La grandeza de lo pequeño

La grandeza de lo pequeño

La nanotecnología innovará en cientos de escenarios la vida cotidiana de la humanidad.

30 de agosto 2015 , 10:55 p.m.

Hace un buen tiempo se enseñaba sobre tres reinos: el animal, el mineral y el vegetal. Se describían lo tangible y lo visible. Era inimaginable ver y pensar más allá de las células y los microscopios.

Lo que no sabíamos es que existía un mundo fascinante, del tamaño de una millonésima parte de un metro, que sería descubierto para impactar tecnológicamente la vida de las personas.

Hablamos de la nanotecnología. Un concepto que, según los expertos, se refiere a la ciencia aplicada que se dedica al diseño y a la manipulación de la materia a nivel de átomos o moléculas, con fines industriales o médicos, entre otros.

Ese minúsculo mundo aparece para demostrar que no era tan cierto eso que decíamos hace 20 años: “Entre más grande, mejor”. Basta recordar lo grandes que eran las cámaras digitales y los computadores.

Ahora lo importante es lograr tecnología y materiales más pequeños y ligeros, pero asimismo más eficientes y menos costosos. Por ello la nanotecnología permite desarrollar innovación de alto impacto en áreas como la medicina, para combatir el cáncer; en servicios odontológicos, para diseño de sonrisa, y en la creación de nuevos productos industriales, como las pantallas led.

En Colombia ya se adelantan investigaciones en nanotecnología, como en el Centro de Microelectrónica de la Universidad de los Andes, que cuenta con un laboratorio llamado Sala Limpia, nombrado así por las condiciones de alta pureza que requiere esta tecnología. Allí se han desarrollado desde impresoras 3D nanotecnológicas hasta misiones aeroespaciales para poner un satélite civil en órbita.

Uno de los proyectos, por ejemplo, nace de la situación que viven algunos soldados del Ejército Nacional que, después de participar en operaciones militares, padecen infecciones y hongos en los pies. Esto genera un problema de salud pública que disminuye la productividad de la tropa en las misiones. Gracias a la nanotecnología, se podrían manufacturar botas capaces de evitar el ingreso de fluidos.

Ser pequeño ya no es una condición negativa. La nanotecnología es un orgullo que lleva innovación y mejoras a la vida cotidiana.

JORGE HERNÁNDEZ
Director de Innovandes
Universidad de los Andes
jorherna@uniandes.edu.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.