Fiscalía de Colombia estudia llevar caso de Venezuela a la CPI

Fiscalía de Colombia estudia llevar caso de Venezuela a la CPI

Santos anunció que además acudirá a la ONU, la CIDH y la Organización Internacional de Migraciones.

01 de septiembre 2015 , 06:41 p.m.

El presidente Juan Manuel Santos endureció este martes el tono de su reclamación ante Venezuela por las violaciones a los derechos humanos que han sufrido los colombianos expulsados de ese país e hizo saber que habrá una fuerte ofensiva internacional para denunciar esta situación ante el mundo.

En su discurso, reveló que el Fiscal General de la Nación estudia llevar el caso a la Corte Penal Internacional, con lo que busca demostrar posibles ataques sistemáticos a la población civil.

“(El Fiscal) me comunicó que –en el marco de su autonomía– está considerando seriamente presentar una denuncia ante la Corte Penal Internacional contra miembros de la cúpula civil y militar del Gobierno venezolano que podrían ser responsables por crímenes de lesa humanidad consagrados en el Estatuto de Roma”, señaló el Jefe de Estado.

"Se trata, específicamente, de la deportación o traslado forzoso de población de colombianos, quienes fueron objeto de expulsión y otros actos violatorios del derecho internacional", dijo a renglón seguido el Jefe de Estado. Y añadió: "Es evidente que la estrategia del Gobierno venezolano es culpar a Colombia de todos sus males. Los problemas de Venezuela son hechos en Venezuela, no en Colombia".

Santos agregó que su Gobierno irá a cuanta instancia internacional sea necesaria para salvaguardar los derechos de los colombianos afectados.

En ese sentido, afirmó que la canciller María Ángela Holguín denunciará ante la CIDH los atropellos. De igual forma, ante la ONU, ante el Alto Comisionado de Derechos Humanos en Ginebra y ante la Organización Internacional de Migraciones.

Habrá consejo de ministros

Así mismo, dijo que este miércoles habrá un consejo de ministros en Cúcuta, al que invitará al cuerpo diplomático y a los representantes de los organismos internacionales, “para que constaten directamente lo que está sucediendo”.

Santos aseguró que Colombia ha respetado el concepto de democracia y el modelo económico de Venezuela, pero aclaró que “una cosa es eso y otra, muy diferente, que el país vecino viole los derechos humanos de sus ciudadanos y –lo que es más grave para nosotros– los derechos de nuestros compatriotas que viven en su suelo”.

Como ya lo había señalado en días anteriores, fue reiterativo en que el derecho que tiene Venezuela de cerrar su frontera o expulsar personas por asuntos de seguridad, no le da derecho a violar el derecho internacional.

“Las deportaciones no pueden ser masivas ni arbitrarias”, como tampoco puede dársele "un trato inhumano" a los deportados, agregó el mandatario colombiano.

Para Santos, el país vecino ha violado toda clase de derechos fundamentales y se atrevió a comparar los guetos nazis con la marcación con una ‘D’ que hizo la Guardia Venezolana a las casas de las familias colombianas para derribarlas.

“Se ha confiscado la propiedad de los más humildes, o se les ha impedido llevarse sus pocas pertenencias. Se han separado familias, separando a los niños de sus padres, porque unos son venezolanos y otros colombianos. Es un escenario de inhumanidad y crueldad que nunca imaginamos vivir en nuestra región”, denunció.

Sobre la votación en la OEA

Luego de la votación en la OEA este martes, en la que Colombia no logró los votos suficientes para que se convocara a una reunión de cancilleres para tratar el tema, Santos fue enfático y criticó lo ocurrido.

“Infortunadamente, pudieron más la ideología y los intereses monetarios que las razones humanitarias. Es triste constatarlo, pero fue así”, fueron sus palabras desde la Casa de Nariño.

Sin embargo, agradeció el apoyo de los 16 países que se mostraron del lado de Colombia.

De otro lado, sobre la reunión en Unasur, que había pedido Colombia con carácter de urgencia, el mandatario afirmó que desistirá de esta misma, pues solo se haría presencia si el organismo la convocaba para esta misma semana. Pero dicha organización decidió aplazar la junta ante la ausencia de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, quien está en la gira diplomática de Nicolás Maduro por Asia.

La crisis fronteriza estalló el pasado 19 de agosto, cuando Maduro ordenó el cierre de la frontera con Colombia tras una emboscada que sufrieron uniformados del vecino país, quienes realizaban operaciones anticontrabando.

Desde ese día, son más de 1.100 los colombianos deportados, mientras que un número cercano a 10.000 han cruzado la frontera por temor a ser expulsados.

ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.