Candidatura de Dilian Francisca Toro destapa una 'guerra de los Roses'

Candidatura de Dilian Francisca Toro destapa una 'guerra de los Roses'

Salen a la luz pública diferencias con su expareja, el abogado Gustavo Adolfo Prado.

notitle
30 de agosto 2015 , 10:32 a.m.

Una de las parejas con mayor reconocimiento en Cali –él un abogado de renombre y ella que lideró los Juegos Mundiales- ha sacado a la luz pública sus diferencias afectivas y políticas, en medio de la tormenta alrededor de la aspiración de Dilian Francisca Toro a la gobernación del Valle, por el Partido de la U.

Gustavo Adolfo Prado es el abogado que denuncia a la exsenadora Toro, –hasta ahora la más firme aspirante al primer cargo del departamento- en lo que denomina una ‘empresa electoral’ que pondría al sistema de salud a su servicio.

Además, denuncia siete préstamos en el 2007 de entre 10 y 35 millones a aspirantes a cargos de elección popular en distintos municipios del Valle, a través de la firma Ceiba Verde, de su esposo Julio César Caicedo, como una manera de asegurar respaldos, votos y además comprometer las administraciones y recibir contratos, según denuncia Prado.

La exesposa de Prado –la pareja está separada hace casi tres años-, Clara Luz Roldán, administradora de Empresas en la Universidad Libre de Cali, ha ejercido como concejal, secretaria de Bienestar y recientemente como Secretaria del Deporte de Cali, cuando tuvo a su cargo los Juegos Mundiales en el 2013 y paradas mundiales de ciclismo.

Como en 2011 cuando se retiró su candidatura y se adhirió a la campaña del actual alcalde Rodrigo Guerrero, este año Clara Luz dejó la Secretaría para aspirar a la Alcaldía pero desistió cuando su partido, la U, le entregó el aval a Angelino Garzón. Ahora es una de las figuras visibles en la campaña de Toro a la gobernación del Valle.

Mientras Prado denuncia a Toro, Roldán gerencia esa candidatura y ese juego de intereses encontrados saca a la luz pública las diferencias de la hasta hace unos tres años una sólida pareja pero que bajo techo recordaría la película ‘La guerra de los Roses’.

Roldán contrajo matrimonio con otra persona de la que tras unos años y una hija se separa. Luego de un tiempo, empieza su relación con el abogado Prado, a quien conoce desde días de la universidad cuando los unió la pasión por la política.

Como abogado, Prado estuvo vinculado a la médica Toro, representó a la U en litigios electorales y también asesoró a su entonces esposa como funcionaria de la alcaldía de Cali.

Tristemente, en medio quedan un hijo de la pareja, también abogado, y una hija de un primer matrimonio de la señora Roldán.

Ella dice que pensar en sus dos hijos la llevó a callar por años una conflictiva relación con maltrato verbal, escándalos públicos y todo mediado por problemas de alcohol de su pareja, además de un problema de bipolarismo.

“Con un anterior matrimonio, otra separación me provocaba terror, no se puede dejar de pensar en el qué dirán, qué será de los hijos, de la vida pública y la exposición mediática. Esto me llevó por años a sobrellevar la situación.

Además, excusaba su situación con el licor pensando que ‘un tomador social’, después de cada escándalo venía el arrepentimiento y una siempre acepta esas excusas”, expresa.

Agrega que se rebosó la copa hace casi tres años con un incidente en el que quemó la ropa en un apartamento en Bogotá, tuvieron que intervenir sus hijos y los porteros de la unidad. “Ahí pensé que la situación podía llevar a algo más grave y estaban los hijos de por medio. Puse una denuncia y se determinó una caución en la que ninguno puede estar a menos de 100 metros del otro”, expone la señora Roldán.

En ese lío de pareja entra la candidatura de Toro. Ella dice que tiene un correo en que su exesposo le advierte “mira este fin de semana Noticias 1”.

Prado dice que “basta ver noticieros de la época de cómo ella hablaba de bien de mí, y ahora de esos tiempos todo lo contrario. Hay infidelidades y otras cosas que no podía soportar, pero mis revelaciones no son un lío de pareja, están los soportes y como abogado sé las consecuencias legales que tendrían denuncias sin fundamento y más con el poder político y económico de la campaña”.

Y mientras la exsecretaria del Deporte acompaña a la exsenadora Toro en sus correrías por el Valle y busca sacar adelante esa candidatura, el abogado Prado dice que estos días se dedica a recoger más pruebas de cómo la salud se convirtió en un fortín político y económico para Toro y su grupo político. Expone que entre los documentos estarían contratos de la empresa de una allegada de Toro con el Hospital Universitario del Valle y que suman más de 7.000 millones de pesos.

A Prado le cuestionan por un contrato que tuvo con el municipio de Palmira para defenderlo de demandas de extrabajadores, cuyo monto pasó de 193 a más de 2.000 millones de pesos. Él dice que son 800 procesos y probará ante la Contraloría que su actuación en cada caso ha sido transparente.

La campaña de la médica Toro anuncia demandas contra Prado y quien levante injurias y calumnias. La defensa la asumió el abogado Abelardo de la Espriella.

La justicia tiene pendiente esclarecer el cruce de denuncias y el tiempo determinará la evolución de un enfrentamiento donde afloran los sentimientos encontrados. 

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.