Nairo es el 'líder de la valentía' en la Vuelta a España

Nairo es el 'líder de la valentía' en la Vuelta a España

Por fiebre y malestar estomacal estuvo a punto de retirarse, se recuperó y lucha por mejorar.

notitle
06 de septiembre 2015 , 09:25 p. m.

Nairo Quintana ha sufrido en esta Vuelta a España. Estuvo a punto de retirarse luego de que en la etapa reina del miércoles pasado perdiera tiempo importante y se despidiera de la lucha por el título.

La fiebre y un malestar estomacal le hicieron perder fuerzas, pensó en bajarse ese día y el jueves, pero aguantó, fue tratado por los médicos, se recuperó y mejoró.

En la etapa del sábado pasado volvió a estar adelante, escaló con Aru, ‘Purito’ Rodríguez y llegó a disputar la jornada. Este domingo, en otra llegada en alto, arribó al lado de Aru, recuperando, en algo, el nivel que lo hace soñar con subir en la general.

El martes pasado, el día de descanso, Nairo sabía que no estaba bien, pero se sometió a un tratamiento médico del cual tenía muchas posibilidades de salir recuperado, pero no fue así.

Esa noche, no solo la temperatura de su cuerpo superó los 38 grados, sino que por un cuadro de diarrea no pudo dormir bien. Sin embargo, salió para la etapa reina, de seis premios de montaña, la que había marcado con una ‘X’, porque era allí en la que tenía la esperanza de atacar, de doblegar a sus rivales, pero eso solo fue un sueño.

Llegó en la casilla 14, a 4 minutos 19 segundos del ganador, Mikel Landa. Su actuación lo llevó a ceder tiempo y puestos en la general, pues quedó de noveno, a 3 minutos 7 segundos del nuevo líder, el italiano Aru.

El lote del líder hasta ese día, el holandés Tom Dumoulin, comenzó a perder unidades y a falta de nueve kilómetros del final Aru atacó, Nairo se le pegó a la rueda, pero metros más adelante el italiano volvió a apretar el paso y se fue con ‘Purito’ y Valverde y el que quedó atrás fue Quintana, que pagó caro la enfermedad.

El boyacense sufrió, pedaleó en busca de perder lo menos posible, sin fuerzas. “Dos veces pensé en retirarme”, dijo. Al día siguiente, y ya con Aru como líder, la etapa fue ‘tranquila’ para él, porque pudo mantenerse en el grupo con los mejores, pasando trabajos, por lo que el abandono estaba cerca. El viernes fue al carro cuando se subía el primer premio de montaña, se descolgó, pero volvió al lote en la bajada. “Llega la montaña, aunque tengo que ver la respuesta del cuerpo. Espero ratificar que me encuentro mejor”, señaló.

Y sí, Quintana llegó a la jornada del sábado recuperado, lanzó ataques, trató de ir por la victoria, pero fue controlado. En la raya, solo descontó siete segundos.

Este domingo lo intentó otra vez, pero al final se quedó, aunque conectó a Aru y llegó con él a meta y a 15 s de ‘Purito’, el ganador, pero sin descontar tiempo, por lo que intentar terminar más arriba en la general se ha convertido en su meta.

Hoy, Quintana es un ejemplo de valentía, de profesionalismo, porque cuando estaba a punto de irse se paró de la nada y siguió en carrera, en la que no ha encontrado el golpe del pedal del Tour pasado.

DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.