Las cifras de la reparación

Las cifras de la reparación

No es solo la plata, sino de pensar a fondo qué se necesita para dar una respuesta a las víctimas.

notitle
29 de agosto 2015 , 07:29 p.m.

“Siempre he estado acostumbrado a trabajar, a ganarme la vida honradamente. Por eso, cuando me ocurrió el desplazamiento, no me quedé de brazos cruzados. Yo recibí ayuda humanitaria, me sirvió mucho, pero uno no puede depender de eso toda la vida. Ahora estoy saliendo adelante”.

Las palabras de Nicanor Montealegre, desplazado por el conflicto armado, retratan el tesón de 7’558.857 personas incluidas en el Registro Único de Víctimas, y los retos que implica reparar al 15 % de los habitantes de Colombia. Hace cuatro años, cuando el Gobierno aprobó el plan de financiación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, conocíamos un universo de cuatro millones de víctimas.

El presidente Juan Manuel Santos decidió saldar una deuda histórica y puso en marcha el programa de reparación más progresista del mundo. Como indica la Comisión de Seguimiento de los organismos de control, el esfuerzo institucional y fiscal de este Gobierno no tiene antecedentes, pero es insuficiente.

Tras la aprobación de la Ley, ha habido decisiones que han afectado el costo de su implementación. En un inicio, la indemnización no estaba contemplada para las víctimas de desplazamiento forzado. En el 2013, la Corte Constitucional definió que ellas también deberían recibirla, lo que supone un esfuerzo presupuestal más significativo que el previsto inicialmente.

A pesar del actual proceso de austeridad fiscal, que ha traído una disminución del gasto en otros sectores, se ha mantenido el compromiso con las víctimas y la inversión en la implementación de la Ley 1448. De hecho, esta política pública ha recibido un 13 % más de lo estimado, dada la vulnerabilidad de este grupo poblacional. Además, la Unidad para las Víctimas y el Ministerio de Hacienda están conversando sobre la asignación de recursos venideros.

Pero no se trata solo de la plata, sino de pensar a fondo qué necesita el país para dar una respuesta completa y viable a las víctimas. Hay dos aspectos claves: seguir cambiando del asistencialismo a una respuesta que permita la estabilización social y económica de los hogares desplazados; y dar condiciones de no más victimización a través de un acuerdo para terminar el conflicto.

La Unidad para las Víctimas busca superar el asistencialismo para que la población desplazada pueda recuperar su proyecto de vida. Dar este salto implica conocer el estado actual del hogar, dirigirlo a la oferta estatal, acompañarlo. Una respuesta transformadora permite opciones distintas a la simple entrega de una ayuda humanitaria. En eso estamos, gracias a un nuevo modelo diseñado para la superación de la situación de vulnerabilidad de las víctimas.

Hemos decidido asumir el reto de reparar en medio del conflicto. Ya son medio millón de víctimas reparadas; otras 125.000 han recibido apoyo psicosocial individual o grupalmente; hay más de 80.000 hogares acompañados en su retorno o reubicación y se asignaron más de 50.000 viviendas para personas desplazadas; 303 comunidades y grupos son reconocidos como sujetos de reparación colectiva; se han acompañado 1.500 entregas de restos óseos y cadáveres; miles de jóvenes víctimas han accedido a educación universitaria gracias a créditos 100 por ciento condonables; se han constituido cerca de 30.000 encargos fiduciarios para menores de 18 años; y se ha fomentado la intervención de las víctimas en las mesas de participación.

Gracias a una gestión transparente y oportuna, la Ley de Víctimas ha traído logros antes inimaginables en cuanto a la satisfacción de los derechos de las víctimas. Somos conscientes de los muchos desafíos que aún quedan por delante; el principal es que todos participemos en el proceso de reparación, que es el camino correcto para construir la paz.

PAULA GAVIRIA BETANCUR
Directora de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.