Símbolo de la tragedia

Símbolo de la tragedia

Que las grandes potencias se reúnan y paren la tragedia es lo único que se le ocurre a uno pedir.

05 de septiembre 2015 , 06:34 p. m.

Me partió el alma la foto del hombre que lleva el niño ahogado en una playa de Turquía. Es una de las imágenes más tristes y simbólicas de esta tragedia. Estamos en un momento desgraciado para la humanidad. Miles mueren, millones son desarraigados, pierden a sus seres queridos. La orfandad es cada día mayor en todas partes. Y parece que las grandes potencias miran por sobre el mar. Lo que va a pasar en un futuro nadie lo puede predecir, pero será por lo menos una sociedad resentida, dolida, triste, como después de las guerras. Que las grandes potencias se reúnan y paren la tragedia es lo único que se le ocurre a uno pedir.

Ángel María Aguilar

Apostarle a lo orgánico

Señor Director:

Si el dólar sube, no es para ponernos a llorar, sino para buscar las oportunidades que nos favorecen. Por ejemplo, es el momento de irnos librando de agrotóxicos y transgénicos importados para fortalecer la producción “orgánica y limpia del agro”. Qué mejor que convertirnos en potencia del café orgánico, en vendedores de huevos criollos “de gallina con marido”. De convertir basuras orgánicas en abono, que es una tradición de nuestros campesinos. De hacerlo en grande hay experiencias en Nocaima (Cundinamarca). En la granja Coraflor, de Subachoque, y ahora en la planta de compostaje en Arauca, con apoyo de la Universidad Nacional. La producción orgánica debe ser impulsada por el Minagricultura, Minambiente, las CAR y federaciones de productores.

Apoyar las plazas de mercado, y expendios orgánicos en supermercados. Con restaurantes orgánicos ayudamos a fomentar un turismo ligado a la producción limpia de nuestros campesinos.

Fidel Vanegas Cantor

Así, ¿cómo adquirir experiencia?

Señor Director:

Soy una de los cientos de miles de jóvenes colombianos de todas las profesiones que a diario iniciamos jornada revisando el correo electrónico, visitando las diferentes páginas de ofertas de empleo y nuevas páginas corporativas, con la esperanza de encontrar por lo menos una oportunidad a la cual podamos postularnos con la seguridad de ser tenidos en cuenta. Es triste, desmotivante y absurdo que en todos los avisos de empleo se detalla la condición “mínimo 6 meses de experiencia”, por no decir que en el 90 por ciento de los casos indican “mínimo 3 años de experiencia”. ¿Qué podemos esperar si cada semestre están saliendo millones de profesionales y solo un bajo porcentaje logra ubicarse laboralmente en la carrera que estudió? ¿Cuál es el apoyo que ofrecen los empresarios a los recién egresados, si no brindan la oportunidad de adquirir la experiencia que están pidiendo? Trabajo sí hay, pero no para todos.

Angélica Becerra
Diseñadora de Modas

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.