Zumba, el 'ejercicio disfrazado' que mueve a millones

Zumba, el 'ejercicio disfrazado' que mueve a millones

Este mes se hizo la 8.ª Convención de Instructores en Orlando (Florida).

notitle
10 de septiembre 2015 , 08:53 p.m.

Una multitud de colores que se mueve sin parar, agita los brazos y grita emocionada cuando anuncian la entrada de Alberto Pérez, más conocido como ‘Beto’. No es una estrella de rock, pero esta escena se repite cada que pisa un escenario en cualquier país del mundo.

Sucedió este mes, cuando en Orlando (Florida) se reunieron unos 7.000 instructores de zumba, la cada vez más popular disciplina que este colombiano creó en Estados Unidos. Cada año, miles de personas que practican y enseñan esta mezcla entre baile y fitness se reúnen allí durante 4 días. Este mes se hizo la 8.ª Convención de Instructores.

Tras 14 años, Beto Pérez había regresado a Colombia, así que esta vez no solo tenía historias de los países que visitó en 2015, como la India o Nepal, sino anécdotas recientes de su tierra.

Incluso entregó en la sesión inaugural el premio a la inspiración al único policía instructor de zumba en Colombia, Jhonny Pico, quien viaja por el país haciendo campañas de prevención a través de esta actividad y fue sorprendido con el saludo que le envió el presidente Juan Manuel Santos en un video.

Beto admite que al volver al país tras su creciente fama “sintió un fresquito” porque, al irse, las cosas tristes que le sucedieron le dieron un reto personal: “Cuando vuelva quiero hacerlo por mi talento, no por vacaciones o porque extraño el sancocho; quiero que me llamen”. Y así fue.

Lo que nació como un sueño de este caleño se ha convertido en una de las compañías de mayor crecimiento en Estados Unidos: está en más de 185 países y lo practican más de 15 millones de personas.

La empresa que empezó haciendo videos ahora es una red de enseñanza que tiene su marca de ropa, produce la mayoría de su música y lanzó su videojuego.

En sus inicios sucedió algo inesperado: “Llegaron emails de gente que quería enseñar esto. Y yo decía ‘¿cómo así? ¿Quieren que lo que yo llevo haciendo 15 años la gente lo haga en dos días?’ Ahí vino la idea: un sistema de negocio educacional”, recuerda Beto.

La zumba ya tiene diferentes especialidades: toning, step, sentao, gold, kids y aquazumba. Durante la convención, que dura una semana, se hacen más de 200 sesiones y un concierto fitness de cierre.

“Es el segundo año que venimos, y ahora todos los años queremos estar aquí”, asegura el chileno Claudinho Souza mientras baila al ritmo de los zumba jammer (instructores más expertos) que están en el escenario central.

Así cambia vidas

Muchos no saben que zumba significa más que un tipo de ejercicio: algunos lo consideran un estilo de vida. Según la colombiana Vicky Zagarra, especialista en educación de zumba (ZES, por sus siglas en inglés) en Italia y Europa, “ha sido una experiencia que no pensé que me iba a dar tanto. Creí que le iba a dar a la gente, y ha sido lo contrario. Siempre recibo testimonios; el último, de una monja que dejó el hábito y ahora enseña zumba”.

Cada persona tiene su propia historia: unos buscan mejorar su condición física, adelgazar, tener su propio negocio o simplemente divertirse. Dentro de la compañía se han creado además varios movimientos dedicados a causas benéficas, como Party in Pink, para recoger fondos contra el cáncer de seno en eventos como la Zumbatón.

“Quería que todos conocieran una manera divertida de hacer ejercicio sin dolor o dieta, sino con baile, pero dan sus testimonios de vida; quedo con los calzones abajo”, confiesa Beto.

Armando Salcedo, uno de los ZES internacionales más reconocidos, pregunta: “¿Por qué zumba está en Japón, en Rusia, en India? Porque es un idioma que habla todo el mundo: el del lenguaje corporal”, señala.

Su compañera de tarima, Heidy Torres, resalta su capacidad de inclusión: “Hay gente en silla de ruedas haciendo las clases, gente que no tiene piernas bailando. Además son instructores, hay señores de mucha edad que dictan sus clases de 80, casi 90 años”.

MARÍA LUISA TABARES
Para EL TIEMPO
Orlando

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.