Elecciones en Guatemala se dan en medio de un huracán institucional

Elecciones en Guatemala se dan en medio de un huracán institucional

Los comicios generales se dan luego de la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

notitle
05 de septiembre 2015 , 07:12 p. m.

El almanaque con los trascendentales sucesos políticos registrados del primero al 6 de septiembre del 2015 en Guatemala quedará marcado en la historia como uno de los momentos de mayor trascendencia social, económica y política en la vida institucional de este país. Y todo ello se ha producido sin romper el orden constitucional. (Lea también: 'Rechacé un soborno de El Chapo Guzmán': Otto Pérez Molina).

Al atardecer del primero de septiembre, el Congreso despojó al presidente Otto Pérez Molina de su inmunidad y atendió una solicitud planteada el 21 de agosto pasado por la Fiscalía General y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig) para que sea enjuiciado como presunto líder de una estructura criminal que asestó una millonaria defraudación aduanera. Sin fuero, el otrora poderoso general en retiro y presidente quedó expuesto a ser enjuiciado y a quedar preso. (Lea también: Pérez Molina insiste en su inocencia ante un juez).

Al anochecer del día 2, el juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado Primero B de Mayor Riesgo, dictó orden de arresto contra Pérez Molina. Esa misma noche, el exmilitar que el 14 de enero del 2012 juró como presidente y respetar la Constitución y las leyes decidió dimitir. Al atardecer del día 3, el vicepresidente Alejandro Maldonado juró como Jefe de Estado, para finalizar el mandato de su exjefe, y Gálvez envió a prisión al exmandatario. (Lea también: Las claves que llevaron al histórico proceso contra Otto Pérez Molina).

Así, tras llegar al 31 de agosto con un presidente sitiado e iniciar septiembre sin certeza de que ese hombre podría finalizar su cuatrienio, Guatemala cambió de Jefe de Estado a mitad de semana, pero, con la misma rapidez de la cadena de acontecimientos, más de 7,5 millones de guatemaltecos deben acudir a las urnas este domingo para elegir presidente, vicepresidente, legisladores y concejales.

Los comicios serán definitivos en la escogencia de diputados y concejales, pero es poco probable que de la primera ronda surja un presidente electo. Guatemala deberá asistir a una segunda vuelta, el 25 de octubre, con solo los dos candidatos presidenciales que este domingo obtengan la mayor cantidad de votos entre los 14 aspirantes.

El perito contador y comediante de televisión Jimmy Morales, el abogado y subteniente de reserva Manuel Baldizón y la licenciada en Ciencias de la Comunicación Sandra Torres –divorciada del expresidente Álvaro Colom (2008-2012)– marchan, en ese orden, a la cabeza de la contienda, según las encuestas de cierre de campaña y sin desechar sorpresas.

La campaña estuvo signada en su fase final por el desprestigio de la clase política ante la oleada de denuncias de corrupción gubernamental y en otras dependencias estatales destapada por la Fiscalía y la Cicig, ente avalado por la Organización de las Naciones Unidas, creado en el 2006 e instalado en el 2007 para depurar el aparato judicial en un país atrapado por la impunidad.

“El proceso electoral es atípico e ilegítimo y tampoco resolverá la crisis”, dijo en entrevista con EL TIEMPO el analista guatemalteco Sandino Asturias, del Centro de Estudios de Guatemala.  “Son elecciones totalmente fuera del contexto normal del país y tendremos un gobierno de transición que lo único que tiene que hacer es conducir el proceso de cambio democrático”, añadió Asturias.

¿Quiénes son?

Morales, de 46 años, administrador de empresas, profesor de Comunicación y de Teología, es el aspirante por el opositor Frente de Convergencia Nacional (FCN), pero su fama proviene de su trabajo de cómico en la televisión local, por lo que no se descarta que, en segunda ronda, atraiga el voto de descontento y de repudio hacia las fuerzas políticas tradicionales.

Baldizón, de 45 años, abogado, graduado de subteniente de reserva en infantería en una escuela militar guatemalteca, exdiputado, empresario hotelero y candidato del Partido Libertad Democrática Renovada (Líder) –el principal de la oposición–, hasta hace muy poco tiempo lideraba las encuestas, pero no llegaba a superar el 50 por ciento necesario para evitar la segunda vuelta.

Golpeado por los escándalos de corrupción, con dirigentes de su partido acusados tanto por la Fiscalía como por la Cicig de lavado de dinero, Baldizón arrastra el lastre de las alianzas de último momento que forjó con Pérez Molina en la desesperación del todavía gobernante para salir del hoyo.

Torres, de 59 años, comunicadora y con estudios en Políticas Públicas, es postulada por la opositora Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) –que en el 2008 llevó a la presidencia a Colom– y que, tras un divorcio con fines políticos para competir por la presidencia, está luchando para pasar a la siguiente fase.

Por todo esto, la cascada de las sorpresas avanza con la rapidez de un segundero.

JOSÉ MELÉNDEZ
Para EL TIEMPO
CIUDAD DE GUATEMALA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.