'En contratos de la Fiscalía no hay nada oscuro': Montealegre

'En contratos de la Fiscalía no hay nada oscuro': Montealegre

Afirma que quienes critican los contratos están 'parcializados' y 'sus juicios son falaces'.

notitle
09 de septiembre 2015 , 10:21 p. m.

¿Por qué tantos contratos directos con exmagistrados?

No ha existido honestidad en el debate y en las críticas. La entidad debe contar con el apoyo de profesionales con gran experiencia en temas que no necesariamente están vinculados con el derecho penal. No puede ser más que un honor y un privilegio contar con la asesoría de grandes juristas y exmagistrados. Más que un reparo, el paso por las altas cortes es credencial de probidad y conocimiento. Nadie ha podido ni podrá poner en duda los sobrados méritos profesionales de los asesores de la Fiscalía. (Lea además: el martes se define si hay debate al fiscal Eduardo Montealegre)

Con la gran nómina que tiene la Fiscalía, ¿no hay personas con la preparación suficiente para llevar a cabo las labores contratadas?

Antes de suscribir cada contrato, estudiamos si existe o no una necesidad de acudir a personas externas para cumplir con nuestras funciones. En los eventos en que decidimos contratar a un asesor externo, es porque previamente hemos llegado a la conclusión de que, debido al alto nivel de especialidad de los conocimientos que requiere la ejecución de determinadas tareas, es necesario buscar asesoría externa. Debido a que la forma de investigación se hacía únicamente caso a caso, en la entidad no sabíamos cómo reconstruir patrones criminales, develar vasos comunicantes entre crímenes aparentemente aislados, o identificar la sistematicidad de un ataque contra un sector de la población.

Para aprender a hacerlo ha sido necesario apoyarnos en los conocimientos de personas que ya venían de tiempo atrás estudiando esos temas, y que incluso se han hecho doctores en esas materias. La capacitación que hizo el destacado defensor de derechos humanos Baltasar Garzón sobre cómo perseguir a la criminalidad organizada ya ha dado unos réditos palpables. De 2014 a la fecha se han logrado dar duros golpes a 1.419 a estructuras delincuenciales en realidades que afectan duramente al ciudadano de a pie, como el homicidio, el microtráfico y el hurto callejero.

¿Una contratación directa tan grande no es campo abonado para prácticas no transparentes?

Es válido el debate sobre la discrecionalidad de las entidades públicas en el marco de la modalidad de la contratación directa. Con todo, creo que tal figura es necesaria en la medida en que constituye una fórmula para armonizar los principios de eficiencia y transparencia como mandatos rectores de la contratación pública. Pero, más allá de eso, lo que puedo decir con total contundencia es que en el manejo de la contratación de la Fiscalía no hay nada oscuro ni contrario a la ley. Todos los contratos que firma la entidad se ajustan a los principios de la administración pública. La contratación de la entidad es un libro abierto.

¿Por qué se ha negado a mostrar los productos de contratos como los de Natalia Springer?

No todos los productos de los contratistas son públicos, pues, como ya lo he dicho, algunos productos tienen impacto dentro de las investigaciones penales, lo cual nos ha obligado a declarar su reserva. Su divulgación podría conducir al fracaso de nuestras estrategias procesales en la imputación de delitos constitutivos de graves violaciones a los derechos humanos. Cabe recordar que la garantía de acceso a la información pública no es absoluta, y es posible limitarla válidamente cuando así se logra perseguir con éxito la comisión de delitos y propender por una correcta administración de justicia.

¿Qué explicación les da a las duras críticas contra usted de los últimos días?

Los violadores de derechos humanos, el entorno político y económico del paramilitarismo y las organizaciones criminales están sintiendo pasos de gigante con el nuevo modelo de investigación que ha implementado la Fiscalía General de la Nación en estos últimos tres años y medio. Estamos preparados para defender el nuevo modelo ante la furia desatada de los delincuentes.

Ya estamos cerca del final de su periodo. ¿Qué Fiscalía cree que deja?

Encontré una entidad sitiada por el caos. De Viviane Morales heredamos la portentosa sombra de Carlos Alonso Lucio, quien con su impecable catadura ética irradió a la Fiscalía General de la nación. Alfonso Gómez Méndez, además del himno y el fortalecimiento inusitado de su oficina de abogados, no dejó prácticamente nada. En ese contexto, nos hemos encargado de poner la casa en orden y de construir una Fiscalía moderna dotada de mejores herramientas para hacer frente a los retos criminales. El periodo en que estuvo Martha Lucía Zamora nos dejó como legado el acuerdo con los Nule, pactado también con la administración de Morales, que fue necesario revocar apenas llegamos.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.