Exjefes 'paras': coronel Cabuya les exigía falsos positivos

Exjefes 'paras': coronel Cabuya les exigía falsos positivos

El excomandante del Batallón 21 Vargas fue relacionado con la muerte de cinco hombres en el Meta.

07 de septiembre 2015 , 07:52 p. m.

Tanto Mauricio de Jesús Roldán Pérez, alias ‘Julián’, como Luis Arlex Arango Cárdenas, alias ‘Chatarro’, dos de los hombres clave de los hermanos Castaño Gil para sembrar terror en la región del Ariari, declararon ante la justicia que al parecer los falsos positivos eran exigidos por el coronel Cabuya mediante amenazas a las Auc.

Los dos ‘exparas’ aseguran que cuando le proponían a Cabuya la entrega de fusiles o de campamentos de las autodefensas, el oficial, según ellos, los trataba mal y les pedía bajas.

“A mí personalmente (Cabuya) me dijo que para qué una hp base sola con cosas, que necesitaba (mostrar) bajas”, precisa ‘Chatarro’.

El caso está documentado por la Fiscalía en el expediente del proceso por el homicidio de Olair Bohórquez, Mauricio Antonio Ramírez Peña, Roland Alfonso Parra, Miller Sánchez y un NN, asesinados por las Auc en el poblado de Puerto Nuevo, en El Castillo, en noviembre del 2003.

Alias ‘Julián’, sobre el mismo caso, afirma que a “Cabuya se le complacía en sus caprichos o si no él nos amenazaba con llenarnos el territorio de tropa de él y de otros batallones. Luis Arlex (Chatarro), que era más cercano a Cabuya, me dice que hiciéramos eso porque ese viejo era muy rabietas”.

Al respecto, ‘Chatarro’ agrega que tras la exigencia del oficial él asumió la búsqueda de las víctimas.

“Cuando me entero que la exigencia de Cabuya es con muertos y que el mayor (Wilson) Lizarazo –el segundo al mando del Batallón 21 Vargas– se negaba a hacerlo de esta manera, yo me personalizo y lo coordino con ‘Charro’ y Mazamorro”, afirmó el ‘expara’.

Señala que así como lo hicieron en otras oportunidades, las personas presentadas como muertos en combate en Puerto Unión fueron “retenidas” en Villavicencio, Granada, Acacías y San Martín.

“La gran mayoría eran engañadas desde Villao para darles trabajo, otras eran subidas en un carro y llevadas a la fuerza”, declaró ‘Chatarro’.

Para fingir que los muchachos habían muerto en combate alias ‘Julián’ declara que entregó unos fusiles AK-47 viejos y una camioneta “azul o verde que se le había quitado a la guerrilla”.

Pintaron la casa de la finca en la que fueron asesinados

Convencidos de que habían sido contratados para construir una base militar para las Auc, las cinco víctimas del falso positivo llegaron a la finca en Puerto Unión, donde horas después fueron acribillados y presentados como ‘paras’ muertos en combate.

Así queda establecido con base en el testimonio que Luis Carlos Acosta, un ex-Auc, conductor de alias ‘Caballo’, el jefe militar del ‘bloque Centauros’ en la zona’, entregó a la Fiscalía de Derechos Humanos sobre el homicidio de los cinco hombres.

“La casa (base militar) que se entrega como falso positivo en Puerto Unión estaba abandonada, los muchachos que se entregaron como falsos positivos la pintaron y la arreglaron porque ellos creían que iban a entrenar en esa base”, dice Acosta.

El exparamilitar agrega que “la orden era disparar a los muchachos a quemarropa. ‘Caballo’ asesinó a un muchacho al que le volaron medio rostro, inclusive hubo un altercado porque ‘Julián’ dijo que eso los perjudicaba”.

 

LLANO SIE7EDÍAS

 

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.