Los primeros autobuses con refugiados llegan a la frontera con Croacia

Los primeros autobuses con refugiados llegan a la frontera con Croacia

La televisión regional N1 informó que unos 20 inmigrantes ya entraron al país.

16 de septiembre 2015 , 03:53 a. m.

 Los primeros autobuses con refugiados de Oriente Medio que anoche partieron desde el sur de Serbia llegaron este miércoles a la ciudad serbia de Sid, cerca de la frontera con Croacia, informan los medios de comunicación locales. Eso supondría una nueva ruta por la que los refugiados intentan alcanzar Europa occidental, después de que Hungría cerrara su frontera con Serbia para impedir el paso de miles de inmigrantes por su territorio.

Según la agencia de noticias serbia Tanjug, dos autobuses y varios taxis con unos 80 refugiados han llegado a las proximidades de la frontera de Croacia y la localidad de Tovarnik, hacia donde se encaminaron a pie por carreteras locales.

Otros tres autobuses con refugiados son esperados en la zona en las próximas horas. Desde la frontera entre Serbia y Macedonia, desde donde los refugiados entran en el país balcánico, son unos 500 kilómetros hasta la frontera croata.

La televisión regional N1 informó que unos 20 inmigrantes ya entraron a Croacia por los campos en los entornos de Tovarnik, y que se encaminan hacia un cercano puesto policial, siempre en compañía de agentes croatas.

Según la agencia de noticias croata Hina, el portavoz de la policía local, Domagoj Dzigumovic, indicó que "está en curso el registro" de los refugiados.

Croacia ha destinado unos 6.000 efectivos a sus fronteras exteriores para poder gestionar la posible llegada de refugiados.

A unos 15 kilómetros de Sid, Serbia han preparado un antiguo hospital de niños como centro de acogida para los refugiados, con una capacidad para 250 personas y está previsto que se instalen tiendas de campaña, aunque por el momento ningún refugiado ha llegado a ese centro.

Mientras, en el norte, en el paso fronterizo de Horgos, con Hungría, en la mañana de este miércoles había todavía 1.500 refugiados a la espera de poder seguir su viaje a través de Hungría.

Sin embargo, ese país cerró su frontera con Serbia, al tiempo que entró en vigor una nueva y restrictiva ley de inmigración, que hace casi imposible ingresar en ese país. Por otra parte, al considerar Serbia como "país seguro" las autoridades magiares no conceden a ningún refugiado asilo.

Este martes, 70 refugiados pidieron asilo en Hungría y 40 de estas solicitudes fueron rechazadas de inmediato.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.