Comienza reunión para la posible subida de tasa de interés en EE. UU.

Comienza reunión para la posible subida de tasa de interés en EE. UU.

Conozca cómo golpea a Colombia esta decisión.

notitle
15 de septiembre 2015 , 07:34 p. m.

La Reserva Federal estadounidense (FED) reanudó hoy la reunión de política monetaria que mantiene en vilo a los mercados mundiales y que podría desembocar en la primer alza de las tasas de interés estadounidenses en casi una década.

¿Cómo le pega a Colombia?

Si la volatilidad que ha caracterizado a los mercados colombianos en lo que va corrido del año le ha parecido abrumadora, prepárese porque un nuevo ‘sacudón’ está a punto de ocurrir esta semana a través del alza en las tasas de interés del banco central de Estados Unidos (FED), como todo parece indicar que sucederá.

Es lo que prevén los analistas, quienes consideran que acabar con la incertidumbre sobre el rumbo que tomarán las tasas de interés en Estados Unidos no solo será una buena noticia para el país, por las señales que esto enviaría, sino que, además, permitiría saber cuál es la situación de esa economía y hacia dónde se dirigirá.

La decisión se producirá en medio de una desaceleración de China y de una mejora de Estados Unidos.

Las tasas de la FED, que sirven de referencia para la gran mayoría de los mercados en el mundo, completan seis años en 0,25 por ciento. En el 2008, en medio de la crisis financiera en Estados Unidos, la autoridad monetaria se vio obligada a hacer un último ajuste en su política monetaria y redujo dos puntos porcentuales dicha tasa hasta su nivel mínimo histórico actual.

Si bien algunos economistas dicen que los efectos de la inminente alza en las tasa de la FED se han venido incorporando de manera gradual en los mercados, tras más de dos años de espera, Daniel Velandia, jefe de investigaciones económicas de Credicorp Capital, cree que sigue existiendo mucha incertidumbre frente a cómo reaccionarán los mercados.

Advierte, sin embargo, que un alza en las tasas “es una buena señal de confianza frente a la recuperación de la economía norteamericana, o que se está consolidando su crecimiento”.

Esto sin duda es positivo para el sector exportador colombiano, en la medida en que Estados Unidos sigue siendo su principal socio comercial, a donde llega el 35 por ciento de sus ventas externas.

“Ahí habría buenas noticias, y la suma de una eventual consolidación de ese crecimiento norteamericano con un alto nivel del dólar deberían favorecer ese comercio, aunque eso no será en el corto plazo, sino ya entrado el 2016”, dice el experto.

Pero más allá de esas señales positivas, hay quienes piensan que la transformación que viven hoy las economías emergentes, de altos crecimientos concentrados en solo unos 'commodities', a menor dinamismo y necesidad de diversificación, continuará con o sin ayuda de la FED.

Según Iván Felipe Campos, gerente de investigaciones económicas de Alianza Valores, “el punto es que la subida inmediata (de tasas de la FED) permitiría entrar a la última etapa donde esperamos que los economistas locales reconozcan la situación actual y que los activos bursátiles hagan su última corrección; además, que podamos estimar la duración de las subidas y que se pueda calcular el impacto total de la nueva etapa”.

Aunque los analistas tienen la certeza de que el ajuste de tasas de la FED se dará entre esta semana y el primer trimestre del 2016, dicen que lo valioso es conocer cómo se llevará a cabo.

“Nuestras proyecciones contemplan un ajuste muy gradual de la política monetaria en los Estados Unidos, y en este escenario, la economía colombiana, y particularmente su balance externo, se irá acoplando a esta nueva realidad global”, comenta José Vicente Romero, economista principal de BBVA Research.

Velandia, de Credicorp Capital, sostiene que desde el punto de vista económico no importa si el alza es ahora o en diciembre, lo que interesa es la gradualidad con que se haga, pero que, como está la economía mundial, esperaría que sea un proceso lento, “como tres incrementos por año, lo que permitiría que el ajuste sobre la economía no sea muy brusco”.

La atención de economistas e inversionistas también está puesta en los mercados dada la sensibilidad vista en el 2015.

José Germán Cristancho, director de estrategia e investigaciones de Davivienda Corredores, cree que el impacto sobre los activos colombianos dependerá mucho del tono utilizado en el mensaje de la FED, dado que una posición que lleve a pensar en una senda gradual y lenta de ajuste en las tasas podría disminuir la incertidumbre de los inversionistas y favorecer el precio de los activos.

De lo contrario, agrega, la volatilidad seguiría influyendo en el precio de los activos y veríamos una pérdida adicional de valor frente a la desvalorización que ya han enfrentado.

Para Iván Felipe Campos, de Alianza Valores, si hay alza de tasas el dólar comenzaría a construir un piso entre los 2.900 y 3.000 pesos con metas cercanas a 3.500 pesos; las acciones entrarían en su última corrección con caídas adicionales de entre 10 y 15 por ciento y los TES se seguirían corrigiendo al menos 0,5 o 1 por ciento al alza.

“Sería una oportunidad de vender dólar, comprar acciones y TES. Si no suben, los activos celebrarían temporalmente para después volver a la presión por la posible subida en octubre o diciembre y por la difícil situación de crecimiento en China y en la región emergente”, explica.

Inversión seguirá frágil

Otro de los frentes que sin duda sentirán los efectos de la decisión que se tome el jueves en la reunión del banco central de Estados Unidos (FED) es la inversión que llega al país.

Para José Germán Cristancho, de Davivienda Corredores, es probable que la inversión externa siga débil, y el contexto de alza de tasas así la mantendrá.

“El ajuste de tasas en Estados Unidos acentúa la posibilidad de disminución e incluso salida de flujos de inversión hacia o de Colombia, en la medida en que se empiezan a ofrecer rentabilidades mayores en esa economía”, comenta.

Para Iván Felipe Campos, de Alianza Valores, no hay duda de que un escenario de mayores tasas tendrá repercusiones en el sector exportador y en la inversión externa.

“Incluso, sin subida de tasas, la inversión extranjera seguirá cayendo en forma fuerte, en buena parte de lo que resta del año. La subida de tasas aceleraría este proceso”, dice el experto.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.