Smith, el doctor que se enamoró de la lengua palenquera

Smith, el doctor que se enamoró de la lengua palenquera

Un profesor nacido en Alemania y criado en EE. UU. realiza estudio del hablar palenquero.

notitle
13 de septiembre 2015 , 03:02 p. m.

Cuando al profesor Hiram Smith, doctor en lingüística hispánica de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos), le hablan sobre la lengua palenquera, automáticamente le brillan los ojos y suelta una sonrisa de enamorado, la cual no se le borra fácilmente.

El enamoramiento furtivo con esta lengua surgió hace cuatro años, cuando por suerte un colega colombiano le preguntó si quería pasar un tiempo en esa tierra de Bolívar, llena de sabor y cultura. Se suponía que solo iría por un día, pero se terminó quedando dos semanas.

El estudio del palenquero es algo personal, por el simple hecho de ser afrodescendiente. No veo ninguna división entre mis hermanos en el Caribe, África, Brasil o Colombia. Todos tenemos el mismo destino y el mismo pasado en muchos aspectos. Estudiar esta lengua criolla es realmente fascinante, teniendo en cuenta toda su riqueza y que solo existen tres lenguas criollas con bases hispánicas en el mundo”, explicó Smith.

Después de la visita, el doctor, actualmente con 42 años, se tomó en serio el estudio y la investigación en profundidad acerca de esta lengua que aún palpita levemente, y que amenaza con extinguirse.

“Empecé a leer sobre Palenque, su valor histórico y su importancia… Esta tierra es un tesoro y por eso quería aprender más y enfocar mis investigaciones en su lengua. En sentido general, el enfoque de mis investigaciones se basa en las variedades estigmatizadas y marginalizadas de lenguas criollas, y Palenque cabe allí”, indicó.

El profesional de la lingüística asegura que el palenquero, como lengua criolla, pudo haber nacido en un momento específico, que estaría ligado a procesos y estadios del periodo de La Colonia.

Esta lengua, que le resulta maravillosa, viene de la mezcla entre el español y el kikongo.

Extenso y riguroso

El trabajo de Smith, quien nació en Alemania, pero se crió en Oklahoma (Estados Unidos), ha sido extenso y riguroso.

Ha realizado gran número de grupos focales y entrevistas, de los cuales analiza la forma de hablar de los palenqueros, cómo usan los pronombres y los verbos, además de las ocasiones en las que repiten palabras especiales. Hasta el momento lleva analizados 2.544 casos de morfemas analizados.

“Es un trabajo exigente en el que un grupo de colaboradores me presta su apoyo. Hay que organizar entrevistas y diálogos, grabarlos y desgrabarlos, para luego tabularlos y así realizar lo análisis lingüísticos respectivos”, explicó el profesor, quien ya se siente parte de la población, por el alto contacto que ha tenido con su gente y sus costumbres.

“I kumé, bo kumé, ele kumé, suto kumé, utere kumé… Esa forma de conjugar el verbo comer tiene bases arraigadas en el castellano, pero no dejan de lado aquella raíz afrodescendiente que ha transcurrido a pesar de los años. Estamos leyendo un yo como, tú comes, él come, nosotros comemos y ustedes comen. Algo curioso en el palenquero es que los artículos no tienen género. Por ejemplo: (un pelo - un perro) y (un kasa - una casa)”, explicó Smith, en medio de una ponencia que realizó hace algunas semanas en el Centro Cultural Colombo Americano, en Barranquilla.

Apenas empieza

Las investigaciones a propósito del palenquero apenas empiezan, a pesar de llevar cuatro años leyéndolo y escuchándolo.

En el 2016 el docente universitario espera que un grupo de cuatro o cinco de sus alumnos en Estados Unidos venga a Colombia para que se liguen a la investigación y puedan avanzar a mejor paso.

Para Smith el nivel de avance que hay en Palenque actualmente es bueno, pero no duda en decir que es un pueblo que precisa más de parte del Gobierno, pues el valor de la historia que carga es grande.

“Sabemos que en el 2005 la Unesco declaró patrimonio a Palenque. En el 2012 Barack Obama, presidente de (Estados Unidos), habló mucho sobre Palenque y lo que se tenía que hacer allá. Este año, Juan Carlos Gossaín, gobernador de Bolívar, y otros políticos tenían el proyecto ‘Palenque 2015’, con el cual construyeron casas, regalaron estufas, pusieron agua potable, instalaron Internet, y además iniciaron la pavimentación de la entrada. Eso es bueno, pero falta más por hacer”, aseguró Smith, quien pasa gran parte de sus horas en la población afrodescendiente, en su pueblo, en su Palenque.

DANIEL ESCORCIA LUGO
BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.