No sabemos leer

¿Por qué nunca analizamos realmente el contexto internacional en el que nos estábamos moviendo?

notitle
19 de septiembre 2015 , 07:04 p. m.

En Colombia se habla de globalización, pero definitivamente terminamos siendo parroquiales. Es decir, no interpretamos los impactos que hechos de nuestra realidad tienen en el mundo o en nuestra región y por ello siempre nos sorprende el efecto bumerán que nuestras propias crisis –interpretadas a nivel internacional– nos causan. Un claro ejemplo son el gran problema con Venezuela y las repercusiones que esto está teniendo en el panorama político de América Latina.

Sentí escalofrío cuando leí la columna de Héctor Schamis en El País de Madrid el 11 de septiembre. Nosotros, que no sabemos cómo reaccionar frente a la condena del Gobierno venezolano a Leopoldo López, no hemos sido capaces de relacionar este grave ataque a la democracia con los resultados de la votación que nos costó la derrota en la OEA. Su columna ‘América Latina antes y después de la condena a Leopoldo López’ nos muestra de una manera cruda no solo cómo nos están viendo en el resto del mundo, sino las implicaciones que ese mal momento para Colombia pueda tener en las ya débiles democracias de América Latina.

Obviamente, es más sencillo criticar cuando los hechos ya se han causado, pero debemos reconocer que nos ven hoy como un país con una diplomacia débil. Y lo interesante del artículo señalado es que considera que nuestra derrota en la OEA terminó en un claro fortalecimiento no solo de Maduro, sino del grupo Alba en la región: “Maduro emergió fortalecido de allí. Se cargó a Colombia y a la región, (…) pero con ello también se cargó a Leopoldo López y la esperanza de los demócratas venezolanos. Maduro recibió un cheque en blanco en esa votación. Anoche escribió la cifra de su preferencia, 13 años, y pasó por ventanilla a cobrar”.

No ha sido fácil el panorama ni para Colombia ni para América Latina como consecuencia de los últimos acontecimientos en la frontera de Colombia con Venezuela. La situación política de la región ha sido tema de importantes medios como The Economist, que considera que solo Uruguay tiene una democracia sólida. Pero, sin duda, el reto más grande lo tenemos los colombianos. Mas, dadas las dimensiones que ha tomado esta crisis con Venezuela, sin dejar de atender la población que cruza la frontera en condiciones deplorables, llegó la hora de mirar qué tanto ha incidido el voto en la OEA en una posición más fuerte y beligerante no solo de Venezuela, sino de los países del Alba.

La pregunta de fondo es por qué nunca analizamos realmente el contexto internacional en el que nos estábamos moviendo. Nos concentramos con razón en las situaciones de los deportados e inmigrantes de Venezuela, y eso se le abona al Gobierno. Pero ¿dónde estaban nuestros expertos analistas internacionales para ayudar a medir las consecuencias de una derrota de Colombia, no solo por los costos para nuestro país, sino por las implicaciones que ya se empiezan a señalar? Se debe reconocer que este tiene que ser un contexto que las autoridades colombianas no deben ignorar.

Sin duda, se abre una oportunidad que pondrá a prueba sobre todo la paciencia o, mejor, el nivel de tolerancia del presidente Santos. La cita del lunes en Quito con el presidente Maduro y con los presidentes Tabaré, de Uruguay, y Correa, de Ecuador, debe ser el fin de esta crisis humanitaria que ya lleva un mes. Lo más difícil para Santos es que su llegada a este encuentro clave se da en medio de mayores cierres en la frontera de Venezuela con Colombia. La intransigencia de las autoridades del país vecino ha creado una situación difícil, pero es posible y deseable que la diplomacia colombiana demuestre que la violación de derechos humanos y su costo para los colombianos exiliados son un factor que no da espera para una solución real. Por lo menos, Santos lo tiene claro y en este momento cuenta con el apoyo del país.

CECILIA LÓPEZ MONTAÑO
cecilia@cecilialopez.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.