Presos por Interbolsa y carrusel armaron asado con whisky en La Picota

Presos por Interbolsa y carrusel armaron asado con whisky en La Picota

Operativo del Inpec sorprendió a reclusos en plena rumba. También ingresaron 'manicuristas'.

notitle
15 de septiembre 2015 , 08:24 a.m.

Con botellas de fino whisky y en un asado fueron sorprendidos en la noche del pasado sábado 5 de septiembre, en un pabellón especial de la cárcel La Picota, varios presos por los escándalos del 'carrusel' de la contratación, la parapolítica e Interbolsa. Era un verdadero parrandón en uno de los sitios que debería tener las mayores medidas de seguridad.

Así lo confirmó este martes en ‘Blu Radio’ el propio director regional del Inpec, Vicente Ostos, al detallar que, además, a varios de los procesados los frecuentan ‘manicuristas’ que entran en los días de visita.

"Estaban asando una carne en una de las tres áreas que tienen para hacer comida y cuando se les revisa también se encuentra una botella de whisky destapada y otra sin destapar", señaló el funcionario.

Entre los nombres que dio Ostos de la lista de invitados estaban Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo, cerebros del desfalco de la comisionista Interbolsa; el abogado Álvaro Dávila y el exconcejal José Juan Rodríguez, en prisión por el ‘carrusel de la contratación’; el exgobernador de Arauca Julio Enrique Acosta Bernal, tras las rejas por homicidio y nexos con paramilitares; y Camilo Bula Galeano, condenado a ocho años de prisión por un detrimento de 31.500 millones de pesos en la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE).

Según Ostos, también asistieron Franklin Chaparro, exalcalde de Villavicencio sentenciado a 42 años de cárcel por homicidio, y el excongresista y parapolítico Guillermo Gaviria Zapata, quien deberá pagar cuatro años de prisión por decisión que tomó hace pocos días la Corte Suprema de Justicia.

El pabellón en el que tuvo lugar el asado de las cabezas de Interbolsa y el ‘carrusel’ es el Ere sur, una sección especial donde los reclusos tienen celdas más grandes que las del resto de la población carcelaria de La Picota.

El funcionario aseguró en diálogo con EL TIEMPO que en la mañana de este martes, tras una reunión con el director del Instituto Penitenciario, el general Jorge Luis Ramírez, anunciarán las medidas a tomar tras este nuevo escándalo. Igualmente, tratarán de determinar cómo pudieron ingresar las botellas de licor. A los presos que sorprendieron en el asado ya se les inició una investigación disciplinaria, dijo Ostos.

No es la primera vez que en La Picota se descubren este tipo de denuncias, pues en el pasado se han descubierto toda clase de excesos y privilegios por parte de los reclusos, incluso, peleas de boxeo, remodelación lujosa de celdas y rumbas.

ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.