Dudas sobre polémicos contratos de Springer, a Comisión de Acusación

Dudas sobre polémicos contratos de Springer, a Comisión de Acusación

Crece escándalo por su trabajo con la Fiscalía. Oficio dice que sus informes no cumplen requisitos.

notitle
11 de septiembre 2015 , 09:04 a. m.

El escándalo por los millonarios contratos directos suscritos por la Fiscalía con la politóloga Natalia Springer sigue creciendo y ya tiene un capítulo pendiente en la Comisión de Acusación. Desde hace un año, en esa célula del Congreso, la única que puede investigar al Fiscal General, reposa un extenso informe con las reservas que había en la misma Fiscalía frente al resultado del millonario contrato de asesoría con la firma de Springer.

El documento fue anexado a una denuncia que llegó a la Contraloría. Como una tutela promovida por el mismo fiscal Eduardo Montealegre blindó a todos los funcionarios con fuero de las investigaciones por el manejo de recursos, la denuncia fue a la Comisión, que en un año no ha hecho nada con ella.

Lo que dice el documento de la Unidad de Contexto, de finales del 2013, es que el proyecto de Springer no satisfacía los parámetros del contrato, tanto por procedimientos como por resultados esperados. Por ello, se recomendaba no pagar una millonaria suma.

Poco después de este documento, el jefe de la funcionaria que dio el concepto, Alejandro Ramelli, salió de manera sorpresiva de la Unidad de Contexto de la Fiscalía. El contrato no sólo se pagó sino que ha sido prolongado desde entonces, hasta superar los 4 mil millones de pesos.

En el oficio en el que el equipo de Ramelli recomendaba no pagar el contrato del 10 de septiembre del 2013 con Springer, por 895 millones de pesos, el exfuncionario de la Fiscalía asegura que el primer informe que entregó la firma de la politóloga, denominado 'El secuestro en Colombia, análisis Cualitativo y Cuantitativo sobre la Amplitud y la Sistematicidad de la Práctica Criminal de Responsabilidad de las Farc EP", no está articulado con las investigación de la Unidad de Contexto y no es útil para su trabajo. (Vea aquí el oficio completo sobre el informe de Springer)

"En conclusión el documento presentado no cumple con las obligaciones estipuladas en el contrato y no es útil para el desarrollo del trabajo que se viene adelantado en esta Unidad Nacional, sin dejar de señalar que las observaciones que se realizaron al mismo, es producto del trabajo sobre las necesidades expuestas no solo por el grupo de fiscales, sino también de los analistas que hacen parte de la priorización de las Farc", concluye el oficio suscrito en el 2013.

Asegura que "la falta de articulación del documento con las investigaciones de la UNAC (Unidad de Contexto) preocupa adicionalmente en tanto la Oficina Jurídica después de la consulta elevada por el supervisor del contrato y esta jefatura, concluyó que los productos de la firma contratista debían ser sustentados en juicio con el objeto de asegurar que con éstos si se cumpliera con los estudios de necesidad y las obligaciones del contrato suscrito".

'Documento de Springer se basó en informes del Centro de Memoria Histórica'

Para el equipo que trabajaba con Ramelli, "la distinción conceptual entre las modalidades de secuestro no es clara, como tampoco lo son las justificaciones metodológicas para determinar dichas modalidades. Esto ocurre particularmente en el caso de la distinción entre las pescas milagrosas y secuestros individuales".

Dice el oficio que las gráficos y análisis cuantitativo que la firma de Springer hizo en su primer informe "no se corresponden con un análisis cualtitativo profundo frente a los hallazgos posiblemente encontrados, que además puedan enfocarse en el marco de una persecución penal de máximos responsables".

El informe de Springer, según el oficio, tampoco cumple con el requisito de identificar cuáles son las estructuras de las Farc detrás de los secuestros ni cuáles fueron las zonas más afectadas.

"En general, falta información sobre el tratamiento de los datos y su procedencia. Por ejemplo, se mencionan 80 testimonios analizados pero no se sabe a cuáles se refiere y en qué expedientes se practicaron". (Que Montealegre responda por sus actos, piden varios exfiscales).

Una de las críticas que se le hace a la firma de Springer sobre su informe es que "metodológicamente el documento se fundamenta principalmente en las publicaciones del Centro Nacional de Memoria Histórica, 'Como una verdad secuestrada, una sociedad secuestrada', además de usar las bases de datos de Cifras y Conceptos.

"En esta medida el documento no cumple el propósito del equipo de investigaciones de la UNAC de consolidar bases de datos de secuestro en general (extorsivo, toma de rehenes), para establecer los bloques y frentes de las Farc-EP".

El equipo de Ramelli concluye que el informe de Springer no es exacto. "Cuando se concluye que el secuestro de las Farc aumentó 4.7 por ciento, esta variable es de autores presuntos más no de autores confirmados". Esto dificultad, según el oficio, las labores de la Fiscalía en el momento de realizar una acusación contra la guerrilla.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.