El clásico boyacense fue para Patriotas, que superó 0-1 a Chicó

El clásico boyacense fue para Patriotas, que superó 0-1 a Chicó

El conjunto de Harold Rivera logró acomodarse mejor en la tabla de posiciones y hundir a su rival.

notitle
16 de septiembre 2015 , 10:50 p. m.

Una vez más las huestes de Patriotas le ganan la partida a Boyacá Chicó al superarlo este miércoles 0-1 en juego que se encontraba aplazado del Torneo Finalización lo que le permite al onceno dirigido por Harold Rivera para acomodarse mejor en la tabla de posiciones.

Ya son siete los triunfos que ajusta el elenco tricolor sobre el cuadro ajedrezado en la corta historia de los enfrentamientos desde que ambos planteles ganaron su permanencia en el fútbol profesional colombiano. Tan solo una celebración para el rival que ofició hoy como local en el estadio de la Independencia y nueve empates cierran el historial de confrontaciones de las dos escuadras boyacenses.

Fue un poco más Patriotas en la primera parte, pues tuvo más posesión del balón y, por ende, fue el que más insistió sobre la portería de Hubert Escobar, quien volvió a ser la figura de Boyacá Chicó por los balones que despejó cuando iban camino de gol y gran ‘culpable’ de que no se abriera el marcador.

El elenco tricolor fue más práctico, con llegada constante por la izquierda con Nicolás Carreño, quien siempre buscó asociarse con el uruguayo Martín Icart, pero no tuvo respuesta en el volante de armado que todavía no entrega la dimensión como jugador extranjero que él se espera. Arriba, con su habitual velocidad y gambeta, Carlos Rivas fue el que más peligro llevó sobre el arco defendido por el tolimense.

Precisamente, al minuto 29 se dio la primera acción para que Patriotas se fuera arriba en el marcador. Centro de Mauricio Gómez que pegó en el travesaño, Rivas que impactó el rebote, el portero escobar que rechaza y balón que le quedó a Rivas, quien sacó un remate desviado sobre el bajante derecho.

Un juego de trámite, con escasas escaramuzas en los arcos. Transcurren diez minutos para que otra vez Rivas, en lo que mejor sabe hacer, el contraataque, asistió al uruguayo Jorge Ramírez, quien remató cruzado al vertical derecho y se salvó Boyacá. De inmediato, reacción del rival con salida rápida por izquierda y es Juan Mahecha, quien ensayó un remate cruzado al palo izquierdo que sorprendió al meta Juan Castillo, que se quedó haciéndole vista al balón. 

En la etapa de complemento, el estratega ajedrezado permitió el ingreso de Leonardo Becerra y de Katmel Valencia, dos hombres que se desempeñan en la ofensiva y sacrificó al volante de marca Mike Campaz y al atacante Luis Mina. Un cambio un tanto arriesgado pues deja desguarnecido un sector de la línea de recuperación con la salida de Campaz, quien respondió en su labor de marca y de equilibrio. Ahora es Francisco Rodríguez, quien debió multiplicarse para ir a cortar todos los balones.

Situación que la aprovechó su contrincante, ya que el trámite parece calcado al de la primera fase. Un Patriotas que se adueñó del útil y que de inmediato asomó con riesgo en un acercamiento de Ramírez, aunque la acción fue invalidada por una falta de Rivas. Mientras que Boyacá Chicó no logra coherencia en la zona de gestación, pues esa responsabilidad recayó en un Juan Mahecha, un jugador que no alcanza colmar esa expectativa en un puesto que él no conoce. Además, los problemas en marca en zona dos, por la ausencia de Campaz, los aprovechó Patriotas para generar volumen ofensivo.

No obstante, en un lanzamiento de tiro libre de Sergio Quiñones, a los 12 ST, el conjunto verde y blanco acarició la oportunidad del empate pero el remate salió ligeramente desviado.  En el minuto 14 ST se presentó un roce entre el portero Juan Castillo y el zaguero Pedro Tavima, en plena área, situación que el árbitro central sancionó de forma salomónica con amonestación para los dos protagonistas, cuando la acción debió ser sancionada con pena máxima en favor del local.

El premio a la escuadra que más intentó buscar el arco contrario llegó al minuto 20 ST en los pies de Diego Álvarez, quien ingresó en las postrimerías de la primera parte en lugar del casanareño Mauricio Gómez. Centro desde la derecha de Rivas, balón que la baja con la cabeza Ramírez, balón que merodea el área chica para que desde atrás, en acción deslizante Álvarez le meta la suela del zapato para empujarla al fondo de la piola, pese al esfuerzo en el cierre del zaguero Jeferson Verdecia. 

La escuadra Muisca, entre el minuto 35 y el 37 ST tuvo la gran ocasión de darle el puntillazo a su rival de patio en dos acciones en los que Rivas volvió a fallar en la definición y pecó de individualista por no compartir con Ramírez, quien le acompañó en la segunda jugada.

El cuadro que esta noche orientó Gómez, debido a la sanción de siete y tres fechas que deben purgar Eduardo Pimentel y Ricardo Pérez, respectivamente, por los desmanes ocurridos en el juego ante Equidad,  no tuvo poder de reacción, no encontró la forma de tener el esférico pues adolece de un volante que le dé la pausa, que busque ser colectivo.

Por esto la anemia ofensiva que sufre el equipo en esta segunda parte del campeonato pues en los nueve juegos disputados tan sólo ha marcado un gol, mientras que el compañero de patio volvió a saborear las mieles de la victoria que llevan a pelear el ingreso entre los ocho.

Ulises Ortega Acuña
Para EL TIEMPO
Tunja

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.