Normalizar la frontera, el reto de cuatro ministerios y dos entidades

Normalizar la frontera, el reto de cuatro ministerios y dos entidades

Este miércoles habrá reunión de ministros de Colombia y Venezuela para tratar los temas críticos.

notitle
21 de septiembre 2015 , 10:16 p. m.

Aunque no se anunció la reapertura inmediata de la frontera, los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, reunidos en Quito, retomaron este lunes los canales diplomáticos y trazaron una ruta para la “normalización progresiva” de sus relaciones, las cuales entraron en un franco deterioro desde hace cuatro semanas.

Gracias a los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Uruguay, Tabaré Vásquez, quienes auspiciaron el encuentro de Santos y Maduro, Colombia y Venezuela intentarán, una vez más, resolver de manera conjunta, y por las vías diplomáticas, los problemas comunes que llevaron al cierre de la frontera.

El acuerdo que permitirá la “progresiva normalización” de las relaciones compromete decisiones de lado y lado, como el retorno de sus respectivos embajadores.

Este mismo miércoles, además, una comisión de ministros y altos funcionarios estatales de ambos países iniciará en Caracas la construcción de la agenda de trabajo. El trabajo de los jefes de estos ministerios arranca con una primera reunión, en Caracas. Por Colombia, según supo este diario, harán parte de este grupo los ministerios de Relaciones Exteriores, Defensa, Hacienda y el de Minas. Además, la Dian y la Uieaf. Les corresponde dar resultados contra el contrabando de combustibles y alimentos y contra el narcotráfico y otras organizaciones criminales. Además, tomar medidas frente a la tasa de cambio. 

Se dispuso que habrá una investigación de la situación de la frontera, con el acompañamiento de los gobiernos de Ecuador y Uruguay. Mientras la prioridad para Colombia será la crisis humanitaria por la violación de los derechos humanos de miles de colombianos obligados a dejar ese país en condiciones de irrespeto, Venezuela insistirá en examinar lo que pasa con el contrabando de combustibles y alimentos, tasa de cambio, narcotráfico y la supuesta presencia de paramilitares en la zona.

El presidente Maduro, por su parte, aceptó investigar las denuncias de Colombia sobre violación de su espacio aéreo, situación ocurrida la semana pasada en La Guajira.

La reapertura de la frontera, que es uno de los asuntos que más afectan a las poblaciones de lado y lado, y que tiene un peso significativo en la restauración de la normalidad entre ambos países, no tiene fecha prevista. Eso dependerá del éxito tanto de las investigaciones en la zona fronteriza como de los avances que logren los equipos ministeriales de trabajo que se instalarán mañana.

El encuentro de Quito, al que Santos fue más por responder a una cortesía de los presidentes Correa y Vázquez que por esperar respuestas concretas de su colega venezolano, no pudo librarse de las tensiones que han marcado las relaciones entre Bogotá y Caracas durante esta última crisis.

Santos y Maduro no tuvieron un saludo efusivo. Más bien se evitaron. Inclusive, a última hora, cuando el anfitrión, Rafael Correa, intentó juntar sus manos en señal de victoria por los acuerdos logrados, fue notoria su resistencia.

Si bien coincidieron en subrayar el triunfo de la “sensatez” y de la importancia de retomar el curso de unas relaciones “respetuosas” y “cordiales”, Santos y Maduro se mantuvieron distantes, en los extremos de la mesa principal.

El reconocimiento del éxito del encuentro, al que en todo caso aludieron Santos y Maduro, corrió más por cuenta de sus promotores (Correa y Vázquez), quienes se declararon “satisfechos” por el reencuentro y el nuevo clima de las relaciones.

Santos y Maduro asistieron a dos reuniones. La primera, de casi tres horas y que calificaron de “privada”, se realizó en un clima informal en la residencia del presidente Rafael Correa.

A la segunda, de casi hora y media, asistieron los integrantes de sus respectivos equipos, y ahí fue donde se comenzó a hablar de los temas específicos que tendrá la agenda de Caracas, que se acordará mañana.

“Aquí primó la sensatez; este fue un diálogo sereno, respetuoso y productivo, y me complace muchísimo poder restablecer este diálogo con Venezuela”, dijo el mandatario colombiano.

Tan pronto concluyó el encuentro oficial, los dos mandatarios (Santos y Maduro) retornaron anoche mismo a sus países.

Opinan

Álvaro Uribe Vélez, senador Centro Democrático

“¿En qué queda la violación de derechos humanos, el despojo de pertenencias, la expulsión y tortura de colombianos?”

Roy Barreras, senador partido de ‘la U'

“Vimos lo correcto, un intercambio de embajadores, pero no un intercambio de abrazos. Se dieron la razón, pero no se dieron la mano”.

Claudia López, senadora Alianza Verde

“Hoy le fue bien a la diplomacia, pero no a los colombianos en la frontera, que sigue cerrada y sus familias separadas”.

Armando Benedetti, senador partido de ‘la U’

“Me parece todo un éxito lo que pasó hoy. No creí que esto fuera a salir bien. Lo más importante es que Santos dijo que se habían violado los DD.HH.”

DANIEL VALERO
Enviado especial de EL TIEMPO
Quito (Ecuador)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.