Los inquietantes signos de una mayor presencia militar rusa en Siria

Los inquietantes signos de una mayor presencia militar rusa en Siria

Moscú afirma que nunca escondió su apoyo en armas e instructores al ejército sirio.

notitle
09 de septiembre 2015 , 07:35 a. m.

Los signos que parecen indicar una mayor presencia militar rusa en el noroeste de Siria, como los prefabricados que pueden albergar a centenares de soldados o de aviones de transporte militar, suscitan cada vez más la preocupación de Estados Unidos.

Oficialmente la única presencia militar rusa en Siria son las instalaciones militares en el puerto de Tartús, en la costa del Mediterráneo. Pero la publicación en los últimos días de informaciones sobre una creciente presencia
militar rusa y luego de fotos en las redes sociales rusas mostrando a militares rusos que aseguran estar en Siria, plantean un interrogante: ¿Está tramando algo Moscú en Siria?

Desde hace meses, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, defiende su estrategia ante el conflicto. Primero, impulsar a los opositores sirios a unificar sus posiciones para negociar con el régimen de Damasco una salida a la crisis política. Y luego crear una coalición militar que incluya a Turquía, Arabia Saudí y al ejército regular sirio para combatir al Estado Islámico.

Este plan tiene de momento poco apoyo. Además Putin lo ha dejado muy claro: de momento excluye que el ejército ruso participe directamente en operaciones militares en Siria. Pero el diario 'The New York Times' afirmó el sábado que Rusia ha desplegado un destacamento y llevado material para la instalación de una base aérea en la región de Latakia, feudo de Bashar Al Asad en el noroeste de Siria.

Poco después el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, llamó a su homólogo ruso Serguei Lavrov para expresarle los temores de una "escalada" del conflicto. Y el martes responsables norteamericanos dijeron a la AFP que los rusos habían instalado recientemente prefabricados que pueden albergar a "centenares de personas" así como una torre de control aéreo móvil.

Al menos tres aviones de transporte militar -dos cargueros gigantes Antonov 124 Condor y un avión de transporte de pasajeros- aterrizaron en los últimos días en el aeropuerto de Latakia, según estos responsables estadounidenses que pidieron el anonimato.

"Todo ello indica la instalación de una base aérea avanzada", dicen estos responsables, aunque no tienen "informaciones" sobre la presencia de armas rusas en el lugar. La primera consecuencia es que Bulgaria, miembro de la OTAN, anunció haber cerrado desde el 1 de septiembre su espacio aéreo a aviones rusos que según Moscú transportan ayuda humanitaria a Siria. 

El precedente de Crimea

Por su parte Moscú desmiente cualquier refuerzo de su presencia militar y afirma que nunca escondió su apoyo en armas e instructores al ejército sirio para "luchar contra el terrorismo". Sin embargo fuentes oficiales rusas se niegan a precisar lo que transportan sus aviones a Siria.

El régimen de Damasco niega también esas suposiciones y acusa a los "servicios de inteligencia occidentales y árabes" de propagar informaciones falsas.

Interrogado por la AFP, el analista independiente Alexandre Goltz recuerda que "es normal en las entregas de armas que haya consejeros" militares. Respecto a las fotos mostrando a soldados rusos en las redes sociales, Goltz dice que podrían ser los que están "desplegados para vigilar el perímetro de la base de Tartús".

Para el analista Jeffrey White, del Washington Institute for Near East Policy, esta presencia rusa "reduce las posibilidades de éxito de los rebeldes" en la región de Latakia, estratégica para el presidente Asad y su clan, y sobre la que los insurgentes ejercen una creciente presión. Pero la preocupación de Washington es tanto mayor cuanto, en el pasado, Rusia (y su predecesora la URSS) desplegó en secreto soldados sin jamás admitirlo.

Durante la anexión de Crimea, tropas de élite rusas fueron desplegadas, pero desde el principio Moscú negó invariablemente cualquier implicación. Un año después, Putin admitió ante las cámaras haber trabajado de noche en un plan de intervención en Crimea.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.