Maduro abre la puerta a reunión con Santos, pero amplía los cierres

Maduro abre la puerta a reunión con Santos, pero amplía los cierres

El mandatario venezolano pidió conformación de una comisión internacional de Unasur para frontera.

notitle
28 de agosto 2015 , 09:07 p.m.

Al cierre de una marcha convocada para apoyar la decisión de cerrar la frontera con Colombia en el estado Táchira y decretar un estado de excepción, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, abrió la posibilidad de reunirse con su colega colombiano, el presidente Juan Manuel Santos.

“Presidente Santos, ha llegado la hora de vernos la cara usted y yo para arreglar este asunto. Estoy dispuesto a reunirme cuando él quiera, como quiera y donde quiera”, dijo el mandatario venezolano en un eufórico discurso en el que también pidió a la Unasur la conformación de una comisión internacional que visite la frontera. “Para que vean todo lo que está pasando, el paramilitarismo, el contrabando”. (Lea: Respuesta a Venezuela por crisis fronteriza, con respaldo nacional)

Pero luego anunció que se va de gira por Asia. En cambio, descartó la intermediación de la OEA, a la que pidió mantener “sus narices” fuera de los asuntos venezolanos. Antes de su alocución, Maduro ondeó las banderas de Venezuela y Colombia, mientras una orquesta tocaba indistintamente música llanera y vallenatos. (Además: 'Nuevo Herald' dice que crisis fronteriza estalló por 2 extradiciones)

Pero al tiempo que abría estas ventanas de diálogo, Maduro endureció las medidas y ordenó “el cierre” en otros cuatro municipios fronterizos del estado Táchira, que limita con Colombia: Lobatera, Colón, La Fría y Coloncito, a partir de las 5 a. m. de este sábado.

De este modo, son 10 los municipios que quedan militarizados por la Fuerza Armada Bolivariana, con el tránsito impedido para y desde Colombia. Al menos medio millón de personas viven en estas zonas.

El Gobierno venezolano todavía resiente el impacto que han tenido en la opinión pública las imágenes de los cientos de colombianos atravesando el río con sus pertenencias a cuestas, mujeres con niños en albergues sin saber qué les depara su destino inmediato. Tanto los asistentes a la marcha como el Presidente intentaban convencer de que la deportación era una medida necesaria.

Insistió en que “no estamos contra el pueblo colombiano” y se negó a utilizar el término deportados y reconocer alguna violación de los derechos humanos. “Muchos se fueron porque quisieron y no son deportados, son repatriados”, dijo.

Aseguró que ha logrado mejorar el suministro de alimentos, gasolina y la seguridad en los municipios tachirenses en los que ordenó el cierre fronterizo, con lo que justificó la medida. (Además: 'Venezuela está desconociendo su propia normatividad': Defensor

“Ordené que continúen el censo y la reestructuración de los seis municipios. Hay que regularizar la venta de productos. No ha habido muertos ni secuestrados en este tiempo” afirmó.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.