453 guardianes ahora cuidan a las mujeres en el Atlántico

453 guardianes ahora cuidan a las mujeres en el Atlántico

Se acaban de graduar del programa 'Transfórmate Tú Hombre', de la Secretaría de la Mujer.

notitle
13 de septiembre 2015 , 12:55 a. m.

Manuel Ángel, a sus 30 años, pudo elegir repetir las enseñanzas machistas y de maltrato contra la mujer, que sin darse cuenta le trasmitió su padre a lo largo de la crianza en su natal municipio de Malambo (Atlántico).

Sin embargo, optó por reforzar a como diera lugar un respeto absoluto por la mujer hasta el punto de que las obligaciones que le demandan ser un técnico en panadería y en instalación de cielo raso, las combina con ser uno de los 453 líderes en el departamento del programa ‘Transfórmate Tú Hombre’, de la Secretaría de la Mujer y la Equidad de Género de la Gobernación del Atlántico, que busca propender por la igualdad entre los géneros.

Ángel rompió las cadenas y le hizo el quite a los comportamientos negativos que desde niño vio en su casa contra la mujer, pero también se cansó de las truculentas situaciones que se vienen presentando contra las féminas en el departamento, donde las estadísticas establecen que este año han muerto de forma violenta 24 de ellas, 10 en circunstancias que encajan en feminicidio, es decir, que perdieron la vida en manos de sus parejas o compañeros sentimentales.

He optado por ser una persona de bien, pero no solo porque lo digo, sino porque lo practico. Procuro siempre ser optimista, sensible, respetuoso y responsable. De ser así y honrar a mi hogar considero que depende que los negocios se fortalezcan y llegue la prosperidad para quedarse”, manifestó Ángel.

Y son esos conocimientos los que va a poner al servicio de sus coterráneos en ese municipio del área metropolitana de Barranquilla. Su pensamiento crítico respecto a la masculinidad y el trato hacia las mujeres enfatiza en que los hombres, al igual que el otro género, tiene la posibilidad de ser sensible, así como también puede ocuparse de las tareas que por modelos establecidos por las sociedades de antaño quedaron en jurisdicción de ellas.

Para Ángel no es cierto que los hombres sean los fuertes y las mujeres las débiles, pero reconoce que cambiar un estereotipo de ese talante no es tan fácil como parece.

“Es que estos modelos siguen afirmándose en la televisión, en la música, en las películas, en todo. Por eso hago parte de la red de hombres del Atlántico, no solo para enseñar lo que pienso, sino para propender por el cuidado de las mujeres, cuyas muertes violentas me estremecen cada vez más”, dijo.

Las redes de este tipo se han constituido en cada uno de los municipios (Barranquilla, Soledad y Malambo lideran en denuncias), luego de un proceso de formación en la fundación Cedesocial, que consiste en módulos de ‘Nuevas masculinidades’, ‘Hombres sembrando equidad’, ‘Hombres cómplices’, ‘Hombres no violentos’, ‘Hombres empoderados’ y ‘Hombres en su dimensión sexual y reproductiva’.

Ángel confiesa que los episodios de violencia contra la mujer que vivió en el seno de su familia lo hicieron rechazar tajantemente el comportamiento machista y violento que por mucho tiempo observó en su padre.

Una de esas situaciones le costó no volver a hablar con su progenitor hasta que el pasar del tiempo sanó las heridas.
Fue un día que quedó para el olvido, pero que no ha podido ser borrado de su mente: aquel en el que presenció cuando su madre, quien solo estudió hasta quinto de primaria, fue víctima de maltrato físico y verbal.

Cuenta Ángel que regresaba del trabajo y en el transcurso del camino algunos vecinos se le acercaron para advertirle lo ocurrido, pero la primera señal que percibió fue el intento de su madre de ocultarlo.

Entonces, una de sus hermanas no esperó para decirle la verdad y, entre llantos, levantó la falda de su madre para ver los moretones que su padre le había provocado.

Ese día lo atormentaba, pero “no permití que estos comportamientos se infiltraran en mi corazón”, y por el contrario, se hizo más consciente de los valores que necesita una relación:

“Tiene que haber amor, respeto, comprensión, complicidad, que te pongas en los zapatos de la mujer y preguntarse ¿cómo se siente ella?, ¿cómo la debo tratar? Debo reconocer que la sociedad nos muestra que somos más hombres entre más caminemos con el pecho erguido, entre menos lloremos. Este curso me ha ayudado a ver que esto es falso”, anotó.

Importa es protegerlas

En el sur del Atlántico también volvió a ‘nacer’ un nuevo hombre con una visión renovada y que no tiene otra cosa en común con sus demás compañeros en este programa que exterminar la cultura machista y patriarcal.

Se trata de Nelson Villalba, quien vive en Repelón, pero nacido hace 41 años en Palmar de Candelaria. Este ‘Hombre empoderado’, como les llaman a los que hacen parte del programa, asegura que cada día trabaja fuertemente por su familia, a la que considera el gran pilar de su vida. También por sus otras dos pasiones: la música y el bienestar de su comunidad.

Hace ocho años, Nelson comenzó a experimentar quizá la más dura de las pruebas de la vida: un desprendimiento de retina que lo llevó a perder la vista, aproximadamente en un 95 por ciento de su capacidad.

Desde ahí ha sido más difícil para él, pero fue consciente de que tenía un ejemplo para darle a la sociedad: que lo más importante es preservar el hogar que se forma, en su caso, con su esposa y dos hijos.

“No me cambio por nadie y continúo con mi labor de trasmitir el respeto que debe existir por la mujer como pilar de la sociedad, sobre todo ahora que nació mi hija”, manifestó.

El programa, además, contempla la entrega de los insumos y herramientas para el fortalecimiento productivo de estos ‘nuevos hombres’. La idea es que trabajen en oficios como la mecánica, la refrigeración, las confecciones, la zapatería, la ferretería y la carpintería. Tanto Manuel como Nelson y los demás miembros de la red seguirán contribuyendo a la transformación de la sociedad machista en la que los atropellos contra la mujer no cesan.

ANDRÉS ARTUZ FERNÁNDEZ
BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.