Santa Fe perdió contra Nacional, pero no se dejó sacar de la Copa

Santa Fe perdió contra Nacional, pero no se dejó sacar de la Copa

Cayó 0-1, pero gracias a su triunfo 0-2 en Uruguay pasó a los octavos de la Suramericana.

notitle
16 de septiembre 2015 , 06:25 p. m.

De no ser por un gol uruguayo, a los 68 minutos, esta clasificación de Santa Fe hubiera sido de una tranquilidad inusual. Pero es Santa Fe, que parece querer siempre un poco de angustia, como para estar más seguro de sus hazañas: entonces, ya que había ganado 0-2 de visitante, perdió 0-1 en casa, y sus curtidos hinchas, como siempre, añoraron el pitazo final, y celebraron con ese nerviosismo tan suyo. (Mire las mejores imágenes del partido entre Santa Fe y Nacional).

Ese gol uruguayo pudo presagiar lo peor, pero no daba para tanto. La verdadera batalla ya la había ganado Santa Fe en Montevideo, así que este miércoles solo tuvo que vigilar el andar del cronómetro. Que avanzara rápido y sin sobresaltos. Como hubo un gol, pues tuvo que reaccionar, agitarse.

Quizá se esperaba otro tipo de partido. Y el pitazo inicial fue un espejismo. Nacional se lanzó al ataque con furia, como para demostrar que estaban vivos, que iban a pelear, y que además eran uruguayos. Fue una ilusión. Fue como si al primer trote al aire se les hubiera acabado.

Como Santa Fe no tenía apuros, jugó a plenitud, con el desespero y la fatiga del rival. Se dio el lujo de hacer de vez en cuando ataques peligrosos, como para romper la monotonía. Sergio Otálvaro fue al frente una, dos, 10 veces. Está en estado de gracia.

Si bien Nacional se acercó en la primera parte, no generó mayor incomodidad. Castellanos voló en un par de remates solo para cerciorarse de que la pelota iba para afuera.

Pero se sabe que Santa Fe si descuida el cronómetro y se confía, le toca sufrir, pues por eso era mejor que intentara un gol que sentenciara la serie, que evitara los habituales sufrimientos, que les permitiera a los hinchas salir del estadio, por una vez, con el ritmo cardiaco normal.

Hubo intentos en vano. Wilson Morelo inventó su genialidad de la primera parte: se acomodó por un lado, por el otro, buscó, como suele hacer, el mejor ángulo, el hueco, y cuando lo encontró sacó un remate de esos que hacen vibrar las tribunas, que andaban muy serenas.

En la segunda parte, cuando Nacional tenía menos fuerzas, Daniel Angulo metió un cabezazo que mandó la pelota al travesaño. Y nuevamente tembló El Campín, que era un estadio tranquilo pero ansioso.

Sin embargo, tanta dicha cardenal no podía ser cierta. Clasificar sin apuros no está en su estirpe. Pues, a los 68 minutos, Santiago Romero hizo que el partido tuviera un poco de dramatismo. Su remate, desde el borde del área, ante la primera desatención de Santa Fe, fue imposible de atajar para Castellanos, pese a su gran estirada. 0-1.

Los jugadores de Nacional celebran el gol. (Mauricio León/EL TIEMPO)

Se esperaba que Nacional sacara todo su arsenal, sus reservas de oxígeno, su garra charrúa, pero no tuvo aliento para un segundo golpe. Santa Fe retomó la calma. Agarró la pelota y evitó prestarla. Si iba a perder, mejor que no fuera por más. No era para tanto.

La clasificación a los octavos –enfrentará al ganador de la serie entre Emelec de Ecuador y Juventud de Uruguay– debió darse sin apuros, sin ese gol que debió poner nervioso a más de uno. Pero esa pequeña dosis de angustia sirvió para agitar los ánimos, para despertar esa tensión tan santafereña. Para celebrar con más fervor, porque Santa Fe sigue adelante en la Copa Suramericana.

Síntesis

Santa Fe: Leandro Castellanos; Sergio Otálvaro, Yerri Mina, Francisco Meza, Ricardo Villarraga; Juan Daniel Roa, Sebastián Salazar, Luis Manuel Seijas, Luis Quiñónez (m.83, Yeison Gordillo); Wilson Morelo y Daniel Ángulo (m.75, Miguel Borja).
DT: Gerardo Pelusso.

Nacional: Esteban Conde; Jorge Fucile, José Ajá, Sebastián Gorga, Alfonso Espino (m.46, Leandro Otomín); Santiago Romero (m.81, Rodrigo Amaral), Sebastián Erguren, Gonzalo Porras, Mathias Abero (m.87, Leandro Barcia); Sebastián Fernández y Sebastián Abreu.
DT: Gustavo Munúa.

Gol: 0-1, m.68: Santiago Romero.

Árbitro: el argentino Mauro Vigliano amonestó a Espino, Gorga, Castellanos y Romero.

Incidencias: partido de vuelta de la segunda fase de la Copa Sudamericana, disputado en el estadio El Campín de Bogotá.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.