Los golpes a la mafia

Los golpes a la mafia

La corrupción permite en el aeropuerto el narcotráfico y el tráfico de personas, entre otros delitos

10 de septiembre 2015 , 04:32 p. m.

El Dorado es puerta de salida al mundo, y por allí quieren escapar los que pretenden evadir la justicia. Y, desde luego, uno de los puntos por los que los traficantes buscan enviar la droga. No faltarán las manzanas podridas, pero allí caen mulas y cargamentos con gran frecuencia. Quiero hacer un homenaje a los perros, nobles animales que han pagado una grande cuota de sacrificio en la lucha contra el delito. La perrita Mona, que descubrió la tonelada de cocaína, merece gratitud y una medalla. Eso evitó que el veneno llegue a las calles. Que revisen las fallas que pueda haber y que sigan en esta lucha sin cuartel contra los malhechores. Esos golpes a la mafia deben seguir aquí y en los mares. Este es un flagelo que nos avergüenza.

Carmen Rosa Novoa

* * * *

Señor Director:

Acerca de su editorial ‘Lupa en El Dorado’ (10-9-15), indudablemente la corrupción permite en el aeropuerto el narcotráfico y el tráfico de personas, entre otros delitos. De ahí que las autoridades deben actuar con severidad, porque la delincuencia permanece al acecho para cumplir sus propósitos. Los golpes que últimamente se les han dado en ese terminal aéreo a los narcotraficantes demuestran que hay que seguir por esa senda. Por ello, la lucha en contra de la corrupción no debe de cejar, porque flagelos como el narcotrafico no solo enriquecen a los capos, sino que traen enormes desgracias y sufrimientos a familias enteras en diferentes partes de la tierra.

Ariel Peña

Las capacidades de Maduro

Señor Director:

Cada vez que habla Nicolás Maduro nos demuestra que no reúne las condiciones mínimas para ser el mandatario de Venezuela. A raíz de la crisis fronteriza que originó con Colombia, anunció la creación de “una nueva frontera” con nuestro país, lo que no resiste el menor análisis porque los temas fronterizos solo pueden atenderse adecuadamente cuando son asumidos por las naciones vecinas y no de manera unilateral, como lo pretende el Presidente venezolano, quien se ha negado a responder los requerimientos telefónicos de los mandatarios de Colombia y Uruguay, interesados en la solución del conflicto. Igualmente, la Canciller venezolana deja mucho que desear, ya que cuando trata el caso o se refiere a nuestro país o a los colombianos en general se aleja de los cánones diplomáticos que está en el deber de observar, simplemente para agradar a la galería.

Víctor Hugo Ibarbo Sepúlveda

Dolor de patria

Señor Director:

Qué dolor de patria y pesar que el médico Carlos H. Quintero B., con posgrado en Harvard, tenga, como muchos otros brillantes profesionales colombianos, que irse a otro país a buscar trato y salario dignos (EL TIEMPO / 4-9-15/ Foro del lector), mientras a nuestros congresistas les suben el sueldo a 25,9 millones. Y la salud, convertida en inmisericorde negocio en manos de indolentes comerciantes.

Luis Iván Perdomo Cerquera

__________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.