Los Cortés Sánchez lograron su sueño de tener casa propia

Los Cortés Sánchez lograron su sueño de tener casa propia

Tener un techo propio les ha dado la tranquilidad para vivir en familia.

notitle
30 de agosto 2015 , 08:59 p. m.

Pese a las adversidades de la vida, Milena Sánchez y Jorge Cortés son una pareja luchadora que anda en silla de ruedas. Hoy estrenan casa y cumplieron su “primer sueño”.

Él quedó con un trauma raquimedular tras ser herido en el cuello con un arma cortopunzante, al resistirse al robo de su moto. Ella fue herida por una bala perdida, cuando estaba en la terraza de su casa. No pudo volver a caminar.

Con casi 20 años de vivir en esta condición y seis de casados, comenzaron a tocar puertas para conseguir una vivienda que se adaptara a sus limitaciones físicas y a su presupuesto.

Gracias a la Corporación Minuto de Dios y algunos ciudadanos la recibieron el viernes, está ubicada en el barrio Alfonso López (Usme). Es de un piso, tiene tres habitaciones, sala, patio, baño y cocina. Queda en Usme.

“Estamos felices con nuestro nuevo hogar. Ahora la meta es tener un negocio propio y trabajar los dos”, relató Cortés. Hoy, ella es quien lleva los ingresos económicos al hogar. Trabaja como guarda de seguridad en un centro comercial que da inclusión y trabajo a las personas con discapacidad.

Se levanta todos los días a las 4 a. m. para ayudar a bañar a su esposo, prepara la comida y a las 6 a. m. sale a su trabajo. Regresa a las 8 p. m. “Salgo de laborar a las 6 p. m., pero en el camino a casa me puedo demorar más de dos horas, porque en TransMilenio los buses pasan muy llenos y tengo que esperar mucho para poderme subir”, contó Milena.

La lucha es de todos los días. La mujer, quien se moviliza a diario por la ciudad, asegura que esta no es apta para personas en condición de discapacidad.

Pero ellos no fueron los únicos que recibieron su techo propio, ese mismo día, la familia Patiño obtuvo las llaves de una vivienda en el Proyecto de Santa Rita Entrenubes (San Cristóbal), que lograron obtener con la Corporación.

La familia está conformada por Diana Patiño (28), madre cabeza del hogar, sus hijas Leslia (11) y Nicole (8), su padre César Patiño (63), que padece diabetes, y Santiago, quien tiene parálisis cerebral desde los seis meses de nacido, a causa de “negligencia médica”, según Diana.

Él fue llevado al hospital debido a una meningitis por neumococo. “Allá me dijeron que el niño estaba bien y que me lo podía llevar para la casa. Después empezó a convulsionar”, contó. Desde eso, él debe tomar diariamente unas pastillas antiepilépticas, que usualmente son recomendadas para personas mayores de 20 años.

Para conseguir los medicamentos, Diana debe interponer tutelas a la entidad promotora de salud a la que se encuentra afiliada.

Para esta madre, tener su techo propio la hace sentir más aliviada ya que, de no haber sido así, el Bienestar Familiar le iba a quitar la custodia de su hijo, debido a las condiciones en las que estaba viviendo. Ella pagaba arriendo en una habitación en el barrio San Vicente Sur Oriental (San Cristóbal), en la cual vivían los cinco miembros de su familia.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.