Las disculpas de Clinton y su retroceso en las encuestas

Las disculpas de Clinton y su retroceso en las encuestas

Tras asumir la responsabilidad, la precandidata pasó de 52 % a 41 % de popularidad en encuestas.

notitle
09 de septiembre 2015 , 07:34 p. m.

Un inesperado descenso en los sondeos que les dan ventaja a sus más directos rivales en las aspiraciones de llegar a la Casa Blanca y una campaña erosionada a raíz del uso indebido del correo electrónico cuando era secretaria de Estado obligaron a la actual precandidata demócrata Hillary Clinton a pedir excusas a la opinión pública.

Y es que el uso de una cuenta privada para asuntos de interés nacional mientras era secretaria de Estado tuvo un fuerte impacto en su popularidad, con unas cifras de preferencia que descendieron al 41 por ciento (las más bajas desde 1992), según el último estudio realizado por la consultora Gallup, frente al 51 por ciento que había ostentado anteriormente. También, una encuesta nacional de la Universidad Monmouth señaló que la ex primera dama cuenta con un 42 por ciento de respaldo, por debajo del 52 por ciento registrado en agosto. Pero a pesar del retroceso, Clinton mantiene el liderato para convertirse en la candidata demócrata para las elecciones presidenciales por encima del vicepresidente Joe Biden, quien, sin haber presentado su precandidatura oficial, supera con un 22 por ciento al senador Bernie Sanders, cuya intención de voto alcanza un 20 por ciento.

Por esta razón, en una entrevista concedida a la cadena ABC, Clinton calificó de “error” el hecho, pidió disculpas y afirmó que “al mirar ahora en retrospectiva, y aún cuando estaba permitido, debí haber usado dos cuentas, una para correos personales y otra para aspectos de trabajo”.

“Verdaderamente, me hubiera gustado haber elegido otra alternativa”.

A pesar de las declaraciones, el asunto está lejos de terminarse, pues el Departamento de Estado, al cual Clinton entregó más de 30.000 mensajes a finales del 2014, los ha ido publicando por entregas. Muchos de ellos contienen información que ha sido marcada como clasificada posteriormente, lo que plantea interrogantes sobre las medidas de seguridad destinadas a proteger de piratas informáticos el servidor de Clinton.

Los republicanos han cuestionado la decisión de Clinton, señalando la naturaleza potencialmente criminal de un mal manejo de información clasificada a través de un servidor privado. Clinton afirmó que durante su gestión al frente de la diplomacia estadounidense (2009-2013) “no envió ni recibió ninguna información marcada como clasificada en ese momento”.

INTERNACIONAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.