Grupos de investigación son la 'joya de la corona'

Grupos de investigación son la 'joya de la corona'

Los investigadores encuentran en las universidades y Colciencias un importante impulso.

notitle
11 de septiembre 2015 , 11:11 a. m.

 De acuerdo con las cifras de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC), la inversión en actividades de ciencia y tecnología en el país se sitúa alrededor de 0,6 por ciento del PIB y el porcentaje en investigación y desarrollo no pasa del 0,2 por ciento. Cifras muy bajas si se comparan con otros países, incluso de la misma región.

“El sector de ciencia y tecnología es estratégico para el desarrollo del país y debe tener una alta prioridad”, afirma su director Eduardo Posada.

En Colombia hay cerca de 5.000 grupos de investigación y unos 18.000 investigadores activos. El crecimiento de ese número se debe fundamentalmente al apoyo a la formación de doctores, tanto en el país como en el exterior. Los más recientes resultados de la convocatoria nacional para el Reconocimiento y Medición de Grupos de Investigación, Desarrollo Tecnológico o de Innovación y para el Reconocimiento de Investigadores del SNCTeI – l de Colciencias, tuvo una inscripción de 5.869 grupos avalados por una institución reconocida.

Los resultados dejaron bien paradas a las universidades de la costa caribe. Las universidades del Norte en Barranquilla, de Cartagena y del Magdalena están entre las primeras treinta. Y no es para menos, pues algunos grupos de investigación llevan décadas trabajando, han sido reconocidos internacionalmente y gracias a sus hallazgos han llevado beneficios a centenares de colombianos.

El Centro de Investigaciones en Desarrollo Humano (CIDHUM), de la Universidad del Norte de Barranquilla, por ejemplo, reúne a cuatro grupos y lleva 35 años investigando. Uno de los buenos ejemplos es la investigación del grupo de Desarrollo Humano que busca identificar las prácticas de cuidado que desarrollan las familias con niños de 0-5 años en entornos rurales o urbanos, diseñar, implementar y evaluar una estrategia de intervención para potencializar las prácticas de cuidado e incidir positivamente sobre el desarrollo infantil. “Nuestro tipo de investigación busca no solo usar la ciencia para obtener resultados y publicarlos, sino que involucramos desde el principio del proyecto a los beneficiarios. Ese creo que ha sido un acierto. Hemos atendido, en asocio con el ICBF, más de 200 mil niños de la región”, cuenta José Amar Amar, director del CIDHUM.

El CIDHUM es uno de centros de investigación escalafonados a nivel de excelencia en el país y el único centro en todo el país clasificado de Excelencia en el área de las Ciencias Sociales. La seriedad que se le reconoce a su trabajo, lo ha llevado a hacer consultorías en diversos países de Latinoamérica. “Ahora estamos trabajando con la Gobernación para llevar el conocimiento de las nuevas tecnologías a más de 7 mil familias del sur del departamento. Si esto se da, sería un buen ejemplo para generar una política pública nacional”, cuenta orgulloso Amar.

Otro ejemplo de ciencia aplicada y que apuesta al beneficio de las comunidades es el Instituto de Investigaciones Inmunológicas de la Universidad de Cartagena. Desde hace unos años, con el apoyo de la Fundación para la Promoción de la Investigación y la Tecnología del Banco de la República, ha investigado el papel que juega la dieta ancestral de San Basilio de Palenque en el desarrollo de las alergias. “Lo que observamos es que este tipo de dieta, y alguno de sus componentes nutricionales, ayuda a proteger en el desarrollo de las alergias. Además, los niños que viven en el ambiente rural padecen menos este tipo de enfermedades, en comparación con los de ancestría africana (palenqueros), que viven en el ambiente urbano”, explica Javier Marrugo Cano, coordinador del grupo.

Esta universidad cuenta con siete grupos reconocidos por Colciencias, que dependen de la Vicerrectoría de Investigaciones, en cabeza del doctor Jesús Olivero Verbel, quien también cree que acercar la ciencia a la realidad es ideal. “A través de un proyecto financiado por Colciencias, la Universidad de Cartagena propuso la Ley del Plomo, una iniciativa legislativa que cursa en el Congreso para regular el uso del metal en Colombia, como garantía de un desarrollo neurológico adecuado para todos nuestros niños”, asegura.

Resultados como los anteriores existen varios y a ellos se suman los diversos observatorios en ciencias básicas y tecnología, que resultan de gran importancia a la hora de trazar una hoja de ruta. “Juegan un papel fundamental para tener un conocimiento objetivo de un sector, que sirva de base para la construcción de políticas públicas”, explica Posada.

Un buen ejemplo es el Observatorio del Caribe, que opera hace más de cuatro décadas y que, en alianza con la Universidad de Córdoba y el apoyo de Colciencias y la Gobernación de Córdoba, adelanta la formulación del Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación del Departamento de Córdoba.

Para el doctor Elías Said Hung, director del Observatorio de Educación del Caribe Colombiano, los observatorios resultan importantes en el desarrollo de las regiones. “Estos espacios de acompañamiento, seguimiento y análisis de indicadores relacionados a áreas estratégicas para el desarrollo de una determinada región, contribuyen a tener una constante promoción y desarrollo de actividades investigativas y de debate social”.

Datos para pensar

- Del total de la inversión nacional en I+D más del 60 por ciento proviene del sector público y menos del 40 por ciento del sector privado, al contrario de lo que ocurre en países avanzados, en los cuales el 75 por ciento de la inversión proviene del sector privado.
- Los países que más invierten en actividades de ciencia y tecnología en América Latina son: Brasil con el 1,74 por ciento y Costa Rica el 1,77 por ciento, los demás como Argentina con el 0,66 por ciento y México con el 0,73 por ciento.

*Datos suministrados por el presidente de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.