El 'zar' del lulo en Cali, a responder por extorsión

El 'zar' del lulo en Cali, a responder por extorsión

Es señalado de haber organizado un plan para cobrar hasta $ 80 millones a comerciantes de frutas.

notitle
28 de agosto 2015 , 08:53 p. m.

A principios de este año los comerciantes de lulo en la concurrida plaza de mercado Santa Elena, de Cali, fueron citados a una reunión en una finca en el sector de Potrerito, en Jamundí (Valle).

¿El objetivo? Una organización ilegal que venía amenazando a los vendedores daría a conocer las tarifas por el derecho a vender fruta en ese mercado.

A la reunión asistió como una víctima el comerciante Norberto Garzón Guerrero, al que llaman ‘Niño Dios’, quien desde hacía 10 años estaba en el mercado del lulo. Su capacidad de venta, señala la Policía, era de entre 50 y 70 toneladas semanales para la región del Valle del Cauca.

Ese mismo hombre fue capturado esta semana por el Gaula de la Policía de Cali señalado de ser el cerebro de las extorsiones a ese gremio en Santa Elena.

“Fue él quien hizo todo el montaje y entregó información de la competencia dentro de la plaza de mercado”, señaló el general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

En la investigación, que surgió ante el azote de extorsiones a los fruteros que incluso iban hasta los 80 millones de pesos mensuales, se estableció que en enero de este año Garzón contactó a un hombre al que llamaban ‘Geovanny’ para que realizara los cobros.

La Policía indicó que ‘Geovanny’ fue capturado en junio pasado, junto con otras siete personas. Su testimonio fue clave para dejar al descubierto el montaje que el comerciante de lulo habría hecho.

El capturado le contó al Gaula que Garzón le planteó el macabro negocio de cobrar cuotas por el derecho a vender lulo, y que le entregó un listado con los nombres y capacidad de pago de cada uno de sus colegas en Santa Elena y un discurso que debía leer en la reunión para la cual él mismo pagó el alquiler de una finca en Potrerito.

Ante los vendedores de fruta, ‘Geovanny’ se presentaba como el jefe de la banda ‘los Gaitanistas’. La Policía dice que la estrategia consistía en que ‘Niño Dios’ asumiría el rol de una víctima más.

Así, en el encuentro escuchó con atención la cuota que debía entregar y en mayo interpuso una denuncia por extorsión.

“En la reunión ‘Geovanny’ leyó a los afectados un texto que habría escrito Garzón, en el cual había información personal de las víctimas, así como la relación de kilos que comercializaba cada uno”, indicó la Policía de Cali. Incluso, se ofreció a llevar a varios de los comerciantes a la cita.

Tras la captura, alias Geovanny contó que el veterano comerciante fue la persona que se quedó con el dinero recaudado. A la organización entregó el pago por los cobros realizados.

El acoso y las pérdidas llevaron a que cinco comerciantes optaran por denunciar, lo que permitió la captura, a lo largo de la investigación, de 20 personas.

Ahora, las autoridades trabajan en establecer cuánto dinero recibió Garzón y a dónde fue a parar. Eso será clave en una segunda fase del proceso por enriquecimiento ilícito.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.