Así están privatizando las vías y carriles de la calle 66

Así están privatizando las vías y carriles de la calle 66

Movilidad se ve afectada porque propietarios de almacenes se toman espacio público para parquear.

notitle
17 de septiembre 2015 , 08:43 p. m.

La calle 66, entre carreras 29 y 27, es hoy un parqueadero público y una carrera de obstáculos para quienes circulan por allí. Son al menos cinco cuadras que cuentan con tres carriles en sentido occidente-oriente, pero en ningún tramo hay movilidad ágil.

El uso de la vía pública como aparcamiento se agrava a medida que se avanza desde la carrera 29 hacia el oriente. En esta sección (entre carreras 29 y 28A), empieza el karma de movilidad. Tres vehículos estacionados, intermitentemente en el costado norte hacen que la velocidad sea, más que mesurada, lenta.

Los afectados no ocultan su incomodidad y señalan que el recorrido tendría que ser fluido. “Esto es una vía arterial, y nos deja jodidos tanto malparqueado que hay. Por esta calle no debería haber parqueaderos”, dice Jaime Martínez, conductor de automóvil.

Una cuadra más abajo se contabiliza cinco estacionados. Aparte de estos, se ven tres conos unidos por un lazo, sobre la calzada y frente a un taller: ocupan medio carril que, en lo práctico, se convierte en un carril completo; a duras penas una moto cabe en ese espacio.

Pocos metros después, dos nuevas series de conos aparecen. Son los propietarios de negocios quienes dejan estos obstáculos para que no se pueda estacionar cualquiera y tener exclusividad en el parqueo. La lentitud se agudiza y queda más que manifiesta cuando un semáforo cambia a verde y los vehículos que van a la cabeza no aceleran, pues quedarían en medio del cruce de vías, ya que la cuadra que los recibirá es una suerte de embudo por el que avanzan más rápido los peatones.

César Morales es conductor de servicio especial y espera la siguiente luz verde: “Esos conos provocan congestión y hacen cada vez más lento el movimiento de los que nos movilizamos”.

Crítico

El punto más asfixiante por la calle 66 se vive entre las carreras 27B y 27, tres cuadras de verdadera anarquía. Los conos se convierten en la constante y la falta de control y respeto hacia la vía es tal que en un tramo hay dos camiones parqueados a cada lado de la calzada. Por el medio pasa un carro y le quiere seguir un bus del SITP, pero este se queda atrancado.

–¡Corra el camión que el SITP no cabe por ahí– exclama el ayudante de uno de estos mastodontes mecánicos. Pasa casi un minuto antes de que el inconsciente chofer mueva su trasto, mientras una cola de pitos convierte la zona en un estrépito para los oídos.

“Este paso por el 7 de Agosto es muy lento, porque fíjese usted que no se puede mover uno sino por un carril, el del centro, no más. Con tanto carro parqueado es muy difícil avanzar”, alcanza a decir Wilson López, chofer del SITP.

Al sumar la cantidad de vehículos aparcados entre las carreras 27A y 27 ¡la cifra llega a 41!, y eso sin contar las redes de conos.

En las cerca de dos horas que EL TIEMPO visitó este corredor, entre las 11 a. m. y la 1 p. m. del lunes pasado, no se vio ni un policía de tránsito haciendo respetar la zona. Lo paradójico es que el Instituto de Desarrollo Urbano invirtió, en 2014, 391 millones de pesos para la recuperación de la capa asfáltica en este tramo de 476 metros.

La Secretaría de Movilidad señaló que coordina permanentemente “con la Policía Metropolitana de Tránsito la realización de operativos de control tendientes a identificar y sancionar a los conductores de vehículos, procurando con ello romper los patrones de conducta de desacato a las normas de tránsito”.

Según ese despacho, en 2015 se han impuesto 57 comparendos en el sector por parquear en espacio público. Una cifra bien flaca, si se tiene en cuenta que en solo tres cuadras de recorrido y en un solo día EL TIEMPO contabilizó 41 estacionados infractores.

Movilidad insistió en que la Policía Metropolitana de Tránsito deberá velar por el cumplimiento de las normas de tránsito.

BOGOTÁ

En Twitter @felipemotoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.