El tamaño del pene a veces sí cuenta / Sexo con Esther

El tamaño del pene a veces sí cuenta / Sexo con Esther

Las mujeres prefieren miembros más largos para relaciones de una sola noche.

12 de septiembre 2015 , 10:51 p. m.

La máxima aquella de que el tamaño del pene no importa, sino la forma en que los señores lo usan en la cama, podría resultar incluida en la lista de frases políticamente correctas.

Un estudio legítimo acaba de comprobar que a ellas les gustan los penes ligeramente más largos que el promedio, “y de hecho esperan miembros mucho más grandes para las relaciones de una sola noche que para una de largo plazo”. El análisis, para quienes todavía tienen dudas, fue hecho por las serísimas universidades de California y Nuevo México. (Lea también: ¿Se puede alargar el pene? / Sexo con Esther)

Al enfrentar a las mujeres con un buen número de apéndices masculinos impresos en 3D, se encontró que los que medían hasta 16 centímetros fueron considerados óptimos para el sexo, en relaciones de largo plazo.

Sin embargo, cuando se planteaba la posibilidad a las participantes en el estudio de una faena de una sola noche, casi todas optaron por los que medían más de 17 centímetros (un poco más que el promedio normal).

Valga decir que estas maquetas anatómicas eran de color azul, un tono intencionalmente elegido para eliminar el rasgo racial que en algunos casos puede inclinar la atracción de las mujeres.

Pero, más allá de la observación, los investigadores se adelantaron a interpretar estos resultados argumentando que para relaciones largas las mujeres anteponemos el bienestar psicológico, dejando en un segundo plano el tamaño del equipaje masculino.

Valga decir que este concepto fue complementado con la idea de que si el sexo está bien en una relación de largo aliento, el miembro viril grande de algún compañero casual equivale a una especie de compensación, que ayuda a romper la rutina. Mejor dicho, hace que la aventura valga la pena. (Lea aquí: El pene en sus justas medidas)

Un dato curioso: casi todas las mujeres del estudio recordaron el tamaño del pene inferior al que en realidad tiene, y eso sí que preocupa a los señores.

No estaría mal que cada uno tuviera una réplica en 3D de su mejor amigo, en tamaño real. Quién quita que eso dé a la pareja más certezas y la ponga a imaginar menos. Hasta luego.

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.