Cinco derrotas agónicas del deporte colombiano

Cinco derrotas agónicas del deporte colombiano

América de Cali perdió una Copa Libertadores y Colombia vivió el 'Londrinazo'.

notitle
31 de agosto 2015 , 12:58 a.m.

A propósito de lo sucedido en la última carrera de la IndyCar, en la que Juan Pablo Montoya perdio el título, otros casos de derrotas dolorosas.

El 'Londrinazo'

30 de enero de 2000. Colombia podía perder hasta por siete goles de diferencia con Brasil e igual podía clasificar a la fase final del Preolímpico de Brasil. El Estadio Do Café, de Londrina, fue el escenario de la vergüenza más grande del fútbol colombiano. Brasil ganó 9-0. Javier Álvarez, que era el técnico del equipo de mayores y fue a dirigir esa escuadra, se quedó sin puesto.

Un dolor llamado Diego Aguirre

31 de octubre de 1987. América y Peñarol jugaron un partido extra en Santiago de Chile para definir al campeón de la Copa Libertadores. El juego terminó 0-0 y se fue a alargue. Y en el minuto 120 con 28 segundos, Diego Aguirre metió un remate cruzado para vencer a Julio César Falcioni. Un dolor que aún no superan los hinchas del América.

Jugadores de Peñarol. (Archivo Particular).

"Apriete, mijo, y después celebra"

Octubre de 2010. En el Mundial de Patinaje, en Guarne (Antioquia), el colombiano Álex Cujavante ganaba la prueba de 15.000 metros eliminación y empezó a celebrar en la recta final. El coreano Sang Cheol apretó, estiró su pierna derecha y lo dejó sin el oro.

Se equivocó de pancarta...

9 de septiembre de 2005. En la decimotercera etapa, el colombiano Mauricio Ardila luchaba por la victoria con los españoles Óscar Pereiro y Samuel Sánchez. Ardila cruzó una pancarta y festejó, pero era la del premio de montaña. La meta estaba 100 metros más adelante. Esa distracción le costó la victoria. Sánchez fue el ganador. "Me confundí de pancarta. Da pena", dijo Ardila entonces.

Mauricio Ardila. (Archivo Particular).

Perdieron la cabeza

15 de noviembre de 2000. Con mucho esfuerzo, y con un jugador menos por la expulsión de Jairo Castillo, la Selección Colombia que dirigía Luis Augusto García sacaba un punto del estadio Morumbí, de Sao Paulo. En la última jugada del partido, Roque Junior metió un gol de cabeza, con el que calmó a los hinchas locales, que pedían la cabeza del DT Émerson Leao.

Roque Junior. (Archivo Particular).

DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.