El mercado debe hacer su tarea

El mercado debe hacer su tarea

Hay que dejar que la tasa de cambio se mueva libremente y confiar en que el mercado haga su tarea.

notitle
04 de septiembre 2015 , 06:34 p. m.

Es la primera vez en la historia de las crisis económicas colombianas que la tasa de cambio fluctúa libremente, como se espera que suceda bajo el actual esquema de política económica.

El Banco de la República no está vendiendo reservas internacionales, como lo hizo en el pasado, bien bajo el patrón oro, a finales de los años veinte del siglo anterior, bien bajo tasas de cambio fijas hasta 1967, bien bajo el sistema de la tasa de cambio administrada entre 1967 y 1993, bien bajo las bandas cambiarias entre este último año y 1999, cuando se eliminó la banda y la tasa comenzó a moverse libremente.

La tasa de cambio libre permite que el ajuste al choque externo generado por la baja de los precios internacionales del petróleo, el carbón, el oro y el resto de productos básicos de exportación tenga lugar a través de la devaluación del peso frente al dólar de los Estados Unidos, sin restricciones de ninguna índole y sin traumatismos monetarios. Porque se evita que el Banco de la República, al aumentar la oferta de dólares recogiendo pesos, reduzca la cantidad de dinero en circulación y eleve automáticamente las tasas de interés de la economía.

Es lo que estamos viendo. Las tasas de interés no han subido como lo hacían en el pasado, cuando el Banco defendía un nivel de la tasa de cambio –el del techo de la banda cambiaria en 1998–. El ajuste, entonces, no se efectúa por la vía de las tasas de interés sino encareciendo las importaciones y abaratando las exportaciones, con lo cual el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos tiende a cerrarse. Se espera que este último, que se elevó al equivalente al 7 por ciento del PIB en los primeros meses del año, lo termine alrededor de 5,5 por ciento por la reducción de las importaciones, lo que, desde luego, también afecta el crecimiento de la economía.

Ahora bien. Ese ajuste no se produce de la noche a la mañana, sino toma un tiempo. Por eso, a corto plazo la tasa de cambio es muy volátil –depende mucho de las expectativas de los agentes, de los movimientos financieros y del precio del petróleo– y puede registrar lo que los expertos denominan en inglés un overshooting. Es decir, una sobrerreacción, un exceso de devaluación que la lleva a un nivel alejado de su equilibrio, pero en sentido contrario; si antes el peso estaba muy revaluado, ahora estaría muy devaluado. Poco a poco, sin embargo, la tasa estaría buscando un nivel de equilibrio que refleje los menores ingresos de divisas, como consecuencia del choque externo.

Esto es lo que ha ocurrido. La semana pasada el dólar pasó la barrera de los 3.000 pesos y alcanzó rápidamente 3.200 cuando se supo de los problemas económicos de la China. Esta semana osciló entre 3.100 y 3.200 pesos, o sea que se detuvo la velocidad de la devaluación. No sería extraño que continuara fluctuando por esos lados y que en algunos momentos lo hiciera bruscamente hacia arriba o hacia abajo, dependiendo de la evolución internacional. Por ejemplo, de las decisiones que adopte el Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos con respecto a la tasa de interés en este o en los próximos meses.

El choque petrolero nos ha empobrecido a todos los colombianos y ha elevado los riesgos del manejo económico. Hay el peligro de que no se cumpla la meta de inflación de la Junta del Banco de la República porque los precios de los productos importados son considerablemente más altos ahora, en pesos colombianos, que hace un año. Y si la inflación se sale de madre, habrá que subir la tasa de interés aunque se resienta, aún más, el crecimiento de la economía.

No obstante lo anterior, hay que dejar que la tasa de cambio se mueva libremente. Y confiar en que el mercado haga su tarea.

Carlos Caballero Argáez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.