Así suenan los niños del programa de la Orquesta Filarmónica de Bogotá

Así suenan los niños del programa de la Orquesta Filarmónica de Bogotá

Hasta la fecha, 16.000 menores que participan en el proyecto que funciona en Ciudad Bolívar.

notitle
29 de agosto 2015 , 07:09 p.m.

Su casa está enclavada en una de las lomas de Ciudad Bolívar, tapizadas exclusivamente en ladrillo y tejas de zinc. Es agosto y en todo el barrio se oye el ruido permanente de un viento que amenaza con arrancar los techos. A la 5 de la mañana, cuando todavía está oscuro, ese único cuarto, con dos camas y un televisor es el primero en iluminarse.

Luego de una ducha con agua helada de la alberca, de uniformar a sus dos hermanos y dejar la casa en orden, John Sebastián Mora, de 12 años, sale hacia el colegio San Antonio García, a escasos 15 minutos. Últimamente –cuenta su madre– lo hace con una energía extraña, pues hasta hace apenas unos meses no quería seguir estudiando y era frecuente que regresara del colegio después de haber sido llevado a coordinación académica por indisciplina. ¿Cuál es la razón de ese cambio tan radical?

La respuesta: una reciente pasión por la música. Desde que a su colegio llegó el programa Músicas, de la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB), para la jornada completa, el niño que se caracterizaba por ser inquieto y desobediente hoy quiere convertirse en un trompetista profesional.

Ella asegura que su hijo asumió el rol de papá, pues siempre está apoyándola, acompañándola y ayudándole con sus hermanos. “Todas las noches cuando me acuesto –dice Sebastián– miro al cielo por la ventana de mi cuarto y sueño con ser un trompetista de salsa”.

A pesar de que apostarle a un destino artístico no es tarea fácil, su madre no tiene dudas sobre su elección; incluso, ya le prometió que le comprará el instrumento con las ganancias que queden de la venta de arepas. Su hijo, que antes le ayudaba todos los días de 4 de la tarde a 10 de la noche en un puesto improvisado frente a la puerta de su casa, decidió que también la acompañaría los sábados de 6 de la tarde a 6 de la mañana.

“Cuando llego de ensayar, me toca ir a la fábrica de arepas que queda a 10 cuadras de mi casa para comprar la masa; luego vuelvo, limpio el mesón de la cocina y la empiezo a aplanar, y con un moldeador que tiene mi mamá las hago”, cuenta el pequeño.

Proyecto que enamora

El maestro de Sebastián cree que en Ciudad Bolívar las notas de los instrumentos que son considerados por algunos como propios de gente culta también ayudan a cambiar patrones de comportamiento en los entornos más vulnerables de la ciudad. “Antes tenía problemas de disciplina y agresividad. Los cambios han sido del cielo a la tierra; se uniforma bien y le cogió amor al colegio. Él no quería seguir estudiando y ahora viene con ánimo. Las mejorías han sido grandes”, asegura Leonardo Pabón, formador del proyecto musical de la OFB.

Y agrega que un programa de este tipo arranca de las calles y de la droga a muchos ‘pelados’. “Hay niños que tienen el papá en la cárcel, que ven en su entorno agresividad, peleas todos los días, cuchillo y bala. Pero los niños de aquí son especiales y fuertes. Cuando tú les entregas un abrazo, un instrumento y un poco de cariño, ellos vuelan”, continúa Leonardo, quien da clases desde el 27 de julio.

Pabón considera que cada instrumento tiene su propia personalidad en la orquesta. Según él, los violines y las trompetas son para los niños que se expresan mejor, mientras que el violonchelo es para aquellos que son más tranquilos. “Los trompetistas son personas que tienen la capacidad de actuar frente al público sin pena y se expresan bien ante la gente”.

El profe dedica tres días a la semana en las dos jornadas y está seguro de que si un grupo de niños es capaz de tocar conjuntamente melodías de Mozart, Paganini y hasta cumbias, será capaz también de cambiarle el rumbo a la nueva generación de Ciudad Bolívar en el futuro.

De los 92 niños (se han beneficiado 16.000 en Bogotá) que estudian música clásica y música tradicional colombiana, algunos, como José Castañeda, hacen grandes esfuerzos para participar de la orquesta. “Estudio en la jornada de la tarde, pero los días de ensayos me toca salir corriendo de la casa porque vivo a una hora del colegio. Como las clases son lunes, martes y miércoles, a las 9 de la mañana, me toca madrugar, y a veces se me hace tarde. Pero este es el mejor regalo”, cuenta José mientras acaricia una trompeta que le prestan en la escuela.

Algo similar piensa Felipe Patiño, otro de los niños incluidos en el programa. “Cuando empecé a tocar esta trompeta –dijo, como sacando pecho–, me sentí valiente, importante y feliz”.

Es agosto y la música vuela en las montañas del sur de la ciudad.

¿En qué consiste el proyecto 40 X 40?

La Jornada Única Educativa, como Currículo para la Excelencia Académica y la Formación Integral, es el proyecto a través del cual la Alcaldía ofrece una educación artística y de calidad, pues permite que las artes se introduzcan en un contexto educativo y posibiliten la construcción y transformación de realidades desde la creatividad.

El objetivo de la Orquesta Filarmónica de Bogotá es apoyar los procesos de formación musical con los niños y niñas de los colegios distritales a través de áreas de formación: vocal coral, rítmica y sinfónica. Por esta razón, hasta la fecha se han invertido más de $ 15.000 millones en 17 de las 20 localidades la ciudad.

Clarisa Ruiz, secretaria de Cultura, Recreación y Deporte, asegura que “esto genera transformaciones culturales ya que el arte incide en las capacidades de los niños”.

MAIRA GISELLA GIRALDO
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.