Médico condenado por abuso de menores pagaría la pena en su casa

Médico condenado por abuso de menores pagaría la pena en su casa

Un juez concedió el beneficio de casa por cárcel a un hombre requerido en España.

notitle
01 de septiembre 2015 , 09:37 a. m.

En su casa en Bucaramanga, donde su defensa certificó que tiene su residencia, pagaría el médico santandereano Carlos Alexander Rodríguez el resto de su condena de 36 meses que cumplía desde hace año y medio en la cárcel La Picota, de Bogotá, por abusar de un menor de edad en Boyacá.

El galeno, que entre los años 2008 y 2014 vivió en España, es solicitado en extradición por la justicia de ese país europeo pues allá fue condenado a 34 años de prisión tras comprobarse que violó a por lo menos diez niños en Almería, en la provincia de Andalucía. Se mostraba como un médico amigable, especialmente con madres latinas, cabezas de familia y con problemas económicos.

A pesar de los antecedentes del médico el Juzgado de Miraflores (Boyacá), que condenó a Rodríguez, decidió que la condena la podía pagar en su residencia. La corta pena de 36 meses se dio porque el médico fue procesado como reo ausente y con la antigua norma, que contemplaba penas entre los 4 y 8 años. Hoy, el código penal contempla penas de hasta 20 años de prisión.

Al conocer el anuncio del juzgado la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas Michelsen, le solicitó a la justica revisar el caso para que el médico pague la totalidad de la condena en una cárcel.

“Hacemos un llamado a toda la sociedad para que nos unamos y no permitamos que se les otorguen beneficios a estos delincuentes quienes cometen el peor delito de la humanidad que es violar a un menor de edad”, sostuvo la funcionaria.

Trabajador de un colegio habría abusado de más de diez niños


Consternados se encuentran los habitantes de Charta (Santander) tras conocerse dos denuncias en las que jóvenes del pueblo aseguran que habrían sido abusados sexualmente por un funcionario del Instituto Agrícola del municipio, quien además habría filmado videos pornográficos con varios alumnos pertenecientes al plantel educativo.

A los señalamientos formulados por una madre de familia de un estudiante de 13 años, se suma la de otro joven de 16 que habría sido accedido por el encargado de servicios generales, de quien hasta el momento se desconoce su paradero pues huyó del pequeño pueblo situado a 41 kilómetros al noreste de Bucaramanga, con 1.250 habitantes en el casco urbano.

El implicado, quien además se desempeñaba como entrenador de fútbol y fungía como padrino de algunos menores, se aprovechaba de la confianza que depositaban en él los padres de familia para acceder a los menores y, según las denuncias, inducirlos a la prostitución y la pornografía infantil, actividades que se encargaba de registrar en videos.

“Luego de denunciar el caso a la Fiscalía, los agentes investigaron y se conoció que el presunto abusador era un integrante de la comunidad educativa y muy conocido en Charta”, dijo el alcalde Ezequiel Suárez, consternado por el aberrante suceso.

El señalado de ser el responsable de las violaciones es un empleado del Instituto Agrícola, oriundo de Charta, quien laboraba en la institución desde el año 2012 como encargado del mantenimiento y aseo. Llegó al tranquilo municipio trasladado del departamento de Bolívar gracias a un concurso docente realizado por el Ministerio de Educación.

De los 416 estudiantes del colegio, más de la mitad de estos pertenecen a la sede principal donde, al parecer, el abusador sostenía los encuentros con los alumnos en horas no laborales, aprovechando la tenencia de las llaves de acceso al plantel.

Según fuentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), que investigan el hecho, se buscar determinar la presunta participación o complicidad de un docente del instituto, cuyo nombre por el momento se mantiene bajo reserva.

Una comisión del CTI se desplazó desde Bucaramanga a Charta para realizar varias entrevistas y pesquisas para dilucidar el caso.

La rectora del colegio, Martha Eugenia Camacho, pidió prudencia entre padres de familia, alumnos y profesores hasta que las indagaciones hechas por las autoridades terminen, e informó que dentro del establecimiento se activó un plan de contingencia que incluye ayuda psicológica y clínica para los menores que así lo deseen.

“Hemos implementado un plan de contingencia para atender posibles problemas derivados de este suceso. Tenemos charlas con la psicóloga del colegio y estamos pendientes para brindar ayuda a los menores afectados” Puntualizó Camacho Gómez.

BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.