A Rubén Blades le asusta más ser famoso que pelear contra zombis

A Rubén Blades le asusta más ser famoso que pelear contra zombis

El músico habla de su experiencia en la nueva serie de televisión 'Fear the Walking Dead'.

notitle
31 de agosto 2015 , 08:56 p. m.

En 1990 Rubén Blades se enfrentó a uno de los enemigos más brutales de toda su carrera en el cine: el famoso alienígena de la segunda parte del filme de ciencia ficción Depredador (Predator).

En esa producción, el cantante, actor y político panameño interpretó al detective Danny Archuleta, que termina siendo eliminado por el extraterrestre en una ciudad signada por un futuro decadente, violento y en el que una amenaza superior pretende destruir lo que queda del orden social.

Cuando han pasado 25 años después de haber aparecido en esta producción que se convirtió en una rara pieza de culto cinematográfico y que, aún hoy, emociona a los fanáticos latinos por su pequeña pero sustanciosa participación, ahora Blades enfrenta un contexto similar, pero en una serie de televisión.

Él es uno de los protagonistas de la serie Fear the Walking Dead (que se emite los domingos, a las 10 p. m. , por el canal de TV paga AMC), producción que retoma el éxito que generó The Walking Dead, al enfocarse en una invasión de muertos vivientes.

A pesar de que a Blades le encantan los cómics (de hecho, tiene unos 15.000 en su colección personal) y este nuevo proyecto televisivo se inspira en la novela gráfica de Robert Kirkman (el mismo de The Walking Dead), no hubo una conexión relacionada con ese amor del panameño por las historias contadas en viñetas.

Él no tenía experiencia como lector del subgénero de horror zombi, pero le interesó hacer parte del reto de participar en Fear the Walking Dead ya que le implicaba cambiar su rutina y amor que siempre le ha profesado a la música.
Por eso está emocionado con la historia de una familia que tiene que lidiar con los muertos vivientes en una ciudad dominada por el caos. Además, tras actuar en más de 30 filmes, también significa una oportunidad de mostrarse en la televisión; un medio que recuerda con cariño por su trabajo en el drama Gideons Crossing’s. “Esa fue una serie muy buena que duró un año”, recuerda en una entrevista telefónica con EL TIEMPO.

“En este momento la televisión tiene un poder muy grande”, reflexiona este artista y abogado de 67 años, mientras recuerda –con un poco de expectativa– las cifras de audiencia y se preocupa un poco por el futuro que le espera con este drama de zombis. Esos temores no se dan por la violencia y la tensión que promete esta apuesta televisiva, sino por el impacto y fanatismo que han adquirido este tipo de historias de corte apocalíptico, que a la vez podrían implicar un giro inesperado en la carrera como actor de Blades.

Su papel es importante dentro de la trama que analiza el surgimiento de una tragedia, ya que interpreta a Daniel Salazar, un salvadoreño que comienza una nueva vida en Estados Unidos, pero termina de nuevo lidiando con un conflicto violento e inexplicable.

Se podría pensar que la sensibilidad social del artista panameño y ese principio de medírsele a retos que sobrepasan ese contexto de la música –tan bien controlado por él– lo empujaron a estar en Fear the Walking Dead.

Blades no tiene mánager y asume la responsabilidad total de los proyectos que toma, pero reconoce que en todo ese proceso siempre se revitaliza y aprende algo nuevo.

 

'Fear the Walking Dead' tiene como protagonistas a tres familias que tienen que luchar por sobrevivir. El conflicto cotidiano se mezcla con el caos de los muertos vivientes.

En las series de zombis la premisa es sobrevivir, lo que se parece un poco a la vida de los artistas, ¿eso fue esencial a la hora de ser parte de ‘Fear the Walking Dead’?

Yo creo que a veces en estas cuestiones se profundiza demasiado y las expectativas son muy complejas; la verdad, este es un programa que busca entretener y dentro de la idea de esta ficción se transforma en una lucha constante por sobrevivir, pero mantiene una conexión con la realidad que nos afecta de una manera u otra.

Un contraste que usted no podía dejar pasar…

El interés por el programa se dio porque no es algo de lo que yo hago normalmente, que es la música. Este tipo de proyectos me permiten descubrir cosas diferentes y que se mueven con un propósito distinto al que siempre acostumbro. A la vez, me interesó mucho el tema que explora acerca de lo que pasaría si se desploman todos los esquemas que nos sostienen: desde la religión hasta las leyes. ¿Cómo reaccionarían las personas? Esa sería la pregunta.

Ese es, precisamente, el interrogante que da pie a todo...

Sí. Es una pregunta válida y está ocurriendo ahora, pues hay lugares donde no hay zombis, pero sí hay muertos, bombas y violencia y se están rompiendo todos los valores.

Su personaje lucha por su familia, como lo hacen los otros protagonistas de la serie. ¿Eso cambia un poco con la idea de lo que significan los zombis en la televisión?

Son giros interesantes que te hacen pensar: si tuviera un hijo con problemas de drogas en medio de otro cataclismo: ¿qué sería lo correcto?

La adicción de Nick (refiriéndose a uno de los personajes y tramas en las que se desenvuelve de Fear the Walking Dead) le crea a la madre un problema, pero todo se mueve más en la idea de la preservación personal.

¿Cómo define a su personaje en la serie?

No puedo hablar mucho del personaje –eso es parte del problema que yo no entiendo–, pero te puedo decir que Salazar es una persona que huyó de la violencia de El Salvador y el tipo llega a crearse una vida nueva. Como él viene de una sociedad convulsionada por la violencia política, tiene una mejor preparación para lo que está sucediendo, en contraste con la gente que vive en Los Ángeles y que no está acostumbrado a ese tipo de sacudidas. Salazar está mejor preparado emocional, sicológicamente y en términos de acción para las emergencias que vienen y, como siempre ocurre, tiene que lidiar con un conflicto moral. Para Salazar, su prioridad es salvar a su familia y hará lo que sea necesario para lograrlo.

Esta experiencia es como una pausa en su carrera musical, como un paréntesis en su más reciente producción discográfica, ‘Son de Panamá’...

Eso es correcto, es como un paréntesis que, creo, te mantiene vivo como artista. Para mí es increíble el poder de la televisión y el cine. Fear the Walking Dead estableció un récord en la historia de la televisión estadounidense, ya que fueron más de 10 millones de televidentes para la premier y la serie se estrenó en simultánea en 120 países. Piensa que Panamá tiene 3 millones y medio de habitantes, es como si la hubieran visto tres veces la población de mi país y mundialmente quién sabe cuánta gente más, eso lo cambia todo.

Usted es muy famoso e importante, ¿no es un poco extraño este nuevo revolcón de popularidad que experimenta con la serie?

Sí lo es, porque yo soy una persona privada y vivo una vida normal dentro de las consecuencias del trabajo que uno realiza, que no son normales. Yo no me escondo, uso el transporte público en Nueva York, camino. Yo nunca había estado expuesto a esto.

Una vez Gabriel García Márquez me dijo una cosa que a mí nunca se me olvidó: que yo era el desconocido más popular que él conocía. Con esas salidas de él, decía que la gente se sabía la canción Pedro Navaja, pero no sabían quién lo escribió o qué conocían de Rubén Blades, pero nunca lo habían visto. Siempre había algo que protegía esa posibilidad de uno ser una persona común, corriente y sin problemas, pero cuando uno se mete en una cosa como estas, que tiene una audiencia tan grande, yo no sé cuáles son las consecuencias y eso me preocupa un poco.

¿Pero eso es parte del juego de esas búsquedas artísticas?

Sí, pero yo también tengo cosas a mi favor: tengo más edad, llevo una vida tranquila; no soy un tipo por ahí dando brincos. Uno provoca las cosas de acuerdo como uno se conduce, pero con la audiencia aumentando, esto va a crear circunstancias y condiciones que ignoraba porque no estaba sometido a ellas.

Sus personajes en cine y TV siempre se han caracterizado por una fuerza física o moral muy fuerte... ¿Es una coincidencia?

La gente me busca para esos roles, porque en algunos casos no son roles que están desarrollados en lo escrito, pero que se conectan con lo que uno transmite. Yo les pregunté (a los productores de la serie) por qué me habían escogido a mí, ya que todo el mundo quería el papel de Daniel Salazar y supe que ellos me llamaron porque vieron mi trabajo en Protegiendo al enemigo (Safe House), con Denzel Washington.

Fue un papel corto, pero a pesar de eso muy intenso, al igual que en El abogado del crimen (The Counselor), una cinta de Ridley Scott a la que no le fue bien en taquilla, pero en la que hice una pequeña escena con Michael Fassbender que mucha gente recuerda. De pronto les gustó por la complejidad que les imprimo a mis personajes.
Yo he rechazado más papeles de los que he llegado a realizar en la pantalla grande, pero casi siempre lo que buscan es eso.

Más cine y política

Mientras espera el impacto de los fanáticos incondicionales de los zombis, Rubén Blades no deja de trabajar y asegura que tiene en la mira nuevas producciones musicales y, posiblemente, un regreso al panorama político (fue Ministro de Turismo de Panamá del 2004 al 2009).

“Lo he pensado y me he acercado a un nuevo paradigma para la administración pública”, comenta este artista que ya terminó el rodaje de la película Hands of Stone, inspirada en la vida del boxeador panameño Roberto ‘Mano de Piedra Duran’, con Édgar Ramírez y Robert de Niro (se estrena el próximo año).

Tampoco sería extraño que se postulara como candidato a la presidencia de su país en el 2019: “He tenido una verdadera satisfacción como músico a través de mi vida. Pero hay otras áreas en las que considero que es posible contribuir”.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.