El deprimido de la calle 94 en Bogotá ya completa un año de retrasos

El deprimido de la calle 94 en Bogotá ya completa un año de retrasos

Los funcionarios del IDU no se comprometieron a dar una fecha de finalización de los trabajos.

notitle
28 de agosto 2015 , 07:24 p.m.

Un año ha pasado desde que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) se comprometió a entregar la obra del deprimido de la NQS con calle 94 y, tras un recorrido hecho este viernes por funcionarios de la entidad, informaron que aún no hay definida fecha de entrega.

El progreso de la construcción, que pretende disminuir los tiempos de desplazamiento en la intersección de la calle 94 por NQS y la carrera 19, va en un 64 por ciento, con una inversión de recursos a la fecha de 84.000 millones de pesos. El costo final sería de 164.000 millones de pesos.

Los problemas generados por algunas edificaciones aledañas y el retiro de redes del servicio público han ocasionado atrasos de 12 meses.

Después de la visita del IDU y de revelar que la obra no sería entregada en octubre, como se tenía estipulado, algunos vecinos del sector se mostraron inconformes. “No me sorprende que aún no se vaya a entregar, porque yo he seguido el desarrollo de la obra. Lo que sí me parece es que el plan de manejo de tráfico no ha sido el adecuado, pues la desviación que hicieron de la avenida 19 ha sido traumática para el barrio. Además de esto, no han sido diligentes con nosotros los que vivimos en el costado sur; hemos pedido de mil maneras que nos pavimenten el frente de nuestras viviendas, pero no lo han hecho y tenemos una cantidad de tierra que no han querido retirar”, aseguró Juan Camilo Patiño, vecino del sector.

Para Ximena Guzmán, trabajadora de la zona, esta obra no solo ha afectado a los residentes, también a los dueños de propiedades aledañas. “En el edificio Platino, muchas personas han entregado las oficinas en arriendo por las incomodidades que la construcción genera”, dicen.

Los tropiezos

Esta es la tercera vez que la entrega de la obra se aplaza. La primera vez, el consorcio AIA-Concay, encargado de la construcción, dijo que la entregaría en junio del 2014, pero en julio de ese año se dijo que estaría para junio del 2015.
“Es una obra compleja con tres hitos importantes: los componentes de redes, un proceso de suspensión de la línea férrea con la ANI y la construcción de los dos deprimidos; procesos complejos que nos impiden dar una fecha exacta de entrega”, afirmó William Camargo, director del IDU.

Por otro lado, Santiago Rivadeneira, ingeniero de la obra, aseguró que no contaban con los inconvenientes generados por un tanque de agua subterráneo frente a una edificación cercana a la construcción que impedía avanzar en los trabajos. “El edificio tenía un tanque de agua metido en espacio público, eso es tema de un proceso jurídico que se está adelantando en este momento, pero desde el punto de vista del proyecto ya se resolvió”.

¿En qué va la obra?

Después de 29 meses de trabajos, han iniciado la mayoría de las excavaciones, ya han instalado 14 kilómetros de tablaestaca (muros metálicos que soportan los deprimidos), han avanzado en el traslado de las redes finales y en el desvío de la red matriz del acueducto de Tibitoc.

Así, falta el 36 por ciento de ejecución del total de la construcción. El contrato, que está a cargo del Consorcio AIA-Concay con la interventoría del consorcio Gómez Cajiao-Joyco, se encuentra vigente a pesar de las demoras.

CAROLINA MORALES
Redacción EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.