meneses, médico geriatra, asegura que, contrario a lo que se cree, la intolerancia a la lactosa no está asociada con el envejecimiento (aunque si la persona es intolerante, debe abstenerse de consumirla), y no se debe reemplazar la leche animal con productos vegetales como la leche de soya o de almendras.

Vitamina D.

La principal fuente de esta vitamina es la luz del sol y se recomienda que se tome en las horas de la mañana o después de las 4 de la tarde, cuando los rayos del sol no son tan agresivos. Otras fuentes de esta vitamina son: los lácteos, los frutos secos y los aceites vegetales.

Frutas y verduras.

Es importante que se consuman al menos tres porciones de fruta y dos de verdura. Preferiblemente ingerirlas crudas. Sin embargo, si se tiene algún problema con la dentadura, se deben cocer por poco tiempo para que no pierdan su valor nutricional.

Harinas.

Arroz, pan, arepas o galletas son algunos de los alimentos que forman parte de este grupo y son las principales fuentes energéticas. Se deben incluir en cada comida, en porciones pequeñas.

Hay un alto riesgo de deshidratación en esta etapa, por lo tanto los líquidos como el agua o los jugos son muy importantes para el buen mantenimiento del organismo.

CARRUSEL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.