Secciones
Síguenos en:
De 'bicis' y ciudades sostenibles

De 'bicis' y ciudades sostenibles

Iniciativas en Nueva Zelanda, Israel, Chile y Holanda promueven el uso de este medio de transporte.

notitle

Montar en bicicleta es una excelente manera de cuidar el medio ambiente y uno de los primeros efectos es una mejora de la calidad del aire que respiramos, pues al cambiar el carro por la cicla dejan de generarse enormes cantidades de CO2 y esto constituye una forma única de enfrentar el cambio climático.

Si tenemos en cuenta que las camionetas producen alrededor de 6.2 kilos de CO2 por cada viaje de 15 kilómetros y el carro 5.3 kilos, una sola persona podría llegar a contaminar más de 2 toneladas de dióxido de carbono al año, mientras que en la bicicleta esa cantidad se reduce drásticamente a 0 kilos.

Otra de sus ventajas es que se utiliza menos combustible. La gasolina proviene del petróleo y el uso de la bicicleta reduce su consumo, de manera que se ahorra en ese tipo de energía fósil, además de los beneficios evidentes en cuanto a ahorro monetario.

A continuación, se encuentran una serie de propuestas que se están implementando en diferentes países del mundo, bien sea por iniciativa gubernamental o debido al ingenio de algunos amantes de la bicicleta. Todos son proyectos que buscan, entre otras cosas, la sostenibilidad ambiental.

Nueva Zelanda: Un grupo de ingenieros y diseñadores neozelandeses inventaron una mini bicicleta llamada YikeBike, un pequeño ingenio eléctrico que sus creadores califican como la bicicleta eléctrica más pequeña del mundo y una revolución en el transporte urbano.

Está dirigida especialmente a las personas que no pueden hacer ejercicio o que son incapaces de pedalear durante mucho tiempo. La YikeBike soporta un peso de hasta 100 kilogramos, puede alcanzar los 23k/h, la carga le dura 10 kilómetros y el tiempo que tarda en recargarse apenas llega a los 40 o 50 minutos con un consumo energético muy bajo.

Crédito: http://www.yikebike.com/

Es una opción de bicicleta portátil muy liviana, con luces de seguridad LED y frenos eléctricos antideslizantes, que ayudan a recargar la batería cada vez que se utilizan; además de una manera de cuidar el medio ambiente, la YikeBike es tan pequeña que se puede llevar con facilidad en el transporte público.

Israel: El ingeniero israelí Izhar Gafni pasó más de dos años aprendiendo a doblar láminas de cartón hasta hacerlas más fuertes y resistentes. Durante este tiempo la experimentación lo llevó a crear estructuras sólidas parecidas a nidos de aves y a panales de abeja; cuando tuvo formado el material que buscaba, estuvo un año más elaborando los componentes para crear una bicicleta con ellos.

Así nació la bicicleta de cartón, construida con radios, llantas, una sola velocidad y el marco del material que pasó tanto tiempo creando. Para evitar la humedad, procedente de la lluvia y el agua de los charcos, la protegió con un barniz y usó como ruedas los neumáticos de carros viejos. La cadena está confeccionada con correas de distribución de automóviles y como bielas de los pedales utilizó botellas de plástico.

Crédito: Cardboard Technologies http://www.cardboardtech.com/

Este ingenio puede soportar con total seguridad a una persona de casi 20 veces el peso de la bicicleta. Gafni tiene como proyecto la producción en masa de cuatro modelos, dos para niños y dos para adultos que pueden resistir unos motores eléctricos opcionales recargables.

Su idea es que a través de la publicidad impresa en cada bicicleta que venda o acudiendo a donaciones, pueda mandar una gran cantidad de ciclas gratuitamente a países en vía de desarrollo.

Chile: A comienzos del 2015 empezó a operar la primera etapa del proyecto de servicio de bicicletas públicas BikeSantiago, que contará con más de 40 estaciones para que los residentes y usuarios de Santiago se puedan conectar a través de este medio de transporte.

El sistema que están implementando en Santiago cuenta con estaciones que se cargan por medio de paneles solares, en ellas se pueden retirar y entregar las bicicletas que tienen tres velocidades, luces LED, frenos de disco y monitoreo en tiempo real vía GPS, entre otras características.

Shutterstock/Leonard Zhukovsky

Según el Ministro de Medio Ambiente chileno, es de destacar el aporte que puede hacer este tipo de iniciativas a la reducción de la contaminación atmosférica. “La bicicleta es parte de la solución integral que nos va a permitir tener mejor calidad de vida. Es un medio de transporte que se puede utilizar desde ahora habitualmente, no solo para hacer ejercicio, sino para movilizarnos a nuestros puntos de trabajo, a nuestras residencias y desde la perspectiva ambiental, es una gran colaboración para poder disminuir las concentraciones de contaminantes que hay en la región metropolitana. Es parte de la solución, porque hoy no todo se va a solucionar con restricción vehicular, creemos que es muy importante que los vecinos puedan usar este sistema”.

Holanda: Como no podía ser de otra manera, una de las innovaciones tecnológicas más importantes para cuidar del medio ambiente viene del país donde el uso de la bicicleta se ha convertido en un modo de vida. Se trata de la primera ciclovía que produce energía solar y se está probando desde hace varios meses en un carril piloto para valorar su rendimiento.

El proyecto SolaRoad, como se ha denominado este bicicarril, tiene a la vía como fuente para obtener energía solar y, por el momento, la prueba ha dado mejores resultados de los que esperaban sus desarrolladores. El carril tiene células fotovoltaicas que van integradas en los módulos de hormigón de 2.5 a 3.5 metros y que tiene por encima una doble capa de vidrio templado de un centímetro de grosor como protección.

Crédito: SolaRoad Netherlands

En los primeros seis meses de funcionamiento, más de 150.000 ciclistas habían pasado sobre SolaRoad y el carril logró generar 3.000kWh, suficiente para cubrir las necesidades de energía de un hogar de una sola persona durante un año entero. Además de comprobar la eficiencia energética de sus paneles, la prueba tiene como prioridad conocer la resistencia del conjunto y su funcionamiento bajo diferentes condiciones meteorológicas.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.